política empresarial

Así debería ser tu empresa para hacerte feliz

Horarios flexibles, trabajo desde casa y recompensas son sólo algunos de los elementos que podrían conseguir tu compromiso con la empresa donde trabajas

Foto: Que los empleados estén contentos en su trabajo es fundamental para que una empresa vaya bien
Que los empleados estén contentos en su trabajo es fundamental para que una empresa vaya bien

Horarios flexibles, trabajo desde casa y recompensas. Parece una utopía, pero estos tres conceptos pueden mezclarse en el mundo laboral. Es más, no sólo pueden, sino que “deben”. Así lo afirma Juan Luis Polo, fundador de la empresa Territorio Creativo (TC) y coautor –junto con su hermano Fernando– de ‘#Lidertarios’ (Gestión 2000).

Para estos emprendedores, la empresa no se entiende sin la felicidad de sus empleados, algo que se consigue trabajando la confianza propia: “He aprendido que lo que da la felicidad es la confianza en nosotros mismos, y en TC trabajamos para ayudar al equipo a ello y hacerles saber que cada uno de los trabajadores cuenta”, afirma Juan Luis.

Esta línea empresarial se opone a la tradicional estrategia del “jefe rígido e inaccesible”. En ‘#Lidertarios’, los Polo aseguran que el mayor obstáculo al que se enfrenta un directivo es su propia condición de “animal de costumbres”: “Somos animales de costumbres. Sobre todo en tiempos de crisis, elegimos lo conocido frente a lo desconocido.

Somos animales de costumbres. Elegimos lo conocido frente a lo desconocido

Esta inflexibilidad a la hora de llevar las riendas de un negocio resulta impensable para los autores del mencionado título. “Por propia experiencia, que una persona tenga las respuestas a todos los problemas en un mundo tan interconectado como el de ahora es imposible”, argumenta. De ahí la necesidad de que las empresas no respondan al modelo al uso que equipara a los jefes con la autoridad absoluta frente a la que no cabe réplica.

“Empleados primero, clientes después”

¿A quién no le gusta sentirse escuchado y atendido cuando, por ejemplo, llama a una compañía telefónica cuando tiene un problema? ¿Quién no se ha quejado alguna vez del trato poco eficaz recibido por el departamento de ‘Atención al cliente’? Según Juan Luis Polo, para que una empresa consiga clientes fieles es necesario trabajar primero con los empleados de la empresa.

Juan Luis Polo, coautor de '#Lidertarios' junto a su hermano Fernando. (Twitter)
Juan Luis Polo, coautor de '#Lidertarios' junto a su hermano Fernando. (Twitter)

"Empleados primero, clientes después” podría ser el resumen de una teoría que enfoca la responsabilidad de la satisfacción del cliente directamente sobre los empleados. Sería algo así como una “pescadilla que se muerde la cola”: el cliente está contento si el trabajador que le atiende se siente a gusto e involucrado en su empresa, ya que sentirá como propio el proyecto y hará todo lo posible para solucionar el problema al que se ha enfrentado. 

¿Cómo se consigue compromiso por parte de los trabajadores?

"Es imposible". Así de contundente se muestra Juan Luis Polo al ser preguntado sobre si es viable inocular compromiso en los trabajadores. “A diferencia de la orden directa establecida por el modelo jerárquico, el compromiso no se impone. Es más difícil de conseguir, pero cuando se consigue, es inviolable”, asegura.

Aunque parezca una tarea complicada, puede conseguirse siguiendo algunas pautas que tanto Fernando como Juan Luis Polo reflejan en ‘#Lidertarios’. Entre ellas, por ejemplo, llamar “Departamento de Cultura y Talento” al departamento de Recursos Humanos, hacer reuniones con todo el equipo o abrir con total transparencia datos de la empresa que suelen permanecer opacos al personal (como estrategia corporativa o datos económicos).

“El salario emocional es la mejor inversión”

Aunque a simple vista este modelo idílico tiña de rosa la visión laboral del mundo, Juan Luis se sincera diciendo que TC “no es una comuna hippy” y buscan objetivos económicos como cualquier otra empresa. Polo insiste en que una cosa no quita la otra: para alcanzar esos fines hace falta “sacar el máximo rendimiento a las personas, ponerlas en el centro haciéndolas partícipes e involucrándolas con el proyecto”.

El 'salario emocional' es la mejor inversión, según Polo (Corbis)
El 'salario emocional' es la mejor inversión, según Polo (Corbis)

Algunos ejemplos refuerzan la teoría de ‘#Lidertarios’, tal y como sucede en empresas como Rastreator, ING Direct, Ciberclick (que acaba de recibir el premio a la mejor empresa española para trabajar) o Dulcesol, donde la cosa cambia cuando detrás de las metas finales con forma de número aparece una sonrisa para dar los buenos días, unas risas entre compañeros o un agradecimiento por un trabajo bien hecho. En palabras del propio Juan Luis, “trabajar el salario emocional de las personas es la mejor inversión”.

Alma, Corazón, Vida
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios