Sigue esta sección:
¿LA CULPA ES DE ELLOS O ELLAS?

Por qué las mujeres disfrutan más del sexo cuando tienen novio

A la hora de la verdad ,el sexo esporádico no es igual de satisfactorio, al menos en lo que se refiere a la cantidad e intensidad de los orsgasmos
Foto: La implicación emocional es fundamental para disfrutar más del sexo. (Corbis)
La implicación emocional es fundamental para disfrutar más del sexo. (Corbis)

Un reciente estudio ha suscitado el interés de muchos medios estadounidenses, incluyendo menciones notables en The New York Times y en la televisión. La investigación señala que, según los estudios realizados por el biólogo Justin García de la Indiana University, las mujeres tienen menos orgasmos cuando se hallan en una relación sexual esporádica que cuando se encuentran en una relación estable. Los resultados coinciden con los que han señalado los últimos estudios en torno a este mismo tema, como los de la investigadora Paula England, una socióloga de la New York University.

England, que contó con miles de estudiantes de diferentes universidades, concluyó que sólo el 40% de las mujeres habían experimentado un orgasmo en la última relación sexual no significativa que habían tenido, mientras que el 75% sí lo había experimentado durante su último encuentro sexual con su pareja habitual. Todas estas publicaciones parecen sugerir que, a pesar de la visibilidad que se ha querido dar a los cambios en los hábitos sexuales de las mujeres jóvenes –que presuntamente aceptaban y tomaban la iniciativa en relaciones sexuales superficiales, fugaces y carentes de importancia–, a la hora de la verdad el sexo que estas jóvenes están experimentando no es igual de satisfactorio, al menos en lo que al orgasmo se refiere.

El análisis de estos temas resulta complicado porque ética, ciencia, biología y fuentes dudosas se entremezclan en una amalgama difícil de desentrañar. Pero, ¿cómo interpretan, en general, los biólogos y sociólogos los resultados de estas investigaciones?

¿Monógamas por naturaleza?

En gran medida, esta reflexión resulta complicada porque laten bajo la superficie matices morales o éticos, antropológicos e incluso literarios. A menudo se apela a la dificultad inherente en las mujeres para disfrutar verdaderamente del sexo sin compromiso, ajeno a la seguridad y la intimidad que conlleva la tradicional relación monógama. Se afirma, de hecho, que los sentimientos de seguridad y cercanía emocional son importantes para muchas mujeres a la hora de disfrutar de la excitación sexual y de experimentar un orgasmo.

Las mujeres disfrutan más del sexo cuando hay en él una implicación emocional y, en general, cuando hay intimidad y monogamia de por medio

Por otra parte, se alega también que el problema reside, no tanto en la naturaleza femenina, sino en el fracaso masculino a la hora de relacionarse con las mujeres con la estimulación psicológica que parece requerir el orgasmo. En efecto, según los datos, los hombres en los encuentros frívolos y esporádicos se centran menos en los preliminares, se preocupan menos por el orgasmo ajeno y son menos proclives a practicar sexo oral, al tiempo que menos comunicativos y atentos a las necesidades y preferencias de la mujer en cuestión.

¿Está el orgasmo sobrevalorado?

Un tercer argumento se refiere al hecho de que, quizás, si analizamos el asunto en profundidad, no haya en él problema alguno. Al fin y al cabo, el orgasmo no es la única ni la principal razón para establecer una relación sexual. Los investigadores David Buss y Cindy Meston, de la University of Texas, mostraron hace algunos años que las razones que llevan a querer practicar sexo eran muy variadas, y entre ellas se incluían la compasión, el aburrimiento o el deseo de venganza.

La necesidad humana de contacto y conexión no se reduce al orgasmo

En la misma línea, la investigadora Debby Herbenick sugería en una entrevista que aquellos que ven problemas en la falta de orgasmo pueden ser, ellos mismos, el problema. ¿Por qué presionar a la mujer por no llegar al orgasmo? ¿Y por qué culpar a los hombres de falta de habilidad? Según Hebernick, la necesidad humana de contacto y conexión no se reduce al orgasmo.

Búsqueda y prevención

A estas cuestiones sexuales se han aplicado en varias ocasiones dos teorías psicológicas que dividen la motivación humana en dos categorías: un comportamiento de aproximación y uno de evitación. Es decir, la motivación de los seres humanos tiene como objetivo la búsqueda de una consecuencia positiva o la anulación de un resultado negativo ("más vale prevenir que curar").

En este contexto, el sexo de aproximación buscaría un resultado positivo, como el placer físico o la intimidad con la pareja. El sexo de evitación, por el contrario, querría neutralizar conflictos en las relaciones o eliminar malos sentimientos como, por ejemplo, la culpa.

Es, así, interesante observar que los estudios de los últimos años muestran que los individuos que normalmente experimentan sexo de aproximación están más satisfechos y obtienen como consecuencia emociones positivas. En cambio, aquellos que –inconscientemente, en la mayoría de los casos– tienen un sexo de evitación experimentan una respuesta negativa, con emociones difíciles y conflictos no resueltos.

Parece, pues, que según los últimos estudios científicos, las mujeres disfrutan más del sexo cuando hay en él una implicación emocional y, en general, cuando hay intimidad y monogamia de por medio. Nada que no dijera la poesía antes, que no en vano escribió Francisco de Quevedo: "Polvo será, más polvo enamorado".

Alma, Corazón, Vida
Comparte en:
Sigue esta sección:

El redactor recomienda

#7
Compartir

Pues no veo demasiada relación entre el texto y el título del artículo...

Por qué las mujeres disfrutan más del sexo cuando tienen novio

 

Antes de leerlo, te presupones una de estas 2 posibilidades:

1) Que, cuando tienen novio, las mujeres disfrutan más -CON ÉL- que con cualquier otro amante que hubieran tenido antes... o simultanearan con él.

2) Que, cuando tienen novio, las mujeres disfrutan más -CON OTROS- (independientemente de lo mucho o poco que disfrutaran con él) que cuando aún no se hubieran estabilizado con ese novio.

 

No sé si se distingue la diferencia: con él vs con otros...

 

En el 1er caso, el descubrimiento del mejor amante (el novio) implica el deseo de conservarlo y mantenerlo en el tiempo... Lo que tendría toda su lógica.

En el 2º, la estabilidad y saciedad básica sexual que da un novio permitirían disfrutar y saborear mejor cualquier otra relación sexual con otros... sin el apremio que el "hambre" produciría... Lo que, en el ámbito matrimonial clásico tan a menudo encontramos en tantas y tantas parejas.

Normalmente, tanto en novios como en maridos, el 1er caso, con el tiempo, acaba convirtiéndose en esporádicos 2º casos... Casi siempre es sólo eso: cuestión de tiempo; por aburrimiento, fundamentalmente.

 

Creo que, ideologías moralizantes o religiosas aparte, la Ciencia hace ya tiempo que tiene claro que el ser humano (tanto ellas como ellos) ni de coña es monógamo: ni por naturaleza ni por sentimiento íntimo alguno.

 

No se han reflejado ninguna de estas 2 hipótesis en el artículo.

 

Mi descubrimiento ha sido el doble concepto de por aproximación y por evitación. No los conocía; pero parece claro que el sano es el primero. El segundo me ha recordado, inmediatamente, a esas frecuentes, cortas y esporádicas cópulas que mantienen los bonobos para evitar conflictos y eludir cualquier conato de violencia entre cualquiera de ellos (ja, ja, ja...).

Ampliar comentario
#6
Compartir

Yo ya hace tiempo que he dejado de enervarme con este tipo de artículos. En ellos se habla de doctos estudios, de

investigaciones, de tendencias sexuales, de orgasmos tántricos, de experiencias telúricas, y mucho más. Pero a mi modo de ver, todo ello es huero y tontería.  Porque, ¿quién no mandaría todas estas teorías al carajo y elegiría pasar, aunque fuera una sola  vez en su vida, una larga noche de amor con una persona intensamente deseada (y casi siempre inasequible, tal como esa vecina del piso, 5º,  felizmente casada, esa compañera del trabajo tan guapa y lista, esa prima segunda o tercera, que de niña era fea pero ahora con 25 años está de pecado) a comportarse como un vulgar y guapo Don Juan ligando con desconocidas por discotecas, cafeterías y eventos culturales? 

      Postulado confirmado con pruebas: Vale infinitamente más una noche de amor con una persona intensamente deseada que mil aventuras de "aquí te pillo, aquí te mato"

 

Nota: Escrito el comentario, he recapacitado y admito que si uno es feo, cual es mi caso, igual todo lo arriba dicho no viene a cuento...

Ampliar comentario
#5
En respuesta a jiabaoyu
Compartir

 

 

Los artículos del gestor de fondos como otros muchos últimamente me dan una pereza que no te puedes ni imaginar, pero parece, por lo que leo en los comentarios, que el de éste fin de semana es más o menos decente. Algo hasta normal, si escribo yo sobre el proyecto de EuroVegas lo bordo, ya ni nos quedan las ruletas, ni las mesas de juego, ni las mujeres de buen vivir (dicho finamente claro), a éste paso como no inventemos quitarle rentabilidad a las piedras de los caminos me pregunto de que negocios va a vivir España, de inversión, desarrollo, innovación y resto de similes lo veo harto complicado.

 

Pero en fin, hoy tengo la mañana de leer  estos estudios científicos tan sesudos..................a veces me pregunto con quienes hacen las pruebas, pena que no me llamen a mí para alguno, las estadísticas las rompería de un plumazo.

 

 

 

 

Ampliar comentario
#4
En respuesta a aira
Compartir

 

 

Yo ni siquiera me había leído el artículo, sólo el título, como tú con los de Lacayo :)

 

"Polvo eres, y en polvo te convertirás; y entre polvo y polvo, te divertirás" :)

Ampliar comentario
#3
En respuesta a jiabaoyu
Compartir

 

 

jjjajajajajajajajajajja es que el artículo ni da para eso

 

Y pensar que la frase con que termina "Polvo será, más polvo enamorado" siempre la he visto como un epitafio de cementerio y resulta que

 

"según los últimos estudios científicos, las mujeres disfrutan más del sexo cuando hay en él una implicación emocional y, en general, cuando hay intimidad y monogamia de por medio."

 

jjajajajajajajjajaja ..........no sé que decir la verdad, tremendo.

 

Ampliar comentario
#2
Compartir

No hay que contraponer el sexo esporádico al de una relación estable. Cada cosa tiene su función en la vida. Como suelo decir, para ser casado hay que ser soltero primero, es decir, el curso natural de la vida es que primero sales,te diviertes, te relacionas, etc y así vas pasando paulatinamente al amor y al compromiso. No sería bueno pasar directamente de la inocencia al matrimonio, sin la experiencia intermedia. Y la gente felizmente casada no deja por ello de recordar con afecto el cachondeo de la juventud.

 

Ejem, no hay multitud de razones para el sexo. Hay una fundamentaL, que puso la naturaleza hace millones de años, y luego en cada caso concreto intervienen también factores diversos, en mayor o menor medida.

 

P.D. Muy bueno el doble sentido de la cita final de Quevedo.

Ampliar comentario
#1
Compartir

¿Nadie va a hacer ningún chiste fácil?

 

¿En serio?

Ampliar comentario