ayúdale a superarlo

Cómo hablar con tus hijos acerca de los atentados terroristas

El buen estado de ánimo de los más pequeños es imprescindible para que sus emociones y pensamientos sean positivos. Te contamos lo que debes hacer para ayudarles

Foto: Consuela a tu hijo. (iStock)
Consuela a tu hijo. (iStock)

"Esto es solo el principio" era el mensaje difundido por el terrorista encapuchado que se atribuyó el atentado de Manchester en el que han muerto 22 personas y 119 heridos. Europa se ha convertido en un objetivo preferente de los atentados del Estado Islámico. Madrid, Londres, París, Bruselas, Estocolmo, Niza, Berlín o Londres han sido azotadas en estos últimos años por las garras de los distintos grupos terroristas islámicos.

Tratad el tema con naturalidad. (iStock)
Tratad el tema con naturalidad. (iStock)

La Unión Europea se encuentra en alerta máxima desde hace dos años ante el riesgo de estos ataques que han dejado al descubierto los errores de seguridad y falta de coordinación entre los países miembros. Sin embargo, el continente europeo no ha sido el más afectado por este mal: Irak, Afganistán, Siria, Somalia, Nigeria, Pakistán y Egipto son los países en los que se han concentrado el 57% de estos ataques y donde están el 82% de las víctimas mortales.

Debes explicarles que la apariencia o las creencias religiosas de alguien no los convierten en un terrorista

Aun así está claro que la cercanía te hace sentir con más miedo o más preocupación que si ocurre en un país lejano. Es normal, no tienes por qué avergonzarte. Explicar los riesgos a tus hijos o en general a los más jóvenes es todo un reto ya que muchos padres tratan de evitar asustarlos y no se aseguran de que estén bien informados por miedo a traumatizarlos.

Según la psiquiatra infantil del King College de Londres Andrea Danese, "los niños pueden responder a estos actos con síntomas emocionales, conductuales y físicos. No es es raro que los niños se vuelvan temerosos, pegajosos o nerviosos, preocupados porque pueda pasar otra vez y que la tragedia les persiga para siempre, mientras su carácter cambia fácilmente y se convierten en niños apagados, poco cariñosos y desprendidos del núcleo familiar con dolores de cabeza y de estómago". Seguir estos consejos para hablar con ellos cuando hay un acontecimiento de este calibre es muy importante:

Escuchar con atención

Los niños están expuestos a las noticias de muchas maneras diferentes, el cómo y dónde lo ven pueden llevarles a preocuparse demasiado. Una conversación con ellos puede ayudar muchísimo. Pon mucha atención a lo que tengan que decir. Si está preocupado asegúrate de escuchar sin juzgar y no rechaces sus inquietudes.

Los padres tienen la clave para ayudar a que sus pequeños recuperen el sentido del control de sus vidas

"No debes forzarlos a hablar sobre ello si no quieren. Pero debéis estar abiertos y apoyarlos si hacen preguntas o quieren saber más sobre el tema. Los padres deben proporcionar información o respuestas honestas y precisas para ayudar a sus hijos a dar sentido a lo sucedido y aclarar malentendidos. Puedes explicarles que es normal estar tristes y molestos después de tales terribles acontecimientos", comenta la psiquiatra.

Tranquilizar y consolar

En vez de lanzarte a una complicada y alarmante explicación sobre el asunto, tranquilízalo y convéncelo de que ya está seguro, que todo ha terminado y que no viva con miedo. La doctora Danese también aconseja disuadir a los niños de volver a ver vídeos relacionados con el terrorismo en las noticias o medios de comunicación para volver a la rutina y seguir con sus vidas lo antes posible. "Los padres tienen la clave para ayudar a que sus pequeños recuperen el sentido del control de sus vidas. Es importante mantener las rutinas y actividades diarias para la reducir la sensación de pérdida y la imprevisibilidad", comenta Danese.

Busque señales de intimidación

Algunos niños pueden sentirse atacados por su religión o apariencia por lo que estar atento a si se siente avergonzado o miedoso es muy importante. Asegúrate de que ellos sienten que no tienen nada que ver con lo que ha ocurrido y que siempre pueden hablar contigo. Si por el contrario crees que es tu hijo el que está intimidando a otro por su fe o vestimenta, debes explicarle con calma que es un comportamiento inaceptable y que la apariencia o las creencias de alguien no los convierte en un terrorista. Además se debe alertar a la escuela si crees que es un problema grave.

Tranquilízalo y convéncelo de que ya está seguro, que todo ha terminado y que no hay que vivir con miedo

Encuentra apoyo

"Los padres deben hablar con el médico de cabecera si los síntomas limitan lo que los niños pueden hacer en su vida diaria, como por ejemplo no querer salir a la calle. Debes asegurarte de que no vivan con miedo y su cabeza no de vueltas al tema. No te olvides de ti mismo y de tu bienestar, lo que tu actitud refleje marcará el pensamiento de tus hijos. Busca ayuda profesional si es necesario, un psicólogo infantil que le ayude a recuperarse de todo esto.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios