excitante y 'rompedora'

La postura sexual muy frecuente que es peligrosa para tu pene

Casi todos hemos oído hablar de ese chasquido seguido de un dolor intenso que sorprende a algunos hombres en mitad del coito. Cuidado especialmente con esta posición

Foto: ¡Oooops...! (iStock)
¡Oooops...! (iStock)

No es una leyenda urbana: aunque no tiene hueso, el pene puede sufrir algo que también llamamos 'fractura', y la causa más habitual es una relación sexual especialmente brusca.

Solo le sucede a uno de cada 100.000 hombres. Pero, además del interés añadido que despierta todo lo relacionado con la alcoba, es importante conocer cómo prevenir esta situación porque cuando se da es, según dicen, de las más dolorosas que se pueden vivir, y puede tener secuelas serias y duraderas. Si has llegado a este texto buscando desesperadamente una solución para evitar ir al hospital y confesar el problema, deja de leer. Muchos hombres dudan unas horas antes de buscar atención médica y es una pésima idea.

La lesión puede causar deformidades permanentes, curvaturas, disfunción eréctil o dolor durante el sexo durante años

Si solo tienes curiosidad o un miedo cerval que no entiende de estadísticas, quédate. Relájate, respira hondo y déjate informar. Eso sí, quizá es mejor que no te tumbes: la postura de la amazona es la culpable de la mayoría de 'roturas de pene' durante el sexo.

Espaguetis sin cocer

La fractura de pene es una lesión que provoca la rotura de la túnica albugínea, una envoltura fibrosa de los cuerpos cavernosos del pene. Normalmente es flexible, gracias a su pequeño porcentaje de elastina y al colágeno, pero durante la erección, en palabras de Rocío Sierra, uróloga en el Hospital Reina Sofía de Tudela, "se produce una relajación del músculo liso de la pared del tejido vascular llenándose el pene de sangre y el sistema de drenaje venoso se comprime entre la túnica albugínea y la fascia de Buck".

O como metafórica y más sencillamente explica la revista 'Men's Health', el tacto esponjoso habitual, de espagueti aldente, se convierte en rigidez de 'espaguetis sin cocer'. Y ya se sabe lo que pasa cuando intentas doblar uno antes de tiempo...

El temido sonido, como de hueso rompiéndose, sucede entre el 30 y el 50% de los casos en relaciones sexuales muy intensas. Cuando sucede, además del sonido, puede causar deformidades permanentes, curvatura en la erección, disfunción eréctil o dolor durante el sexo durante años.

Suele ser reconocible cuando hay rotura, por la hinchazón (en longitud y grosor), el fin inmediato de la erección y el cambio de color (se oscurece y adquiere un tono cereza o amoratado). Ante la duda, lo dicho: no te arriesgues y acude de urgencias. Una intervención rápida es vital para evitar males mayores.

(iStock)
(iStock)

En ocasiones la fractura puede acompañarse de rotura de la uretra, lo cual suele implicar sangre en la uretra, dificultad al sondar o al orinar.

La estadística confeccionada por la Escuela Médica de la Universidad Estatal de Campinas, en Brasil, con los hombres que fueron atendidos por este problema, reveló que la postura en la que más sucede es la de la mujer encima y de cara al hombre, una de las más comunes. La segunda peor, pero a mucha distancia, es la del 'perrito', con el hombre penetrando vaginalmente desde detrás y la mujer a gatas de espaldas a él.

Los datos se extrajeron de la experiencia de 44 hombres que habían sufrido fractura peneana. Si podemos generalizar a partir de esta pequeña muestra, es más probable que pase en relaciones heterosexuales (28 casos) que en las homosexuales (4), y es sorprendentemente habitual que suceda durante la masturbación (6). ¿Aún tienes prejuicios contra el sexo entre hombres relacionados con la salud? A efectos de esta lesión grave, es más arriesgado el sexo en solitario.

La mitad de estos 44 varones sufrieron la fractura con la mujer encima, en la postura de la amazona. Una de las causas es, probablemente, que, a diferencia de otras posiciones, este tipo de penetración en mal ángulo no provoca apenas molestia en la mujer, con lo que él puede continuar sin darse cuenta del riesgo. Lo que suele suceder es que el pene se desliza fuera de la vagina y golpea con fuerza su exterior, que es una zona especialmente dura y huesuda, para proteger los genitales femeninos.

La velocidad y la fuerza también son definitivas. No se trata de prohibirte movimientos, sino de tener cuidado

Parece que la postura clásica por excelencia, la del 'misionero', con el hombre encima, es la más segura.

No todas las víctimas de este problema estaban haciendo algo tan agradable. En un caso del que informa 'BBC' un hombre se cayó de la cama mientras tenía una erección nocturna (un fenómeno no necesariamente relacionado con sueños ni ningún otro motivo de excitación sexual) y se golpeó con el mismo resultado.

Hay que tener en cuenta que esta es la postura más peligrosa de las habituales, no de todas. Lógicamente, cualquiera que suponga forzar al máximo el ángulo de curvatura (por ejemplo, la mujer sentada encima pero de espaldas al hombre, o de lado) es más peligrosa. Quizá las preferencias más extendidas de los hombres se deban sobre todo a esto, a una huida instintiva del dolor.

Cuidado con el ángulo y la fuerza... (iStock)
Cuidado con el ángulo y la fuerza... (iStock)

La velocidad y la fuerza también son definitivas. No se trata de prohibirte movimientos, sino de tener cuidado. No fuerces el miembro para acelerar el fin de una erección inconveniente, por ejemplo. No te masturbes de forma agresiva o con prisas. Manipúlalo con cierto cuidado y no sobreestimes su flexibilidad.

¿Y si pasa?

En cuanto notes el dolor y la pérdida repentina de la erección, debes aplicarte hielo (nunca directamente sobre la piel) y hacer que te vea un médico. El facultativo suele recetar analgésicos y antiinflamatorios, pero nos tememos que si la hinchazón y el hematoma son debidos a una fractura grave lo más probable es que necesites cirugía.

El diagnóstico tras ella, y si se ha actuado a tiempo, suele ser bueno, aunque la cicatriz en la zona requiere de cuidados especiales, claro.

No queremos preocuparte: insistimos en que es realmente difícil que pase. Si a ella le gusta 'montar', perfecto, pero lo dicho, con cuidadín.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios