Madrid pone el foco junto al barrio de moda: 2,5 millones de m2 y 3.000 viviendas
  1. Vivienda
ENTRE ARGANZUELA Y VALLECAS

Madrid pone el foco junto al barrio de moda: 2,5 millones de m2 y 3.000 viviendas

Entre el distrito de Arganzuela, uno de los barrios de moda de la capital, y Vallecas. Allí es donde se ubica el futuro gran proyecto urbanístico de la ciudad

Foto: Imagen orientativa de las zonas afectadas por Madrid Nuevo Sur.
Imagen orientativa de las zonas afectadas por Madrid Nuevo Sur.

Entre el distrito de Arganzuela, uno de los barrios de moda de la capital, y Vallecas. Allí es donde se ubica el futuro gran proyecto urbanístico del Ayuntamiento de Madrid. Un ámbito de 2,5 millones de metros cuadrados sobre los que se podrán levantar unas 3.000 viviendas, buena parte de ellas con algún tipo de protección.

Lo ha anunciado hoy en rueda de prensa Begoña Villacís, vicealcaldesa de Madrid, que ha bautizado este nuevo desarrollo como Madrid Nuevo Sur, en un guiño hacia Madrid Nuevo Norte, ya que ambos ámbitos cuentan con una superficie similar, 2,5 millones de metros cuadrados el primero y 2,35 millones de metros el segundo, si bien, con la posibilidad de construir muchas menos viviendas: 3.000 unidades, frente a las 10.500 previstas en el gran desarrollo de la ciudad de Madrid.

El "gran proyecto de futuro", al que se ha referido Villacís se refiere al Plan Director Delicias-Méndez Álvaro-Abroñigal, actuará sobre Delicias, Méndez Álvaro, Abroñigal, San Diego y Entrevías.

Según informaba recientemente Telemadrid en un reportaje, el Abroñigal, visible desde la M-30, a la altura de Méndez Álvaro, recibe su nombre de un antiguo afluente del Manzanares que pasada por allí, y aunque parece una gran terminal ferroviaria, acumula cientos de enormes contenedores, ya que, como contaba la televisión pública madrileña, hasta allí llegan buena parte de los trenes cargados de la mercancía que compramos a diario en Internet.

El desarrollo actuará sobre Delicias, Méndez Álvaro, Abroñigal, San Diego y Entrevías

Al igual que con Madrid Nuevo Norte, Madrid Nuevo Sur pretende acabar con una brecha generada por las vías del tren ya. De hecho, forma parte del plan para revitalizar la almendra central de la ciudad y pretende, en este caso concreto, reorganizar la trama urbana con el objetivo de incorporar el flujo urbano al espacio situado al sur de la estación de Delicias, así como de superar el efecto barrera de las actuales líneas del tren.

El área de desarrollo urbano que dirige Mariano Fuentes pondrá en marcha una actividad rehabilitadora en las edificaciones ya existentes, al tiempo que creará "nuevas dotaciones y equipamientos, además de poner en valor los terrenos de Adif en el Abroñigal y establecer una estrategia de futuro de larga distancia". De hecho, el Estado, a través de Adif, es la principal propietaria de las grandes parcelas vacantes y de la infraestructura ferroviaria, junto con la administración local.

De ahí que, como ha señalado Villacís, vayan a sentar "a todas las administraciones involucradas en la mesa -como se ha intentado en numerosas ocasiones para sacar adelante la famosa Operación Campamento-, pues todas son conscientes de la ventana de oportunidad que se abre. Y nos pondremos de forma inmediata a realizar estudios de viabilidad y análisis de evaluación urbana que permita dar los pasos oportunos para Modificar el Plan General de Ordenación Urbana y que Madrid Nuevo Sur sea una realidad sin tener que esperar casi tres décadas", ha precisado.

Foto: Vista aérea del ámbito Mahou-Calderón con los proyectos de Azora.

Por su parte, el delegado de Desarrollo Urbano, Mariano Fuentes, ha apuntado que en estos momentos se está en rondas de conversación con Adif, administraciones y partidos políticos. "Tenemos ya equipos pensando en estrategia de ciudad y ver cómo podemos concretar esos plazos con la modificación del plan general de ordenación urbana", ha precisado. Se están estableciendo "las primeras reglas del juego", que ha descrito como "una fase de negociación con los propietarios del suelo para ver cómo puede ser ese proyecto de ciudad".

"Somos conscientes que este gran proyecto aúna todas las necesidades del Sur, empezando por el Reequilibrio Territorial con la posible o la generación de un nuevo nodo de oficinas en el sur de la Ciudad. Y además todo ello reforzando la estrategia de renaturalización de ciudad uniendo el Parque de Entrevías con el Parque Enrique Tierno Galván".

Una superficie similar a Madrid Nuevo Norte

Por extensión -que no por número de viviendas- Madrid Nuevo Sur afecta a 2,5 millones de metros cuadrados, similar a superficie de Madrid Nuevo Norte, con una afección directa sobre 120.000 habitantes en 40.000 viviendas con una importantísima población flotante de 40.000 personas en terciario de oficinas o 225.000 personas que circulan por la zona.

"Una vez llevado a buen puerto Madrid Nuevo Norte, es hora de cerrar otras heridas de la ciudad y abordar un gran proyecto que desde hace 16 años se encuentra encima de la mesa. Es un gran proyecto de ciudad, similar al desarrollado en Nuevo Norte", ha explicado Villacís.

Terminal de Madrid Abroñigal

La terminal ferroviaria de Abroñigal fue construida en 1974, cuenta con 300.000 metros cuadrados y es propiedad de Adif.

El pasado mes de marzo, Adif lanzó una licitación para seleccionar a una empresa que analizase la terminal, además de la estación de Santa Catalina y todo su entorno con el objetivo de realizar un análisis urbanístico de los terrenos, del planeamiento actual y previsto, y la posibilidad de liberar suelo de uso ferroviario, incorporando mezcla de usos, “tales como residencial, terciario, comercial, oficinas, etc, que unido a la posibilidad de implantación de nuevas zonas verdes, generen un nuevo espacio de centralidad urbana y de ‘creación de ciudad’ de alta calidad”.

Ayuntamiento de Madrid Begoña Villacís Adif Madrid Administraciones Públicas