Con la familia en la maleta: el mejor destino para disfrutar con niños este verano

Girona es uno de los lugares que más importancia turística están cobrando en los últimos años. Tiene mucho que ofrecerte y además es un lugar perfecto para viajar con niños

Foto:

Gastronomía, Ilusión, Rincones, Orígenes, Naturaleza y Arte. Las letras que componen el nombre de Girona parecen haber sido elegidas para representar la provincia a la que bautizan. En su extensión se recogen todos estos ‘ingredientes’ que hacen de sus terrenos un lugar perfecto para visitar en familia, pues grandes y pequeños encontrarán ofertas de ocio adaptadas a sus necesidades para que visitar Girona resulte inolvidable.

La agencia de viajes PANGEA asegura que la comarca de la Garrotxa maravillará a todos. Considerada como una de las zonas volcánicas más importantes de la Península –junto con el Campo de Calatrava, en Ciudad Real; y Cabo de Gata, en Almería–. En sus dominios se pueden encontrar conos y 20 coladas de lava. En este Parque Natural ningún volcán está activo, pero realizando una ruta de senderismo –existen 28 en todo el parque– se aprecia a la perfección la tipología de cada uno. En función de cómo tuvo lugar su erupción, los volcanes pueden ser, por ejemplo, estrombolianos o freatomagmáticos. En el primer caso, la erupción se desarrolló de una manera intermitente creando singulares formas a su paso; mientras que en el segundo la expulsión de lava fue consecuencia de la interacción entre magma y agua y provocó geometrías diferentes.

Pero ahí no acaban los encantos que hay que ver en Girona. Durante estas vacaciones, los peques de la casa aprenderán sin darse cuenta mientras recorren la Garrotxa. Un paseo recomendable para hacerse una idea de las distintas estructuras de los volcanes es el que se desarrolla entre el volcán Croscat y el de Santa Margarita.

Trenecitos, paseo en globo y ‘burricletas’

A los niños les encanta subir a bordo de cualquier medio de transporte que se salga de lo normal. Así, un viaje en globo aerostático les hará surcar los cielos de la Garrotxa y sentirse pasajeros del viento. Vol de Coloms es una de las empresas que ofrece este tipo de actividades aptas para toda la familia.

En la misma comarca también se puede completar la experiencia a bordo de un tren. Los niños lo pasarán en grande en un trenecito que se convierte en el aliado ideal para conocer los secretos de los lugares que visitan. Con salida desde Olot y con el volcán Monsacopa como punto de retorno, esta ruta ‘sobre raíles’ no les dejará indiferentes.

Besalú. (Wikipedia)
Besalú. (Wikipedia)
También el tren es una opción perfecta para dar un paseo por el casco histórico de algunas localidades. Es el caso de, por ejemplo, Besalú, una de las ciudades medievales más importantes de España. Conocer los secretos del callejero de este municipio gerundense será muy divertido mientras se entona un ‘a toda máquina’ de lo más emocionante.

Al llegar a Rosas, a 70 kilómetros de Girona capital, los niños se sorprenderán al saber que existen unas ‘burricletas’ sobre las que pueden montar. No rebuznan, no dan coces y no comen zanahorias, pero sí permiten subir sobre ellas para desplazarse entre diferentes puntos. Con este divertido nombre se conoce a las bicicletas eléctricas que posibilitan un recorrido por un paisaje plagado de frutales y arrozales en la zona del Alt Empordà.

Si las familias prefieren playa, Sant Feliu de Guíxols es una ciudad perfecta para ellas. Certificada por la Agencia Catalana de Turismo con el sello de ‘Playa de Familia’ desde 2014, en sus calles se pueden encontrar restaurantes y alojamientos adaptados a las necesidades de los más pequeños. En sus calas y playas los niños se divertirán en los miniclubs infantiles que se despliegan en verano, y también podrán hacer uso de las Biblioplayas para encontrar sus libros favoritos.

Sant Feliu de Guixols. (Wikipedia)
Sant Feliu de Guixols. (Wikipedia)

La riquísima gastronomía gerundense

La Costa Brava la componen ocho municipios con la certificación de turismo familiar –Blanes, Lloret de Mar, Sant Feliu de Guíxols, Platja d’Aro, Sant Antoni de Calonge, Torroella-L’Estartit, Sant Pere Pescador y Rosas– en los que darse un homenaje es muy fácil. Pero no solo en esta región costera se puede hablar del buen comer, pues también en otras localidades próximas al Mediterráneo es posible degustar exquisiteces. Pals es un lugar donde el arroz cobra especial importancia, pues esta urbe medieval dispone de un arroz con denominación propia. En el restaurante Vicus, uno de los mejores de la ciudad, se ofrecen platos elaborados con este rico producto que disfrutan tanto mayores como pequeños.

La provincia de Girona es conocida por su exquisita gastronomía y, no en vano, en sus terrenos se dispersan hasta 14 restaurantes con estrellas Michelin. Uno de los más afamados es el Celler de Can Roca, elegido mejor restaurante del mundo en dos ocasiones y con lista de espera de hasta un año.

El vino es otro de sus atractivos gastronómicos y, aunque no es apto para los más pequeños, conocer el proceso de su elaboración puede ser perfecto para satisfacer sus innatas ganas de aprender. En Mollet de Perallada, la bodega La Vinyeta propone actividades para toda la familia en las que desarrollar el sistema de producción de sus botellas.

Los productos de la tierra y las antiguas tradiciones son los pilares básicos de la granja escuela Mas Marcè, en Siurana. Allí los niños aprenderán cómo fabrican los productos lácteos, en especial los quesos elaborados con leche de oveja Ripollesa.

Girona y ‘Juego de Tronos’

Si bien es cierto que ‘Juego de Tronos’ es una serie para mayores de 18 años, los niños pueden ‘jugar’ con sus padres a encontrar las diferencias entre los escenarios reales y ficticios que la cadena HBO grabó en Girona capital. Arya Stark o la reina Margaery son algunos de los personajes que se dejaron caer por la ciudad para rodar sus escenas.

Catedral de Girona. (Shutterstock)
Catedral de Girona. (Shutterstock)
Hasta siete localizaciones diferentes son las que se pueden identificar en la serie de ‘Juego de Tronos’. Entre ellas aparecen la Plaça del Jurats de Girona, la Pujada de Sant Domènech o la escalinata de 93 peldaños de la Catedral.

Viajes
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios