EN JULIO Y AGOSTO SE HAN VENDIDO MÁS CASAS

¿Qué sucede con la venta de viviendas? Se recuperan los niveles previos a la crisis

Tras la crisis desencadenada por la pandemia del coronavirus y una vez levantado el estado de alarma, la venta de viviendas ha intentado recuperar poco a poco la normalidad

Foto: ¿Qué sucede con la venta de viviendas? Se recuperan los niveles previos a la crisis
¿Qué sucede con la venta de viviendas? Se recuperan los niveles previos a la crisis

Tras la crisis desencadenada por la pandemia del coronavirus y una vez levantado el estado de alarma, la venta de viviendas ha intentado recuperar poco a poco la normalidad. Desde el pasado mes de abril, cuando las ventas se desplomaron, el número de transacciones ha ido recuperándose poco a poco, pero no ha sido hasta los meses de julio y agosto cuando se ha conseguido volver a las cifras de ventas previas a la crisis.

Así lo revelan los datos del Consejo General del Notariado. El pasado mes de julio se firmaron ante notario 48.586 transacciones, ligeramente por encima de las 47.948 del mismo mes de 2019 y en agosto, de nuevo, se consiguió superar las transacciones de hace un año: 33.201 ventas frente a 30.351 de agosto de 2019. Es decir, un aumento de casi el 7%.

Tal y como anticipaban los expertos, la segunda mano es el mercado que está sufriendo con mayor intensidad el golpe. Así, la compraventa de pisos de segunda mano se contrajo un 1,2% interanual, mientras que las transacciones de obra nueva, se dispararon un 40,7%. No obstante, hay que tomar con cautela este último dato, ya que se trata -en su inmensa mayoría- de compras sobre plano realizadas dos años o año y medio antes de que se hayan firmado ante notario. De tal manera que el impacto real de la pandemia sobre las transacciones de obra nueva no se reflejará en las estadísticas hasta dentro de un par de años.

Y, ¿qué pasa con los precios? Los datos de los notarios muestran cómo, de media, el metro cuadrado de las viviendas compradas en agosto alcanzó los 1.271 euros, reflejando una bajada del 7,3% interanual. El precio de la vivienda de segunda mano se redujo un 5,4% interanual, mientras que el de la obra nueva se incrementó un 2,9% respecto a los niveles de hace un año.

De nuevo, hay que tener en cuenta que el precio de la obra nueva de la estadística de los notarios no refleja su precio actual en el mercado, sino el existente hace dos años por lo que, de nuevo, el impacto en los precios del coronavirus no se reflejará en las estadísticas de los notarios hasta dentro de dos años.

En lo que se refiere a la concesión de hipotecas, al igual que en la compraventa, los datos muestran cómo en julio y agosto, las cifras se mueven en niveles pre crisis. De hecho, los préstamos hipotecarios para la adquisición de una vivienda aumentaron un 6,5% interanual en agosto. Una tendencia hacia la estabilización que, según los expertos, habrá que ver si se consolida debido a las mayores exigencias por parte de la banca a la hora de conceder financiación a las familias.

No obstante, tal y como se puede apreciar en el primer gráfico, la brecha entre compraventa de viviendas y concesión de hipotecas sigue siendo bastante significativa, lo que muestra cómo una parte importante de las operaciones se cierran sin necesidad de financiación hipotecaria, lo que apunta directamente a la presencia de inversores en el mercado quienes, al igual que la demanda de reposición, han sido los grandes protagonistas del mercado residencial en los últimos años.

"Sí parece que la recuperación en el número de transacciones se perfila en forma de 'V', como sucedió en Hong Kong con el SARS o como parece que está sucediendo en China", explicaba recientemente Juan Fernández-Aceytuno, consejero delegado de Sociedad de Tasación, en cuya opinión, "los augurios en torno al sector residencial eran muy negativos, pero afortunadamente no se han cumplido".

Vivienda

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios