PRIMERA CAÍDA ANUAL EN CINCO AÑOS

La venta de casas se frena en seco en 2019: primera caída anual en cinco años

Según datos que acaban de publicar los notarios, en 2019 se cerró la compraventa de 566.777 viviendas, una cifra que representa una caída del 3,3% respecto a 2018

Foto: Compraventa
Compraventa

El mercado residencial despidió 2019 con el temido parón de las ventas que venían adelantando las estadísticas oficiales. Según datos que acaba de publicar el Consejo General del Notariado, en 2019 se cerró la compraventa de 566.777 viviendas -el dato es aún provisional-, una cifra que representa una caída del 3,3% respecto a las 586.397 unidades de 2018.

Se trata del primer descenso en las transacciones en cinco años, un descenso que los expertos del sector inmobiliario achacan a la entrada en vigor, en junio de 2019, de la nueva Ley de Crédito Inmobiliario que habría frenado la firma de transacciones y la concesión de hipotecas. En 2014, con el inicio de la recuperación inmobiliaria, las transacciones experimentaron un fuerte aumento del 20%, mientras que en los últimos cuatro años, las ventas anuales habían estado creciendo a ritmos entre el 10% y el 15%.

Los datos parecen confirmar la entrada del mercado residencial en fase de desaceleración, terminología del reloj inmobiliaria de CaixaBank -si bien, el sector prefiere hablar de estabilización o normalización-, con subidas de precios -han subido algo más del 2%, en línea con el ejercicio anterior- pero con caídas en las ventas. De ahí que 2020 sea un año clave para el sector, puesto que una vez diluido el efecto de la ley hipotecaria, se confirmará si el descenso de las transacciones es coyuntural.

"Muchos expertos achacan el parón en las transacciones y en las hipotecas a la operativa de la ley de crédito inmobiliario, pero nosotros pensamos que se debe a que la ley ha dejado fuera del mercado a muchas familias que no pueden acceder a financiación hipotecaria, ya que es más proteccionista para el prestatario”, señalaba recientemente Fernández-Aceytuno, quien considera que la nueva ley ha dejado fuera de la compraventa a cientos de familias, circunstancia que ha contribuido a lastrar las transacciones.

¿Y qué sucede con la firma de hipotecas? Las operaciones se han estancado, si bien, la cifra de 2019 es ligeramente superior a la de un año antes. 276.084 hipotecas firmadas frente a las 266.314 de 2018. Es decir, un aumento de apenas el 3,3% que contrasta con los incrementos de doble dígito del último lustro.

Resulta llamativo, cómo prácticamente la mitad de las operaciones que se firman actualmente en España necesitan financiación hipotecaria, el porcentaje más elevado de hace casi una década y que en 2013 apenas representaba el 30% ya que muchos de los que compraban una vivienda -fundamentalmente como inversión debido a la fuerte caída de precios- lo hacían como inversión, ya fuera para comprar una vivienda venderla al cabo de unos años o para ponerla en alquiler y financiaban la operación con ahorros.

La época dorada de la compra de casa al contado que tan frecuente fue durante 2013 y 2014 y que aún hoy sigue muy presente bajo la figura de pequeños inversores que no necesitan hipoteca para financiar la compra de una casa.

Vivienda

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
10 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios