ANTES Y DESPUÉS DE UNA CASA REFORMADA

A golpe de reforma o cómo transformar tu casa de arriba a abajo

Potenciar la luz y la luminosidad y apostar por tonos neutros y cálidos. Son las premisas que han guiado la transformación de esta vivienda de los años sesenta

Potenciar la luz y la luminosidad y apostar por tonos neutros y cálidos. Son dos de las premisas que han guiado la transformación de esta vivienda de los años sesenta, situada en pleno centro de la capital, en la calle Capitán Haya, a escasos metros del Paseo de la Castellana.

“Nos encontramos con una vivienda muy deteriorada y en absoluto adaptada a la vida moderna. Tuvimos que demolerla por completo y realizar una distribución nueva. La cocina apenas tenía cinco metros cuadrados y hoy en día es una estancia muy importante en cualquier vivienda”, explica a El Confidencial Gonzalo Robles, director ejecutivo/CEO de UXBAN, una empresa de arquitectura dedicada a la compra de viviendas, su reforma y su posterior venta.

Robles y sus tres socios tienen más de diez años de experiencia. Antes de la puesta en marcha de este proyecto trabajaron a las órdenes del arquitecto Rafael de la Hoz en la reforma y diseño de viviendas de lujo. Un background que les ha permitido hacerse un hueco en el maltrecho mercado inmobiliario español. Un mercado que, con la crisis, ha dirigido su mirada hacia la rehabilitación. Y es aquí donde UXBAN ha encontrado su sitio.

Gonzalo Robles y su equipo rehicieron de arriba abajo esta vivienda. Tiraron paredes, levantaron el suelo, rehicieron el techo…  “Como el objetivo era venderla estuvimos meditando muy seriamente el número de habitaciones que queríamos que tuviera. Originalmente tenía cuatro dormitorios. Dejarla en dos no nos convencía porque pensábamos que recordaría a las viviendas que se construyeron durante la burbuja. Tres habitaciones, sin embargo, nos pareció una opción muy interesante”, comenta Robles.

El resultado final salta a la vista. Nada más abrir la puerta. La cocina, el comedor y el salón forman un espacio totalmente integrado y sin separaciones. La luminosidad se ve potenciada por el predominio del blanco, en todas las paredes y en los muebles de la cocina. Mientras que las puertas, sin dinteles, y diseñadas a medida desde el suelo hasta el techo, confieren mayor amplitud a la vivienda.

“Mi experiencia me ha demostrado que es mucho más fácil vender una vivienda con ambientes neutros. Con tonos calmados como el blanco. Es más fácil que la gente se visualice en ella, viviendo en la casa. El futuro comprador ya pondrá sus colores”, señala Constanza Subijana, de HS Decor y miembro de la Asociación de Home Staging España (ASHE).  “Es más práctico, lógico y realista que quien acude a visitar la vivienda se visualice en ambientes neutros y blancos. Una vez comprada, el propietario ya tendrá la posibilidad de imponer su estilo en la casa con cortinas o paredes de colores”, añade.

“También es mejor que el cliente vea la vivienda ya amueblada. Cuando está vacía, muchos no sabrían cómo colocar los muebles. Si se lo das hecho es más fácil que les guste y se decidan a comprar”.

Vivienda
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios