Viaja a isla mauricio

Siéntete como Jacques Cousteau tras un 'escudo' de coral

Estás harto de la rutina y del estrés, ¿verdad? Necesitas unas vacaciones con urgencia. Pues prepara las maletas porque isla Mauricio te espera este verano con los brazos abiertos

Foto:

¿Harto de ir a la oficina? ¿Cansado de repetir día a día la misma rutina? ¿Hastiado de sufrir atascos o coger el transporte público? Pon fin a tu suplicio y déjate conquistar por una pequeña extensión de terreno plagada de posibilidades para el descanso y el relax. Los viajes a isla Mauricio, un territorio que ocupa la cuarta parte de superficie de la Comunidad de Madrid, son una oportunidad perfecta para dejar atrás el estrés y la monotonía y pasar unos días con la única compañía del mar.

Isla Mauricio está ‘protegida’ por una barrera de coral que circunda su extensión, una característica que satisfará a los fans de las playas al actuar como escudo ante las olas que le llegan desde el océano Índico. Además, al formar una especie de ‘piscina’ natural improvisada, el coral permite que la temperatura del agua sea más elevada y los baños resulten tan maravillosos que no haya que meditarlo ni un segundo para zambullirse en ella.

Si bien es cierto que isla Mauricio es ideal para parejas que se alojen en sus hoteles de lujo, desde la experiencia de la agencia de viajes PANGEA recuerdan que no es un destino equiparable a las estancias ‘todo incluido’ del Caribe. Normalmente, los alojamientos en esta ínsula cercana a Madagascar suelen ser en régimen de media pensión y no ofrecen las fiestas sin fin que se organizan cruzando el charco.

En unas vacaciones en isla Mauricio prima la tranquilidad, la paz, el sosiego. El olvidarse del móvil, de los correos electrónicos y la 'tablet'. Para ello, nada mejor que practicar alguna de las numerosas actividades náuticas que se pueden hacer en sus dominios, como por ejemplo el ‘parasailling’ o el ‘kitesurf’. Al otro lado de la montaña Le Morne el viento sopla con mucha fuerza, así que es el lugar ideal para realizar este tipo de deportes.

No solo playas para soñar

Aunque volar hasta Mauricio es sinónimo de relajación playera, en el interior de la isla existen otros atractivos que conviene mencionar. Es el caso de la región de Chamarel, con sus inmensas plantaciones de azúcar proveedoras de los riquísimos zumos de caña, no aptos para la ‘operación bikini’ por sus muchas calorías.


Además, en Chamarel también se encuentra la conocida como Tierra de los Siete Colores. Cierra los ojos y déjate llevar por el paisaje: frente a ti aparecen dunas de diferentes tonalidades enclavadas en mitad de un vergel forestal. Amarillos, azules, morados y naranjas son los colores predominantes en este lugar nacido de la actividad erosiva del suelo de basalto y la combinación de sus minerales con la lluvia. ¿El momento ideal para verlo? Al atardecer o al amanecer, pues los rayos del sol inciden de tal manera que en este arcoíris bajo los pies parecen vivir las hadas.

En Mauricio también se puede visitar el famoso templo hindú del lago Grand Bassin, construido por los inmigrantes que acudieron a la isla como mano de obra barata. Este embalse es uno de los tres cráteres que atestiguan el origen volcánico de la isla y, según la religión hinduista, sus aguas se comunican directamente con el río Ganges a través del interior de la Tierra.

La isla de Ciervos que no es tal

A una hora en coche de Port Louis, capital del país, se encuentra la minúscula isla de Ciervos. Este lugar es tan maravilloso como pequeño, pues en su escasísima extensión se disfruta de algunas de las mejores playas de Mauricio. Para conocerlas, la agencia de viajes PANGEA permite a sus clientes la posibilidad de subir en catamarán y contemplar su belleza mientras se degusta una rica barbacoa a bordo.


Aunque el esnórquel no es uno de los deportes estrella en Mauricio ni en isla de Ciervos –la vida marina se desarrolla en torno a la barrera de coral, bastante alejada de la costa–, conviene no olvidar en el hotel las gafas de bucear por si le entran ganas de sentirse Jacques Cousteau entre tan cristalinas aguas. Aunque Mauricio se encuentre en el hemisferio sur y su verano coincida con nuestro invierno –junio, julio y agosto son meses fríos–, es un destino ideal para cualquier época del año.

Viajes
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios