documental sobre el movimiento femenino

Las mujeres españolas toman las calles

Un documental analiza los movimientos sociales surgidos después del 15M desde la óptica de la mujer

Foto: Neoliberales: rescatan banqueros y hunden al pueblo, Javi Larrauri
"Neoliberales: rescatan banqueros y hunden al pueblo", Javi Larrauri

Una imagen se quedó grabada en la imagen del director de documentales Javier Larrauri. Una mujer que ponía su cuerpo como muro para evitar el desahucio de una familia. Pocos minutos después las fuerzas de seguridad arrastraban su cuerpo por el suelo para seguir con su misión.

La solidaridad de Violeta conectó con el autor, que decidió plasmar la escena en un cuadro. Pero la imagen no desaparecía, y fue creciendo hasta convertirse en un documental que hoy podrá verse en la Cineteca de Madrid. Tomaremos las calles habla de la España actual. De todas las movilizaciones que se han visto en los últimos años para clamar contra una situación injusta a las que nos han empujado los políticos, pero lo hace desde el punto de vista de la mujer. Sólo de la mujer.

El movimiento del 15M, con el que el director estaba vinculado, fue el otro motor que hizo que Larrauri creara esta obra que se completa con una exposición de las pinturas que han surgido durante todo el año que ha ido escuchando los testimonios de las activistas. Su proyecto fue creciendo tanto que el mismo director tuvo que poner freno al ver la cantidad de material que había grabado.

Al elegir el punto de vista de las mujeres el realizador quería combatir contra una injusticia histórica: “Quiero luchar contra la invisibilidad a la que hemos sometido los hombres a las mujeres a lo largo de la historia. Darles el protagonismo y no quitárselo como hemos hecho tantas otras veces. De ahí surgió la idea de hacer un trabajo más colectivo para mostrar la lucha de las mujeres a través de movimientos ciudadanos que estuvieran al margen de los partidos políticos, de los sindicatos y de las instituciones”, cuenta Javier Larrauri a El Confidencial.

Olvidar a las mujeres sigue siendo algo actual, ya que el realizador se percató de que en todos los documentales que han surgido sobre el 15M la presencia de hombres era abrumadora, la mujer casi nunca tenía voz, y él quería solucionarlo. Quería darles esa voz, y que fuera lo más amplia posible. Jóvenes, ancianas, españolas, inmigrantes, heterosexuales, lesbianas… todas ellas son escuchadas en el documental.

Quiero luchar contra la invisibilidad a la que hemos sometido los hombres a las mujeres a lo largo de la historia. Darles el protagonismo y no quitárselo como hemos hecho tantas otras vecesSus testimonios como activistas son los que guían al espectador en una película que habla de cómo esa acampada en la Puerta del Sol generó algo mucho más grande cuyas consecuencias llegan hasta nuestros días. Plataforma contra los desahucios, yayoflautas, mujeres mineras, mareas blancas, verdes… decenas de acciones que tienen como origen el 15M. Un movimiento que ha cambiado la sociedad.

“Ha habido una toma de conciencia de la sociedad, que antes no se planteaba ciertas cosas. Ha hecho que la sociedad se politice, que se mire con lupa lo que hacen los políticos, lo que se hace con lo público, que ya no nos conformemos con cualquier cosa. Que la gente despierte a cierto aletargamiento”, explica Larrauri. El realizador cree que la gente no puede cruzarse de brazos y aguantar todo lo que el sistema político decida: “Hay que tomar conciencia de la importancia que tiene que seamos ciudadanos activos y comprometidos y que luchemos por convertir el mundo en algo más justo y más libre”.

Mujeres cañeras

Los testimonios de Tomaremos las calles lo tienen claro: “Las más cañeras en este país dormido somos las mujeres”, dicen en un momento del documental, mientras que otra voz asegura que la derecha y el sistema capitalista teme más a la mujer que al hombre porque no paran cuando luchan y porque educan a otra gente. Muchas denuncian políticas como la Ley del Aborto, que está haciendo que su situación se parezca a la de los años 60.

La revolución vendrá dada la mano con el feminismo, aseguran. “Si algún día hay una revolución que pretenda transformar la sociedad en algo más justo y solidario, es evidente que una de las mayores injusticias es que la mitad de la población hayamos tenido sometida a la otra mitad. El feminismo por ello debe ser una de las raíces, vertebradora de cualquier proceso revolucionario o transformador”, puntualiza Javier Larrauri.

Escrache a la diputada del Partido Popular Mari Luz Bajo Prieto. 4 abril 2013. (Javier Larrauri)
Escrache a la diputada del Partido Popular Mari Luz Bajo Prieto. 4 abril 2013. (Javier Larrauri)

Para ello el documental lanza un grito por acabar con la categoría tradicional de mujer, que deja fuera a todas aquellas que no entran dentro del patrón tradicional.

Tomaremos las calles, y su director, inciden en que el 15M no pertenece a ningún partido político, pero eso no quiere decir que no esté politizado. “El movimiento es apartidista, pero está politizado, porque tiene un componente político muy importante. Pero hay muchas formas de hacer política. La gente que para los desahucios también está haciendo política”, analiza.

El director reconoce que, posteriormente, un partido como Podemos ha sabido recoger parte del espíritu del 15M y que este ha influido en que hayan surgido otras opciones que rompan con el bipartidismo tradicional, aunque remarca que ambas “son cosas distintas y no hay que confundirlas, el 15 M no se ha convertido en un partido”.

Cine
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios