EN 2011 VENDIÓ OTRO TERRENO A LEVITT

Oncisa 'resucita' Isla Chamartín con la venta de un solar a Ibosa por 30 millones

Oncisa liquida todas sus posiciones en Isla Chamartín, donde, en 2011, vendió a la Levitt otro de los solares que poseía en este ámbito por 27,5 millones de euros

Foto: Imagen aérea de Isla Chamartín.
Imagen aérea de Isla Chamartín.

Corría el año 2009. Isla Chamartín estaba llamada a convertirse en el núcleo residencial de moda al norte de Madrid. Ese año, cuatro de las siete torres proyectadas para este ámbito —cinco residenciales y dos de oficinas— ya formaban parte del 'skyline' de Madrid, pero el estallido de la burbuja inmobiliaria frenó en seco todos los proyectos. Incluso el sueño de Oncisa, la inmobiliaria de la ONCE, que en 2006 anhelaba levantar dos torres de 75 metros de altura, se truncó.

Este reducido triángulo acotado por la M-11, la A-1 y la avenida de Manoteras probó en primera persona el trago amargo de la burbuja. Mientras algunos promotores se aferraban a la desesperada a los precios preburbuja e intentaban vender viviendas de hasta un millón de euros, otros decidieron asumir cuanto antes la dura realidad y bajaron a la desesperada los precios. Entretanto, el sueño de completar el proyecto para este ámbito se evaporaba. La cara más amarga de la crisis y sus efectos se extendían sin piedad por todo el mercado inmobiliario español sin que nadie pudiera librarse de sus garras. 

Los años pasaron sin que el proyecto de las siete torres llegara jamás a completarse. Sin embargo, todo puede cambiar en cuestión de meses, ya que Oncisa, según ha podido saber El Confidencial, ha llegado a un acuerdo con Grupo Ibosa, que en este proyecto va de la mano del fondo Urbania, para la transmisión del último solar sobre el que había concebido su sueño. Un acuerdo para la futura compraventa de este terreno que supera los 30 millones de euros. Algo más de 7.000 metros cuadrados y una edificabilidad de casi 17.000 (está compuesto por dos parcelas) sobre los que se levantarán una torre de 75 metros y 20 plantas y dos bloques de pisos que albergarán más de 130 viviendas. 

Infografía de las Torres Oncisa. (Urbanity)
Infografía de las Torres Oncisa. (Urbanity)

Con esta operación, Oncisa liquida todas sus posiciones en Isla Chamartín, donde, en 2011, vendió a la Levitt otro de los solares que poseía en este ámbito por 27,5 millones de euros. Un solar que ha permanecido intacto, hasta ahora, ya que tras ser adquirido por Merlin Properties, la socimi ha iniciado recientemente la construcción de una torre de oficinas que estará lista en el mercado durante el primer semestre de 2018.

Grupo Ibosa, por su parte, vuelve a convertirse en uno de los actores más activos dentro del mercado residencial de Madrid. A este proyecto se suma Torre Borealis —76 viviendas de alto 'standing' en el antiguo hotel Foxá M-30—, mientras que en las próximas semanas podría adjudicarse la sede de Cecabank en la avenida de Bruselas, por la que también compiten Pryconsa, Aliaria y Construcciones Amenabar, y cuyo proyecto se encuentra precomercializado al 60%.

Este reducido triángulo acotado por la M-11, la A-1 y la avenida de Manoteras cuenta a su favor con su cercanía a la zona financiera de la ciudad y con los servicios de barrios más consolidados como Pinar del Rey o los PAU de Sanchinarro y Las Tablas, donde la oferta de vivienda nueva y de solares es, prácticamente, inexistente. 

La operación, en la que ha actuado como intermediario CBRE, según fuentes del mercado, pone de manifiesto, una vez más, el renovado apetito inversor y promotor por solares bien situados y con fuerte demanda de vivienda. De hecho, es una de las transacciones de suelo más importantes del mercado de los últimos meses y, sin duda, la más relevante de 2016.

Nuevo producto inmobiliario

Para que nos hagamos una idea, a finales del año pasado, Pryconsa se hizo con 92.000 metros cuadrados en Valdebebas por 57 millones de euros; Construcciones Amenabar adquiría a Sareb por 20 millones un solar en Méndez Álvaro, mientras que en julio de 2015, InmoGlaciar y Aquila se hacían con 27 hectáreas en Parque Ingenieros por 45 millones. Con esta transacción, los solares en manos de Oncisa se reducen a una gran terreno en Pozuelo de Alarcón, y a terrenos de menor tamaño en Los Tempranales (San Sebastián de los Reyes), Vallecas, Valdecarros, Los Molinos y Segovia. Desde Ilunion, nueva marca que unifica todas las empresas de la ONCE, aseguran que esta venta responde "a una decisión estratégica de salir del mercado inmobiliario, como lo fue la venta de Oncisa a Hispania​ o la de las viviendas de Dehesa de los Reyes en San Sebastián de los Reyes".

Esta transacción, según Oncisa, responde a una decisión estratégica de salir del mercado inmobiliario

Sin duda, el proyecto de Ibosa supondrá un revulsivo para la zona, en pleno proceso de recuperación tanto de las ventas como de los precios, en una zona donde hay escasez de producto y donde no existen los problemas urbanísticos y jurídicos que están salpicando a su vecino Valdebebas. Para que nos hagamos una idea, el precio medio de venta en la zona para nueva construcción rondaba los 3.600 euros por metro cuadrado, mientras que las ventas entre particulares se movían, a principios del verano, en torno a 4.300 euros por metro cuadrado, según un sondeo de Foro Consultores.

Por lo que se refiere al producto de oficinas, algunos expertos señalan que el retraso 'sine die' de operación Chamartín "sin duda va a favorecer la comercialización de la torre de Merlin", si bien expertos como José Miguel Setién, director del área de oficinas de JLL, consideran que no existe correlación. "De cara al mercado de oficinas, el retraso de Distrito Castellana Norte, el impacto en el mercado de oficinas a corto o medio plazo es neutro". 

Vivienda

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios