informe de ENGEL & VÖLKERS

El barrio de Justicia se pone de moda entre la demanda de vivienda de lujo

La clase media alta y los ricos extranjeros que buscan una vivienda bien ubicada y de calidad en Madrid están ampliando su búsqueda a otros puntos de la capital ante la falta de producto nuevo

Foto: Barrio de Justicia. (Foto: Engel & Völkers)
Barrio de Justicia. (Foto: Engel & Völkers)

Hay vida más allá del barrio de Salamanca. La clase media alta y los ricos extranjeros que buscan una vivienda bien ubicada y de calidad en el centro de Madrid están ampliando su búsqueda a otros puntos de la capital ante la falta de producto nuevo y los elevados precios en la llamada Milla de Oro. Barrios como el de Justicia o Jerónimos se han puesto de moda entre la demanda con un elevado poder adquisitivo.

Este renovado apetito comprador y la falta de producto -apenas 800 viviendas dentro de la M-30- están teniendo un impacto directo sobre los precios, con revalorizaciones del orden del 2%. En zonas como el distrito Centro, la subida ha sido incluso superior a la experimentada del barrio de Salamanca, tal y como ha observado Engel & Völkers en su último informe sobre el mercado inmobiliario de lujo en Madrid. La agencia inmobiliaria de origen alemán, especializada en la venta y alquiler de inmuebles de alto 'standing', estima que en 2016 se producirá en Justicia un incremento moderado, pero constante, de precios del orden del 2%-3%, ante la imposibilidad de encontrar fincas rehabilitadas o de nueva construcción.

La privilegiada ubicación del barrio de Justicia lo convierte en uno de los puntos fuertes a la hora de buscar una vivienda, ya que, según Paloma Pérez Bravo, directora general del Metropolitan Market Center (MMC) de la compañía, ofrece un amplio abanico de precios, que oscilan entre un mínimo de 3.500 euros el metro cuadrado hasta un máximo cercano a los 7.800 euros. 

Distrito Centro.
Distrito Centro.
 

"En los últimos meses, destaca el auge que ha experimentado el barrio de Justicia, concretamente las viviendas 'prime' ubicadas en la zona de las Salesas, las inmediaciones de la plaza de la Villa de París o la calle Fernando VI. Una zona que ha merecido el calificativo de 'feelgood factor' por parte de diarios como el 'Financial Times' ante el creciente interés turístico y comercial", añade Pérez Bravo. "El perfil es un comprador cosmopolita, de mediana edad que busca un 'pied-à-terre', así como parejas jóvenes con niños y extranjeros que llegan de Reino Unido, Alemania, China y Venezuela".

De hecho, Justicia es, de todos los barrios que componen el distrito Centro, el más caro con diferencia, con precios máximos que rozan los 7.800 euros el metro cuadrado para las viviendas más exclusivas y de nueva construcción, casi el doble de lo que puede llegar a pagarse en el barrio de Embajadores y casi cuatro veces más caro que las viviendas de segunda mano más baratas de la zona.

Auge de Almagro

En el distrito de Chamberí, también ha registrado un importante impulso en los últimos 12 meses el barrio de Almagro. "La elección de la calle Zurbano por parte del 'New York Times' como una de las mejores de Europa ha sido uno de los detonantes de su auge", explica Paloma Pérez Bravo. "Comparada con la emblemática Park Avenue de Manhattan por este diario, es una calle llena de palacetes, casas señoriales con balconadas de época, 'boutiques', restaurantes y museos con encanto, lo que la convierte en un marco inigualable para vivir e invertir".

Precisamente en el barrio de Almagro se han registrado las operaciones más elevadas del distrito. Han llegado a pagarse más de 8.000 euros el metro cuadrado, el doble que en zonas como Arapiles o Gaztambide. "Al elevado interés que despierta, en los últimos meses se ha unido un nuevo perfil de comprador. Se trata de los inversores de países nórdicos como Noruega o Finlandia", apunta esta experta inmobiliaria. 

Foto: Engel.
Foto: Engel.

"Mientras la búsqueda por parte de parejas jóvenes para una primera residencia se centra en Trafalgar y Arapiles, las familias que deciden comprar una residencia habitual eligen Vallehermoso y Ríos Rosas. Por su parte, los inversores, tanto nacionales como internacionales, prefieren las zonas de Gaztambide y Almagro", añade.

No obstante, lo cierto es que, a pesar del interés por Justicia o Almagro, en ninguno de ellos se alcanzan los precios de Jerónimos (distrito Retiro) o El Viso (distrito Chamartín), los dos barrios más caros, con diferencia, de Madrid capital. Los precios máximos alcanzan, en ambos casos, los 10.000 euros el metro cuadrado, por encima de los 8.000 que se pagan en Recoletos, el barrio más caro del distrito de Salamanca. "Precisamente en El Viso se cerraron en 2015 algunas de las operaciones más importantes del mercado, transacciones que oscilaron entre los cuatro y cinco millones de euros", asegura Paloma Pérez Bravo. 

El metro más caro, en Jerónimos y El Viso

Las viviendas en la zona 'prime' en El Viso suelen ser más grandes que en otras áreas de la capital, lo que explica que lleguen a pagarse esos precios tan abultados. Así, por ejemplo, abundan las viviendas unifamiliares con precios que alcanzan los 10.000 euros el metro cuadrado, con superficies que oscilan entre 200 y 600 metros y precios que se mueven entre uno y 12 millones de euros. 

No obstante, el distrito de Salamanca sigue siendo la Milla de Oro por excelencia, muy apreciado entre los extranjeros, especialmente venezolanos, que buscan, por un lado, edificios para promover vivienda nueva o rehabilitar (una claro ejemplo es Salustiano Olózaga 12) y, por otro, pisos de 150-250 metros en zonas muy exclusivas, con espacios abiertos y con precios que pueden llegar a superar los 1,5 millones de euros.

Jerónimos y El Viso son los barrios más caros de la capital, a 10.000 euros el metro cuadrado

Jerónimos, por su parte, donde la superficie de algunas viviendas pueden alcanzar los 900 metros y el precio máximo del metro cuadrado se mueve también en 10.000 euros, es un barrio muy demandado entre las familias españolas más adineradas y por los extranjeros que, por traslado laboral o por inversión, quieren disfrutar de una zona llena de edificios singulares. 

En este barrio, como es la tónica generalizada en todo el centro, "se mueve poco el producto inmobiliario. Son barrios de toda la vida, donde las viviendas pasan de padres a hijos, de tal manera que hay mucha demanda pero poco producto", añaden desde la agencia. Eso sí, en todos estos distritos existe un importante denominador común: la falta de oferta.

Y no es para menos si tenemos en cuenta los datos de la Asociación de Consultoras Inmobiliarias (ACI). En 2015, contabilizó 76 promociones dentro de la M-30. Apenas 800 viviendas, valoradas en 450 millones de euros. Una escasez de obra nueva que, sin duda, tendrá un impacto directo en los precios, con subidas en 2016 entre el 4% y el 5% en el producto de alto 'standing'. 

Vivienda

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios