DESCUBRIMIENTO DEL MUSEO DE SAN DIEGO

Los primeros pobladores de América llegaron por tierra hace 130.000 años

Los primeros habitantes del 'Nuevo Mundo' son muy anteriores a las fechas que manejaba la ciencia, llegando hasta el continente desde un puente natural desde Asia

Foto: Imagen del yacimiento donde se produjo el descubrimiento. (Museo de Historia Natural de San Diego)
Imagen del yacimiento donde se produjo el descubrimiento. (Museo de Historia Natural de San Diego)

El Museo de Historia Natural de San Diego ha hecho un hallazgo que podría cambiar la historia de Estados Unidos: ¿y si el primer humano que habitó sus tierras llegó 115.000 años antes de lo que se creía? Un estudio realizado por el equipo del científico Thomas Deméré ha descubierto evidencias en unos fósiles encontrados en un yacimiento de San Diego de que el ser humano vivió allí hace 130.000 años, un hecho que cambiaría la historia tal y como la conocemos.

Este descubrimiento, publicado en la revista 'Nature', determina que el ser humano tuvo participación directa en la muerte y posterior uso para comida de la carne de uno de animales fosilizados hallados. Se trata de un mastodonte y una serie de herramientas encontradas en el año 1992 en un yacimiento arqueológico del Pleistoceno tardío, pero han hecho falta más de 25 años para apoyarse en las nuevas técnicas que han determinado la 'edad' real del suceso.

La teoría que avalan los arqueólogos más prestigiosos señalaría que los humanos llegaron a Estados Unidos procedentes de Asia, utilizando un puente natural de tierra que conectaba con Alaska. Esta habría sido la vía utilizada por estos humanos para llegar a San Diego, pues las pruebas determinan que sólo se habría podido realizar el viaje en barco hace 15.000 años, una fecha muy lejana a la que desprenden los nuevos datos obtenidos.

Los investigadores han comprobado que el animal (mammut americanum) tenía varias heridas producidas por el ser humano. Así, se hallaron restos de molares con señales de impactos, así como varias fracturas en los huesos. Precisamente estos últimos son los que dieron la clave, pues algunos fragmentos de huesos presentaban heridas en forma de espiral, señal de que fueron partidos con objetos pesados cuando aún estaban frescos.

Fracturas practicadas por el ser humano

Una vez descubiertos las fracturas, se procedió a analizar las herramientas, cinco grandes martillos y un par de yunques, donde efectivamente quedó patente que habían sido utilizadas para golpear al animal. Sin embargo, y aunque en ningún momento se han encontrado los restos del ser humano -que habría continuado con su camino-, a partir de aquí la asociación es clara: si se utilizaron herramientas con el animal, sólo un humano habría sido capaz de hacerlo.

"Cuando descubrimos este lugar por primera vez, encontramos numerosas evidencias físicas que situaban a humanos junto a megafauna extinta de la Edad de Hielo. Desde entonces, los avances tecnológicos nos han permitido confirmar con más certeza que los primeros humanos llegaron aquí antes de lo que creíamos", explica Deméré. Las técnicas de uranio-torio fijan su antigüedad en 130.000 años, con un margen de error de 9.400 años arriba o abajo.

Precisamente, la falta de resto fósiles humanos en la zona es la que ha provocado que muchos otros científicos hayan puesto en cuarentena el descubrimiento, al entender que si no existe una prueba real de la presencia humana en modo de resto óseo, no se puede determinar esta concatenación de situaciones.

Imagen de la incisión hallada en el hueso de mastodonte. (Museo de Historia Natural de San Diego)
Imagen de la incisión hallada en el hueso de mastodonte. (Museo de Historia Natural de San Diego)

"Esto cambia nuestro conocimiento"

Hasta la fecha, los primeros vestigios de presencia humana en Norteamérica se remontaban a hace 15.000 años, mientras que el descubrimiento del 'Nuevo Mundo' por parte de Colón está fechado hace un par de siglos. Pero estos nuevos datos confirman que ambos hechos se produjeron mucho antes de lo que hasta ahora estaba establecido por la ciencia. Eso sí, el análisis no pudo determinar si se trata de Homo Sapiens, Homo Erectus, Neardentales u Homínidos de Denísova.

"Este descubrimiento está cambiando nuestro conocimiento sobre cuándo llegaron los humanos al Nuevo Mundo. Las pruebas halladas en este yacimiento indican que alguna especie de homínidos ya vivía en Norteamérica 115.000 años antes de lo que se pensaba", destaca en un comunicado Judy Gradwohl, presidenta y consejera delegada del Museo. Un descubrimiento que puede servir para cambiar la historia del continente americano.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios