entre 2005 y 2008

Los estragos de la burbuja: el 60% de las ejecuciones se firmaron en el boom

Muchos de los que compraron casa y se hipotecaron durante los años del boom siguen sufriendo las consecuencias de la mayor fiesta inmobiliaria de la historia de España

Foto: Los estragos de la burbuja: el 60% de las ejecuciones se firmaron en el boom
Los estragos de la burbuja: el 60% de las ejecuciones se firmaron en el boom

El número de ejecuciones hipotecarias sigue cayendo trimestre a trimestre. Sin embargo, muchos de los que compraron casa y se hipotecaron durante los años del boom siguen sufriendo las consecuencias de la maor fiesta inmobiliaria de la historia de España. Según la estadística de ejecuciones hipotecarias publicada este jueves por el Instituto Nacional de Estadística (INE), las ejecuciones sobre viviendas habituales se situó en 6.523 en 2018, cifra un 40,7% inferior a la de 2017, encadenando cuatro años de retrocesos consecutivos después de que en 2017, 2016 y 2015 bajaran un 48,3%, un 30,3% y un 12,6%, respectivamente.

Sólo en el cuarto trimestre de 2018 se registraron 1.551 ejecuciones hipotecarias sobre viviendas habituales, un 31,2% más que en el trimestre anterior, pero un 28,9% menos que en el cuarto trimestre de 2017. Según el INE, sólo el 0,01% de las viviendas familiares existentes en España (18.625.000) iniciaron una ejecución hipotecaria entre octubre y diciembre de 2018.

Sin embargo, los datos también muestrasn cómo casi el 60% de los procedimientos se corresponde con hipotecas firmadas en los años más potentes del boom inmobiliario, entre 2005 y 2008. En concreto, el 22,7% de las ejecuciones hipotecarias iniciadas sobre viviendas en 2018 corresponde a hipotecas constituidas en 2007, el 13,7% a hipotecas suscritas en 2006 y el 13,6% a hipotecas firmadas en 2008.

El objetivo principal de esta estadística es ofrecer trimestralmente el número de certificaciones de ejecuciones hipotecarias iniciadas e inscritas en los Registros de la Propiedad durante el trimestre de referencia. Estadística recuerda que no todas las ejecuciones de hipoteca terminan con el lanzamiento (desahucio) de sus propietarios.

El 80%, en segunda mano

Otro dato llamativo es que casi ocho de cada diez (20.651) afectaron a viviendas usadas, con un descenso anual del 10,1%. Por contra, las ejecuciones sobre viviendas nuevas aumentaron un 10,6% tras tres años de retrocesos, hasta sumar 5.252.

En 2018, las ejecuciones hipotecarias sobre solares ascendieron a 3.352, con un repunte anual del 24,2%. Por su parte, las ejecuciones hipotecarias sobre locales, garajes, oficinas, trasteros, naves y otros edificios de naturaleza urbana alcanzaron las 22.059, un 14,4% más que en 2017.

Por otra parte, entre las viviendas de personas físicas con ejecución hipotecaria, 1.551 son habituales en propiedad (un 28,9% menos que en el mismo trimestre de 2017) y 586 no son residencia habitual de los propietarios (un 24,3% menos).

Vivienda

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios