tras la muerte de gonzalo basurto

“Alonso presiona para que nuestros hijos corran en el circuito donde murió un niño”

Las familias de decenas de 'niños piloto' inscritos al campeonato de España de karts estallan contra Alonso y la RFEA por "no asumir que el circuito es muy peligroso"

Foto: Trazado del circuito Fernando Alonso de Karts
Trazado del circuito Fernando Alonso de Karts

“El entorno de Fernando Alonso está presionando para que nuestros hijos corran en su circuito este fin de semana. Es un trazado muy peligroso que se niegan a reformar, en el que murió un niño de diez años el 23 de abril y donde hubo otro accidente el sábado pasado”. La denuncia la formula el padre de uno de los 'niños piloto' que compite en el campeonato de España. Y la comparten decenas de familias en grupos de whatsapp y cadenas de correos electrónicos donde la indignación no para de crecer.

De los 160 corredores inscritos en las diferentes categorías del campeonato de España de karting, alrededor de la mitad han comunicado que se niegan a participar y que no correrán este fin de semana en Asturias. Muchos no quieren competir precisamente porque la prueba tiene lugar en el circuito Fernando Alonso, construido con dinero público y gestionado por una fundación presidida por el padre de la estrella de la Fórmula 1. El mismo lugar en el que murió el niño Gonzalo Basurto.

Enseguida entendimos que era una pista peligrosa y algunos no quisimos que siguieran entrenando allí

Basurto perdió la vida en una "curva maldita", dicen, un trazado que muchos pilotos -y sus padres- llevaban tiempo denunciado por escrito a la Federación Española de Automovilismo (RFEA) al considerar que es “muy peligroso” en varios puntos. Especialmente en tres: un muro de cemento al final de una recta, una curva de 90 grados que imita a la desaparecida curva del Jarama y una ‘chicane’ inspirada en un antiguo tramo de Monza que también fue reformado en su día por las quejas de los pilotos.

El circuito quedó inaugurado en junio de 2015. "Cuando fuimos a probarlo y vimos los botes que daban los niños y los pianos -bordillos de plástico- que habían colocado, entendimos que era muy peligroso y algunos no quisimos que siguieran entrenando allí”, recuerdan. Tras el accidente mortal, las quejas se cargaron de razón y dos decenas de pilotos y sus familias volvieron a firmar una carta en la que se pedía que la RFEA escogiese otra pista donde celebrar la siguiente carrera, al menos hasta que se modifiquen los tres tramos críticos.

Uno de los emails enviados por las familias a la RFEA alertando de que la pista es arriesgada
Uno de los emails enviados por las familias a la RFEA alertando de que la pista es arriesgada

Consultados por este diario, los representantes de Alonso aseguran que el circuito está homologado por la CIK -adscrita a la FIA-, organización que se encargó de revisar el trazado y que incluso permite que acoja el Campeonato de Europa de karting. “Las quejas son la opinión entendible de unos padres en un momento muy duro, pero que el circuito es seguro no es un tema a debate. El trazado no tuvo nada que ver en el accidente. La Fundación de Fernando Alonso no tiene ánimo de lucro y lo único que hemos querido siempre es que se aclarasen cuanto antes las circunstancias de un accidente que nos ha dejado en estado de shock. En el karting hay accidentes y no se puede culpar a la pista. Si hay riesgo es porque este es un deporte arriesgado”, expresan.

Cambio de opinión

En un primer momento, la RFEA escuchó las quejas de los familiares, optó por aplazar la competición y ordenó una investigación de lo ocurrido. Pero no habían transcurrido aún 48 horas del entierro cuando decidieron cerrar las pesquisas, dando carpetazo a la polémica con un comunicado de medio folio en el que se concluye que el accidente fue “fortuito”, se exonera al circuito de cualquier culpabilidad y se da luz verde a la competición.

Las conclusiones del breve documento también han generado indignación. Los padres subrayan que se incumplió la normativa de la Federación Internacional de Automovilismo que obliga investigar a fondo cualquier circuito homologado en el que se haya producido un accidente con hospitalización. “No se tomó declaración a todos los testigos, no estudió el kart accidentado, ni la telemetría. Ni siquiera han esperado a recibir el casco y el protector cervical del niño”, dicen. Además, dudan de la versión del informe, según la cual el kart de Basurto no tocó los pianos de la pista antes de volcar. "Todavía no han enseñado ese presunto informe a nadie".

El presidente de la RFEA, Manuel Aviñó, asegura que "se trata de un documento muy riguroso, pero es privado y no se puede hacer público. Te puedo asegurar que no se ha hecho con la presión de nadie. Se elaboró al detalle durante cuatro o cinco días. No hay pruebas gráficas del accidente y se recoge lo que dicen los escasos testigos presenciales". También subraya que nunca se ha sentido presionado por Alonso y que la mayoría de los pilotos que han decidido no acudir a las pruebas se inscribieron antes del accidente.

Los padres aseguran que los 'pianos' (ver foto) no están permitidos por la normativa
Los padres aseguran que los 'pianos' (ver foto) no están permitidos por la normativa

Según el padre de otro corredor, desde la RFEA “cambiaron de actitud después de que Alonso ejerciese presiones”. En el funeral, recuerdan, aparecieron dos abogados y un representante del piloto y tuvieron una larga conversación con Aviñó. “Alonso en persona se comunicó por whatsapp para preocuparse por el tema y que la pista no se cerrase, prometiendo que haría una fundación y un acto en memoria de Basurto y que invitaría a (Sebastian) Vettel”.

Las presuntas presiones de Alonso y el comportamiento de la RFEA han acabado por indignar a la propia familia del niño fallecido. Su padre no quiso culpabilizar a nadie tras el suceso pero ahora se siente “incómodo y manipulado”, según fuentes de su entorno. Tanto es así que pidió que la federación enviase este comunicado en nombre de la familia para dejar claro que “no autorizará la utilización del nombre de Gonzalo Basurto en ningún homenaje”, así como tampoco “ninguna acción vinculada con el mundo del karting” a nombre de su hijo fallecido.

El clima terminó de enrarecerse una semana después del accidente mortal, cuando se llevó a cabo un entrenamiento en el circuito Fernando Alonso en el que otro joven piloto, esta vez de la escudería FA Racing Spain, volcó su kart en un incidente parecido al de Basurto, en otra de las polémicas 'chicane'. Por suerte, salió con heridas leves. Según Aviñó, "en todas las carreras hay vuelcos de algún tipo, es algo habitual, eso no quiere decir que la pista sea insegura".

Los padres, que han elevado las quejas a la federación, aseguran que no van a dejar de presionar hasta que la pista se reforme o se saque del campeonato. “Es muy duro para todos ver los mensajes por Twitter de Alonso animando a seguir adelante, corriendo allí como si no ocurriese nada”, concluyen.

Fórmula 1

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
35 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios