viajes de aventura

Cinco rutas por los volcanes de España: del Teide al Teneguía pasando por el Croscat

Si te gusta la aventura y la naturaleza plantéate un recorrido por algunos de los volcanes españoles. La mayoría de ellos están inactivos, aunque quien sabe…

Foto: El Montsacopa de Gerona, uno de nuestros volcanes más importantes y casi desconocido (Turismo de Gerona)
El Montsacopa de Gerona, uno de nuestros volcanes más importantes y casi desconocido (Turismo de Gerona)

Cuando hablamos de volcanes, seguro que lo primero que te viene a la cabeza son las Islas Canarias, sin embargo, también están presentes en la Península Ibérica. Aunque la mayoría de ellos no están activos hoy en día -sólo los de las Islas Canarias tienen posible riesgo de erupción-, hace siglos protagonizaron un papel importante. Ahora nos permiten observar los impresionantes paisajes que esculpieron formados por acantilados, barrancos, cráteres, fumarolas y conos volcánicos.

Estos son algunos de los lugares de la geografía española para hacer turismo volcánico.

La Garrotxa (Gerona): El Croscat

La comarca de la Garrotxa, en la provincia de Gerona, es una zona volcánica con más de 40 volcanes y los restos de sus erupciones. Entre ellos destaca el Croscat, el más joven de la zona, con sólo unos 17.000 años. Esta auténtica joya de la naturaleza ofrece un espectáculo visual impresionante marcado por los numerosos cortes que dejan entrever sus pliegues. En la colada que formó la lava de su última erupción, se encuentra el Hayedo de Jordá, único por crecer en la falda de un volcán.

El Croscat (Gerona) / Thinkstock. Autor: Ungorf
El Croscat (Gerona) / Thinkstock. Autor: Ungorf

Además de las rutas a pie o en bicicleta, el Parque Natural de la Garrotxa ofrece la posibilidad de disfrutar de sus impresionantes panorámicas volcánicas desde un globo aerostático. Puedes aprovechar para visitar dos de los municipios de la zona que aún conservan su encanto medieval y los mejores legados de la arquitectura románica como son Besalú y Santa Pau.

Olot (Gerona): el Montsacopa

Otra de las maravillas de la naturaleza que alberga la zona volcánica de la Garrotxa es el volcán Montsacopa, en el municipio de Olot, que se formó hace unos 100.000 años. Su cráter mide 120 metros de diámetro, 12 metros de profundidad y aún conserva su forma de copa, de ahí proviene su nombre “Montsacopa”. Desde la cima del cráter, al que se accede bien subiendo por un sendero o por unas escaleras, se pueden contemplar unas espectaculares vistas a la ciudad gerundense.

Justo al lado de su cráter y dentro de un recinto amurallado se encuentra la ermita de San Francisco (s. XVII), construida con materiales volcánicos extraídos de una cantera que había antiguamente en la base del volcán.

El volcán Montsacopa de Gerona
El volcán Montsacopa de Gerona

El Museo de los Volcanes, en pleno corazón del Parc Nou, también merece una visita. Alberga una amplia muestra de los fenómenos volcánicos que ha sufrido la comarca de la Garrotxa durante años. Además, podrás experimentar la sacudida de un terremoto gracias a un simulador.

Fuencaliente (La Palma): el Teneguía

El volcán más turístico de la isla de La Palma, el Teneguía, situado en el municipio de Fuencaliente, ha registrado la última erupción volcánica en España. Fue el 26 de octubre de 1971 cuando el volcán cubrió de lava y gravilla parte del extremo sur de la isla, creando una nueva atracción turística que visitan miles de turistas cada año. Como curiosidad, el cráter que se creó fue bautizado por los lugareños como “volcán caballero” porque la lava respetó un caserío y la ermita.

Teneguía (La Palma) / Thinkstock. Autor: Acongar
Teneguía (La Palma) / Thinkstock. Autor: Acongar

Tanto el volcán Teneguía como el volcán San Antonio, también situado en la “isla bonita”, están declarados Monumento Natural. La mejor opción para divisar el volcán Teneguía es verlo desde el volcán de San Antonio, al que se accede desde el Centro de Visitantes. Desde aquí se pueden contemplar también el Faro de Fuencaliente y las Salinas de Fuencaliente.

Tenerife: el Teide

Con 3.718 metros de altitud, el Teide, en la isla de Tenerife, es el tercer volcán más alto sobre el nivel del mar, después del Mauna Loa y Mauna Kea en Hawai. Su última erupción volcánica tuvo lugaren el año 1798, sin embargo hoy en día continúa en activo, incluso de vez en cuando emite fumarolas (gases emitidos por las lavas). Los cráteres, coladas de lava y conos volcánicos de este monumento natural crean un grandioso conjunto de colores que lo hacen único.

El Teide, en Tenerife (Thinkstock. Autor: Antpun)
El Teide, en Tenerife (Thinkstock. Autor: Antpun)

El Parque Nacional del Teide, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 2007, es el segundo paraje volcánico que mayor número de visitas recibe del mundo. Tan sólo le supera el Monte Fuji en Japón.

Castilla La-Mancha: el Peñarroya y el Cancarix

Entre los muchos volcanes dormidos de Castilla La Mancha -Piedrabuena, Alhorín, Posadilla, Cerro de los Santos…-, queremos destacar dos: el Peñarroya (en Campo de Calatrava, Ciudad Real) y el Cancarix (en Hellín, Albacete).

El primero, declarado Monumento Natural por la Junta de Castilla La Mancha en el año 2000, alberga en su cráter uno de los conocidos “maares” (lagunas naturales en un cráter). Se trata de la Laguna de Peñarroya, que se formó por el contacto entre la lava y una capa de aguas subterráneas.

El Cancarix, por su parte, tiene una particularidad que lo hace único en la península ibérica: su chimenea ha quedado al descubierto debido la erosión. En ambos parajes existen numerosas rutas para hacer a pie o en bici y disfrutar de las vistas.

Cancarix (Castilla La-Mancha) / Turismo de Castilla La-Mancha
Cancarix (Castilla La-Mancha) / Turismo de Castilla La-Mancha

 

 

Viajes

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios