EN EL PASEO DE LA HABANA 75

Los nuevos vecinos de Koplowitz y Ana Boyer logran luz verde para sus pisos de lujo

Una nueva promoción de lujo está a punto de arrancar en el número 75 del paseo de la Habana, a escasos metros de la residencia de la empresaria

Foto: Vista aérea de paseo de la Habana 75.
Vista aérea de paseo de la Habana 75.

Una nueva promoción de lujo está a punto de arrancar en el número 75 del paseo de la Habana, a escasos metros de la residencia de la empresaria y millonaria Esther Koplowitz y los recién mudados Ana Boyer y Fernando Verdasco. Un proyecto que contempla la construcción de una docena de viviendas de superlujo que acaba de recibir el visto bueno del Ayuntamiento de Madrid.

Las exclusivas viviendas se levantarán sobre los terrenos que albergaron la antigua sede de RTVE. Un solar que fue adjudicado por el Ministerio de Hacienda mediante subasta pública en octubre de 2015 a Martell Investments, firma en la que participan varios miembros de la familia Masaveu —la rama que no es accionista de Corporación Masaveu— y la gestora de fondos Magic Real Estate, accionista principal de la sociedad, y detrás de la que se encuentran Ismael Clemente y Miguel Ollero Barrera, presidente y director financiero, respectivamente, de la cotizada Merlin Properties

Martell Investments se impuso en la puja al resto de postores —entre ellos, las gestoras de cooperativas Domo Gestión y Grupo Ibosa—, con una oferta de 10,8 millones de euros, un 60% por encima de los 6,7 millones de euros fijados como precio mínimo de licitación. Esa cifra supuso un precio de repercusión del suelo de 4.800 euros el metro cuadrado. 

Paseo de la Habana 75. (Foto: E. Sanz)
Paseo de la Habana 75. (Foto: E. Sanz)
 

Una docena de viviendas de lujo

Aunque se trata de un activo de carácter dotacional, el suelo del inmueble está clasificado como urbano de uso residencial. El edificio consta de una superficie edificada de 2.258 metros cuadrados divididos en tres plantas y se encontraba libre de ocupantes. 

El consistorio madrileño aprobó el pasado miércoles, en la Comisión de Desarrollo Urbano y Sostenible, el Estudio de Detalle para la parcela con el fin de determinar la volumetría y edificabilidad del proyecto, que ha sido encargado, según ha podido saber El Confidencial de diferentes fuentes, al estudio de arquitectura Bueso-Inchausti & Rein, cuya firma está presente en varias promociones del paseo de la Habana (por ejemplo, en el número 175). Esas mismas fuentes aseguran a este diario que los propietarios levantarán sobre la parcela entre 10-12 viviendas de alto 'standing', con superficies de 250 metros cuadrados y todo tipo de servicios y 'amenities'.

Aunque, tal y como aseguró la parte compradora a este diario, la idea inicial era construir apartamentos para 'autoconsumo', es decir, no estaba prevista la venta de las viviendas, lo cierto es que otras fuentes aseguran que los apartamento sí podrían salir finalmente al mercado. Eso sí, a precios muy superiores al producto que hay actualmente en la zona y que ronda los 5.500 euros el metro cuadrado.

No es la primera incursión inmobiliaria de Martell Investments, ya que ha promovido la segunda fase de Hoyo 10, una promoción de alto 'standing' en La Moraleja y que en la actualidad se encuentra vendida al 100%. 

Paseo de la Habana 71. (Foto: E. Sanz)
Paseo de la Habana 71. (Foto: E. Sanz)

El famoso robo en el número 71

Las futuras viviendas se levantarán en una de las zonas residenciales más codiciadas y céntricas de la capital, a escasos 500 metros del estadio de fútbol Santiago Bernabéu y del paseo de la Castellana. Y a apenas 50 metros del búnker privado de Esther Koplowitz, situado en el número 71 de esa misma calle y donde el 8 de agosto de 2001 una banda de atracadores desvalijaba la casa de la empresaria y conseguía hacerse con un 'goya', un 'pissarro' y un 'brueghel'. El robo dejó perpleja a la policía, ya que esta exclusiva urbanización gozaba de enormes medidas de seguridad.

Esther Koplowitz es la propietaria mayoritaria del edificio, ya que, según informó Vanitatis, Sol Erdhart, el único inquilino original que quedaba viviendo en el mismo, acabó vendiendo su propiedad a la empresaria por 3,6 millones de euros. En esta misma urbanización también vivió su hermana, Alicia Koplowitz, cuando estaba casada con Alberto Cortina, y en la actualidad residen las hijas de Esther Koplowitz en varios de los inmuebles que la marquesa de Peñalver tiene a su nombre. A estos nombres se han sumado recientemente los de Ana Boyer y Fernando Verdasco.

Vivienda

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios