El Cañón del Colca: un festival de aguas termales, géiseres y hasta un oasis
  1. Viajes
El más profundo de Perú

El Cañón del Colca: un festival de aguas termales, géiseres y hasta un oasis

Un escenario perfecto tanto para deportes extremos como para el más apacible descanso, todo bajo la mirada atenta del rey de estos cielos, el cóndor

placeholder Foto: Foto: iStock
Foto: iStock

Una rebosante vegetación andina rodea al cuarto cañón más profundo del mundo: el Cañón del Colca. Un escenario perfecto tanto para deportes extremos como para el más apacible descanso, todo bajo la mirada atenta del rey de estos cielos, el cóndor. Con una profundidad de 4.160 metros y una longitud de unos 100 kilómetros, en este desfiladero peruano también se pueden encontrar aguas termales, lagos, cascadas, géiseres y hasta un oasis.

placeholder Cañón del Colca. (F.S.B.)
Cañón del Colca. (F.S.B.)

El paisaje de la región es uno de los pocos del planeta caracterizado por la presencia de múltiples conos volcánicos, modelado por corrientes de lava y aguas de deshielo de los glaciares. Asimismo, los monolitos o bosques de piedra también son comunes en las inmediaciones del Cañón del Colca. Estas rocas de formas caprichosas sobresalen del resto del paisaje, su presencia se debe probablemente a explosiones volcánicas o bien a plegamientos fracturas o fallas, que han sido sometidas a fuertes acciones de intemperismo o erosión, tanto hídrica como eólica. Otras formaciones que presenta la zona son cavidades naturales (grutas, cavernas, cuevas). En algunas de las grutas existen vestigios de culturas pasadas, restos humanos, objetos de metal, cerámica, fósiles, petroglifos.

placeholder Cañón del Colca. (F.S.B.)
Cañón del Colca. (F.S.B.)

La mejor forma de conocer el Colca es adentrarse en el cañón haciendo alguna de las rutas de trekking diseñadas para hacer noche en su interior. A lo largo de los distintos recorridos encontraremos alojamientos en los que hacer noche con todas las comodidades, comer y hasta tomar una cerveza.

placeholder Cañón del Colca. (F.S.B.)
Cañón del Colca. (F.S.B.)

Antes de adentrarte prepárate bien y no olvides meter entre tu equipamiento una linterna. La mayoría de alojamientos apenas tienen puntos de luz, una oscuridad total que hace posible observar la gran belleza del cielo nocturno estrellado.

Aguas termales y géiseres

Una de las principales características del Valle del Colca es la presencia de aguas termales, con una disminución progresiva de la temperatura del agua, así como un cambio en su composición química, desde sulfurosas a carbonatadas. La composición química de las aguas es mayoritariamente de Ca, Zn, Fe, C, sales y otros, con una temperatura máxima de 85°C en la salida del manantial.

placeholder Cañón del Colca. (F.S.B.)
Cañón del Colca. (F.S.B.)

A lo largo del recorrido por el interior del cañón será posible bañarse en termas naturales, cuyas temperaturas oscilan entre los 21 y los 39 grados.

placeholder Cañón del Colca. (F.S.B.)
Cañón del Colca. (F.S.B.)

Además, en el valle también es posible toparse con géiseres, por la presencia de focos volcánicos calientes cercanos. Asimismo hay lagos, lagunas y caídas de agua producto de embalses, deshielos o acciones del río Colca, que comienza en los Andes.

El oasis del Colca

El conocido como Oasis de Sangalle es uno de los atractivos del Colca. Situado en ‘el fondo’ del cañón tiene un microclima que favorece la agricultura de numeroso frutos, de ahí su sobrenombre de 'oasis'.

placeholder Foto: iStock
Foto: iStock

Este espacio tan espectacular, a orillas del río, cuenta con una extensión de 50 hectáreas rodeadas de vegetación, montañas magníficas y naturaleza. Un oasis que te dará la oportunidad de relajarte en los alojamientos, que cuentan con piscinas templadas.

Avistamiento de cóndores

Como todo rey, el cóndor es esquivo y no se deja ver tan fácilmente; pero de pronto, como de la nada, puede pasar casi rozándonos. Otras veces solo nos permitirá observarlo a lo lejos, como un punto por encima de las montañas.

placeholder Mirador. Foto: iStock
Mirador. Foto: iStock

Aun así, es posible avistarlo si estamos atentos durante nuestra ruta. Aunque puede ser más fácil si antes de adentrarnos en el cañón o al salir nos acercamos al Mirador de la Cruz del Cóndor. En este punto, a una hora determinada del día, será bastante factible deleitarse con su vuelo.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Perú Naturaleza Viajes Viajes en el mundo Latam - América Latina
El redactor recomienda