a partir del 16 de marzo

Coronado regresa al teatro para exorcizar los fantasmas del nazismo

El actor protagoniza 'Ushuaia', la nueva obra de Alberto Conejero. Un 'thriller' intimista, épico y de viajes que dirige en el Teatro Español Julián Fuentes Reta

Foto: Coronado junto a sus compañeros de reparto, Alberto Conejero y Julián Fuentes Reta (Efe)
Coronado junto a sus compañeros de reparto, Alberto Conejero y Julián Fuentes Reta (Efe)

"Fin del mundo, principio de todo". Frente a este cartel, la inmensidad. El mar, el cabo de Hornos, el vacío y el silencio. Ushuaia, la ciudad más austral del mundo y poseedora de la peor cárcel del planeta, como la tierra del 'resert'. Del olvido y el inicio. Del exorcismo del pasado y la redención. Así fue durante muchos años cuando tras la II Guerra Mundial los criminales más buscados del mundo acababan escondidos en esta ciudad de la Patagonia.

Hasta allí ha llevado Alberto Conejero, laureado autor de 'La piedra oscura' (Max 2016 a mejor espectáculo, dirección y autoría), su nueva obra que toma prestado el nombre de esta localidad argentina y supone la vuelta al teatro de José Coronado. "Estoy absolutamente feliz de volver a mi casa una vez más", afirma el actor que interpreta en el Teatro Español (del 16 de marzo al 16 de abril) a Mateo, un misterioso hombre que busca liberarse de los fantasmas de un pasado marcado por la violencia y el desgarro en esta tierra invisible en la que "la Historia es el reverso de los uniformes de los militares", bajo las órdenes de Julián Fuentes Reta (director de 'Cuando deje de llover', Max 2015 a mejor dirección y espectáculo).

"Da igual donde estés. No puedes huir de ti mismo", escribe Conejero y ahí reside el meollo de este montaje. Ushuaia no es un lugar físico únicamente sino una metáfora de la prisión interna que enjaula a Mateo y que un día empieza a emanar gracias a la llegada de Nina, otra enigmática joven que se encarga de ayudarle ante su avanzada ceguera. En el trasfondo de este 'thriller' intimista, que bebe a su vez de la literatura de viajes de Conrad, London o Meleville, la historia de los judíos sefardíes de Salónica que fueron deportados a los campos de exterminio y aniquilados por los nazis. Por eso, añade, "Ushuaia es un estado del alma".

¿Cuánto dura la culpa?

Alberto Conejero escribe y Julián Fuentes Reta dirige 'Ushuaia' en el Teatro Español (Javier Naval)
Alberto Conejero escribe y Julián Fuentes Reta dirige 'Ushuaia' en el Teatro Español (Javier Naval)

"La obra nace de una pregunta para la que no tengo respuesta: ¿cuánto dura la culpa? Es una obsesión mía como dramaturgo", explica Conejero. "El espectador va a hacer un viaje muy lejos, en cuanto que se va a ir a un escenario con algo de épica como es la II Guerra Mundial y Ushuaia, y muy adentro, porque es una obra con capas más externas de thriller y espías pero también de capas más internas referentes a los misterios de la existencia humana".

Esos fantasmas son, en definitiva, los que se adueñan de 'Ushuaia'. Tanto los personales, que llevan en su mochilas los protagonistas, como los del siglo XX que nos persiguen en este XXI. De este modo, frente al intimismo y la concreción histórica y espacial de 'La piedra oscura', este texto —ganador del Premio Ricardo López de Aranda 2013— se convierte en una obra que tira de épica y viaje inesperado para subrayar la importancia de la memoria y la comunicación. Esos demonios, reflexiona el autor en conversación con El Confidencial, "solo podemos exorcizarlos en otro ser humano. En ese sentido, esta obra tiene una visión muy humanista. Hay algo no de eutanásico, pero sí un final consolador, que también estaba en 'La piedra oscura'. Es esa necesidad de confesión".

José Coronado vuelve al teatro con 'Ushuaia' (Javier Naval)
José Coronado vuelve al teatro con 'Ushuaia' (Javier Naval)

Por otro lado, los fantasmas de Mateo también son los de la historia de la humanidad: años y años de guerras, persecuciones, dictaduras y exterminios vergonzantes que, indefectiblemente, marcan a las generaciones venideras. "Escogí el nazismo por su capacidad para apelar a toda la historia", afirma Conejero, que destaca, además, la actualidad de este mensaje. "Vivimos un momento donde las tinieblas toman fuerzas, el miedo al otro, el ascenso de los totalitarismos y es necesaria la memoria y la vigilancia. Recordad para vigilar. Yo hago el teatro que me apela como ciudadano del siglo XXI y acudo al pasado por lo que sabe de mi futuro. Es otra idea que me obsesiona: el pasado como anticipador del futuro".

Junto a Coronado, Ángela Villar, Olivia Delcán y Daniel Jumillas completan el reparto de esta historia de muñecas rusas donde se confunden y encajan identidades, deseos, realidad e imaginación, pasado y presente y víctimas y verdugos que conforman Mateo, Nina, Rosa y Mattahaüs. Y los dos papeles femeninos son otra de las piedras angulares de 'Ushuaia'. El dramaturgo destaca que "quería hablar del papel de la mujer en la historia y tener una perspectiva de género fuerte". De este modo, presenta el horror que sufren las féminas en la guerra, donde ven convertido "su cuerpo en campo de batalla y motín", y, a su vez, ambas son las valedoras, impulsoras y los caracteres fuertes de la trama. De hecho, el papel de Rosa se inspira en Roza Eskenazi, una cantante judía griega que tuvo una relación con un oficial nazi cuando Grecia fue ocupada por el ejército alemán mientras a la par colaboraba con la resistencia local.

El papel que buscó Coronado

'Ushuaia', de Alberto Conejero (Javier Naval)
'Ushuaia', de Alberto Conejero (Javier Naval)

"Es una obra de aventuras, donde hay un entramado de raíces y un bosque helado. Alberto lleva este texto lleno de capas a esa literatura de viajes, la transforma y la hace suya para contar que en los confines remotos es donde las verdades afloran", opina Fuentes Reta. "Julián está haciendo un teatro absolutamente vanguardista", añadió Coronado. El actor regresa al teatro tras seis años sin pisar las tablas desde que hiciera 'Oleanna', de David Mamet y dirigida por Manuel de Benito, también en el Español porque, señala, siempre que puede vuelve porque "es la fuente de la que un actor tiene que beber".

Coronado además confesó que Mateo no le llegó por azar sino que fue él quién buscó a este personaje. La obra llegó a sus manos "y les convencí para que me dejaran hacerlo", aseguró. "No solo me convencía el personaje, sino que admiro la obra de Alberto desde que vi 'La piedra oscura', y creo que esta la supera en belleza y complejidad. Además, hay una dosis de onirismo que te pone la piel de gallina y lágrimas en los ojos", garantiza el actor. Conejero, que tenía en la mente un hombre mayor para el papel de Mateo, reescribió la obra entonces y todo cuadró. "Tenía que ser él", dice el dramaturgo.

Cultura

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios