Políticos ineficaces que hacen oídos sordos

"Estamos en el momento más crítico de la historia de la humanidad", afirma Hawking

La realidad política está superando a las élites. El científico aporta su opinión sobre el fenómeno y propone soluciones

Foto: Hawking envía un mensaje de advertencia. (Reuters)
Hawking envía un mensaje de advertencia. (Reuters)

El célebre físico teórico, cosmólogo y divulgador científico ha vuelto a hablar, y como siempre, su opinión es bienvenida. Lo ha hecho en un artículo publicado por el periódico británico 'The Guardian'. Sus declaraciones , sin embargo, se alejan de su tradicional campo de sabiduría, la ciencia, para centrarse en las preocupaciones derivadas del extraño rumbo que está tomando el mundo moderno.

Nadie se atreve a negar que el "sí" del Brexit en Gran Bretaña, la victoria de Trump en Estados Unidos y la catástrofe del referéndum en Italia suponen un giro de 180º en el terreno político, y son los síntomas de un cambio de proporciones colosales. Podemos echarnos las manos a la cabeza ante un futuro que se presenta como nada halagüeño, pero para Hawking: "Las preocupaciones que se subrayan con estos votos, acerca de las consecuencias económicas de la globalización y de la aceleración del cambio tecnológico, son perfectamente comprensibles".

Élites ineficientes

Una necesidad tan elemental para la subsistencia del ser humano como el empleo sería el detonante de este clamor: "Pensemos lo que pensemos acerca de la decisión del electorado británico de rechazar su pertenencia a la Unión Europea, y de los ciudadanos estadounidenses para elegir a Donald Trump como su nuevo presidente, no hay duda de que esto es un grito de ira que señala que las personas han sido abandonadas por sus líderes".

Clinton contra Trump, Cameron contra Farage, Renzi contra Grillo... El mundo se está polarizando entre el 'establishment' y el populismo y la partida la están ganando los segundos por goleada: "Vivimos en un mundo de creciente desigualdad financiera, donde muchas personas pueden ver desaparecer no solo su estatus social, sino la posibilidad de ganarse por completo la vida. No resulta extraño, por tanto, que se esté buscando un nuevo pacto, que es lo que Trump y el Brexit representan".

La inteligencia artificial puede propagar la destrucción del trabajo dentro de las clases medias

La crisis es, por consiguiente, fruto de la falta de confianza en las élites tradicionales. Hawking considera que él mismo no es una excepción, pues ante las consecuencias del Brexit vaticinó que el votante medio: "No me haría más caso que a otros dirigentes políticos, sindicalistas, artistas, científicos, hombres de negocios y celebridades que dieron el mismo consejo al resto del pais".

Avances no tan positivos

Como colaboradores del fenómeno, no podían faltar las nuevas tecnologías: "La automatización de las fábricas ha diezmado trabajos de manufactura tradicional, y la aparición de la inteligencia artificial puede propagar la destrucción del trabajo dentro de las clases medias".

Esa misma tecnología acabará acelerando, según Hawking, la creciente desigualdad económica, ya que Internet y otras plataformas hacen posible que pequeños grupos de individuos reciban enormes ganancias, mientras se generan pocos empleos.

Tenemos que ayudar a las personas a obtener habilidades para un nuevo mundo mientras las apoyamos financieramente para que lo consigan

Una destrucción, fruto del progreso, que es inevitable y que al mismo tiempo es más evidente que nunca: "Las vidas de las personas más ricas en los lugares más prósperos del mundo son dolorosamente visibles para cualquiera que, aunque sea pobre, disponga de un teléfono móvil".

Las consecuencias son las que ya conocemos: "Los campesinos pobres acudirán a las ciudades, a las barriadas, impulsados por la esperanza. Cuando encuentren que el nirvana de Instagram no está allí, lo buscarán en el extranjero, uniéndose a un número cada vez mayor de emigrantes económicos que buscarán una vida mejor. Estos emigrantes, a su vez, pondrán sobre la mesa nuevas demandas en forma de infraestructuras y soluciones económicas en los países a los que llegan, mermando la tolerancia y alimentando aún más el populismo político".

Arrimar el hombro

Hawking ha hecho su diagnósitico. ¿Están a tiempo las élites de evitar el avance? ¿Cómo tendrían que actuar? "Necesitamos romper desde dentro las barreras entre naciones, no construirlas. Si queremos dar una oportunidad a esto, los líderes del mundo necesitan reconocer que han fracasado y que han fallado a mucha gente. Con recursos cada vez más concentrados en las manos de unos pocos, vamos a tener que aprender a compartir mucho más en comparación a cómo lo estamos haciendo ahora".

¿Un discurso de izquierdas el de Hawking? Lo cierto es que el científico pide que no se deje a nadie de lado: "Habiendo desaparecido no solo trabajos, sino industrias enteras, tenemos que ayudar a las personas a obtener habilidades para un nuevo mundo, mientras las apoyamos financieramente para que lo consigan". Eso sí, los movimientos migratorios no parecen convencerle como solución: "Si las comunidades y las economías no pueden hacer frente a los actuales niveles de inmigración debemos hacer más para fomentar el desarrollo global, ya que es la única manera de persuadir a los millones de emigrantes para que busquen su futuro en casa".

Hawking aboga volver a confiar en las élites : "Podemos hacerlo, soy un optimista enorme por lo que respecta a mi especie; pero requerirá que las élites, de Londres a Harvard, de Cambridge a Hollywood, aprendan las lecciones del pasado para adquirir, sobre todo, una pizca de humildad".

Estamos en el momento más peligroso para el devenir de la humanidad. Hawking recuerda que poseemos la tecnología y los medios para destruir el planeta, pero no para escapar de él. Mejor, por tanto, que trabajemos todos juntos para protegerlo.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
11 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios