Aristrain arrebata a ArcelorMittal los suelos de su antigua fábrica en Madrid por 3 M . Noticias de Vivienda
EN VILLAVERDE

Aristrain arrebata a ArcelorMittal los suelos de su antigua fábrica en Madrid por 3 M

Una de las grandes fortunas del mundo y uno de los hombres más ricos de España acaba de protagonizar la que puede ser una de las operaciones inmobiliarias más sonadas del año

José María Aristrain de la Cruz, una de las grandes fortunas del mundo y uno de los hombres más ricos de España, acaba de protagonizar la que puede ser una de las más sonadas operaciones inmobiliarias del año, no solo por los metros cuadrados implicados en la transacción sino por el precio pagado por ellos.

Según ha podido saber El Confidencial, el empresario del acero —a quien 'Forbes' le calculaba en 2017 una fortuna de 1.000 millones de euros y le situaba en el puesto 25º de los hombres más ricos del mundo— ha ejercido su derecho de compra sobre los terrenos sobre los que, hasta 2012, se levantaba la siderúrgica de ArcelorMittal, la mayor productora de acero del mundo, en Villaverde. En torno a 200.000 metros cuadrados de uso industrial —para que nos hagamos una idea, la contratación logística en 2017 en toda España se situó en torno a 900.000 metros cuadrados— por los que deberá abonar tres millones de euros, una cifra irrisoriamente baja, según expertos del sector consultados por este diario.

José María Aristrain.
José María Aristrain.

¿Cómo es posible? Su padre, José María Aristrain, compró estos terrenos a finales de los sesenta a Manufacturas Metálicas Madrileñas. Sobre ellos, talleres de fundición y laminación de acero, parques de chatarra, edificios de oficinas, laboratorios y almacenes. Un impresionante complejo fabril de ladrillo, piedra y acero junto a la Autopista de Toledo, que hace seis años echó el cierre y que desde entonces se está utilizando para almacenar chatarra.

Tras la muerte de su padre en 1985, en un accidente de helicóptero, los terrenos y las instalaciones pasaron primero a manos de Aceralia —Aristrain se quedó con el 11% del capital de la mayor productora de acero de España—, a Arcelor años más tarde —cuando se unió a los grupos siderúrgicos Arbed y Usinor, uno de los más importantes del mundo— y finalmente, tras su fusión con el conglomerado siderúrgico Mittal Steel, dichos solares acabarían en manos del gigante ArcelorMittal.

Sin embargo, el conglomerado indio, del que José María Aristrain de la Cruz posee un 2% del capital, no era dueño de los terrenos. Estos estaban cedidos mientras la fábrica se mantuviera en funcionamiento. Si esta echaba el cierre, Aristrain tenía un derecho de compra sobre los mismos. Un derecho que ahora ha ejercido, no sin antes enfrentarse en los tribunales a ArcelorMittal.

ArcelorMittal recurrirá la sentencia

Según las fuentes consultadas, el empresario ha ganado el primer asalto, ya que un juez le ha dado la razón y le permite quedarse con los terrenos por un justiprecio de tres millones de euros. Una cifra muy baja respecto a la que habrían alcanzado en el mercado. Según las mismas fuentes, sobre la sentencia cabe recurso.

Foto: E. S.
Foto: E. S.


ArcelorMittal mantuvo la actividad de la fábrica hasta que en 2012 cerró definitivamente sus puertas por una reorganización de la estrategia del grupo. Desde entonces, los terrenos y las estructuras allí construidas —y solo desmontadas parcialmente— están en desuso, si bien, según fuentes de la compañía, "los terrenos se están utilizando para aprovisionamiento de chatarra".

Estas mismas fuentes aseguran que el gigante del acero recurrirá la sentencia, ya que "la actividad siderúrgica no se limita únicamente a la fabricación de perfiles, que era lo que se hacía en esas instalaciones. Cualquier actividad relacionada con el grupo puede considerarse como tal". Según esas mismas fuentes, existe un proyecto para el traslado de un centro de servicio a dichos terrenos, al tiempo que reconocen que el desmantelamiento de las instalaciones aún existentes es muy complejo por las implicaciones medioambientales que tiene.

Tal y como figura en el catastro, el solar está compuesto por cuatro parcelas y se trataría de un área regulada por la Norma Zonal 3, es decir, áreas en las que no se conoce con certeza la titularidad del suelo. Sobre los mismos, no existe solicitud de planeamiento alguna, según fuentes municipales. Se desconocen, por tanto, las intenciones de Aristrain sobre los terrenos, pero, en un momento de gran auge del mercado inmobiliario en general y del logístico en particular, los expertos no descartan su venta en un futuro no muy lejano con importantes plusvalías para el empresario.

Imagen obtenida del catastro.
Imagen obtenida del catastro.

Vivienda

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios