Es noticia
Menú
'Autodefensa' (Filmin), el retrato más salvaje de la generación TikTok
  1. Televisión
  2. Series TV
CONTROVERTIDA FICCIÓN

'Autodefensa' (Filmin), el retrato más salvaje de la generación TikTok

La plataforma española estrena el martes 29 de noviembre esta comedia creada y protagonizada por Berta Prieto y Belén Barenys, corista de Rigoberta Bandini

Foto: Berta Prieto y Belén Barenys, protagonistas de Autodefensa. (Kiku Piñol / Filmin)
Berta Prieto y Belén Barenys, protagonistas de Autodefensa. (Kiku Piñol / Filmin)

Adicciones, ansiedad, reflexiones intensas en plena resaca y fantasías sexuales grotescas para trazar un retrato de una generación desorientada en constante búsqueda de emociones fuertes. Autodefensa, la segunda serie de ficción original de Filmin, tras Doctor Portuondo, llega este próximo martes, 29 de noviembre, con varios objetivos: provocar, incomodar, hacernos reír y reflexionar sobre las inquietudes de los jóvenes. Diez episodios autoconclusivos de alrededor de 15 minutos —todo va muy deprisa en la generación TikTok— que nos sumergen en un mundo de diversión y descontrol a ritmo de música urbana.

El tráiler oficial, compartido por Filmin hace unos días, ha generado todo tipo de reacciones virulentas en Twitter. Mientras que algunos defienden a capa y espada la esencia transgresora de la serie, son muchos los usuarios que se preguntan cuándo la ficción española dejará de representar a la juventud como una panda de drogadictos impulsivos.

Así es Autodefensa

Creada por Belén Barenys, vocalista y prima pequeña de Rigoberta Bandini, junto con Berta Prieto y Miguel Ángel Blanca, la ficción nos adentra en la vida de dos veinteañeras de Barcelona con pretensiones artísticas que vuelcan sus frustraciones en las drogas y las fiestas, aunque también sacan tiempo para sincerarse sobre sus miedos o sus problemas de salud mental. El resultado es una comedia gamberra de aire indie que nos devuelve las ficciones televisivas con mirada autoral.

Unas carismáticas Berta Prieto y Belén Barenys (alias Memé) interpretan a dos versiones ficcionadas de sí mismas que, en el fondo, tienen mucho que ver con la realidad. Como las dos protagonistas de la serie, ellas también son íntimas amigas, compartieron un minúsculo piso en el centro de la ciudad condal y sufrieron penurias económicas hasta conseguir vivir de su arte. Prieto, dramaturga y actriz, se estrena en televisión con esta producción de Filmin, mientras que Barenys, cantante y actriz, saltó a la fama en la última edición del Benidorm Fest gracias a su participación en la actuación de Ay Mamá, la canción con la que su prima, Paula Ribó, intentó representar a España en el Festival de Eurovisión.

La suerte de ambas cambió hace unos meses con un vídeo que colgaron en redes sociales en clave de humor sobre sus vacaciones en Peñíscola. El clip atrajo la atención de Miguel Ángel Blanca, el director del documental Magaluf Ghost Town (disponible en Movistar Plus+) y componente del desaparecido grupo musical Manos de Topo. Tal fue su fascinación por el universo de estas dos amigas, que contactó con ellas para explorar la posibilidad de desarrollar una serie basada en sus propias vivencias. Filmin se subió al carro sin pensárselo y el experimento se ha saldado, por el momento, con dos nominaciones a los premios Feroz: mejor serie de comedia y mejor guion. Un debut, cuanto menos, prometedor.

placeholder Berta Prieto, Miguel Ángel Blanca y Belén Barenys. (Kiku Piñol / Filmin)
Berta Prieto, Miguel Ángel Blanca y Belén Barenys. (Kiku Piñol / Filmin)

La nueva ola del hiperrealismo

La inmersiva narración realista de Autodefensa, casi de estilo documental, así como una estética analógica underground, nos recuerda inevitablemente a Cardo, la premiada serie de Ana Rujas y Claudia Costafreda para Atresplayer Premium, reciente ganadora del premio Ondas. Sin embargo, a pesar de sus numerosas similitudes, la serie de Atresmedia apuesta por un tono más dramático y nos muestra de forma más rotunda las consecuencias de la adicción a las drogas, un asunto por el que la serie de Filmin pasa de puntillas.

La hiperestilización de la mayoría de las series actuales, con puestas en escena artificiales y personajes que se levantan de la cama recién maquillados, da paso en Autodefensa a una representación más honesta de la realidad. Las protagonistas viven en un piso desordenado —y no especialmente bien decorado— y lucen con naturalidad sus pies sucios, sus pintas de andar por casa y su cara de recién levantadas. Tan real como la vida misma.

A través de las ocurrentes conversaciones entre los personajes, Autodefensa no pretende ser más que una oda a la amistad, a la autenticidad y a la importancia de las experiencias compartidas. Lo consigue, en gran medida, gracias al desparpajo de las dos actrices principales, con mención especial a la poderosa energía frente a la cámara de Berta Prieto.

placeholder Las protagonistas de Autodefensa. (Kiku Piñol / Filmin)
Las protagonistas de Autodefensa. (Kiku Piñol / Filmin)

Mirada autoral frente a la dictadura del algoritmo

Sentirse deseada, Fantasía, Ansiedad, Ser un concepto… Los títulos de los episodios nos dan pistas de los temas que mueven a sus creadoras. En una industria plagada de series artificiosas sin rastro de personalidad propia, con guiones que parecen escritos por una inteligencia artificial, Filmin nos devuelve la magia de los relatos de autor. Historias auténticas, libres y arriesgadas con la ironía por bandera. No es común que el sector audiovisual se ponga al servicio de las voces menos experimentadas, especialmente si estas se salen del molde, pero la plataforma de streaming que lidera Jaume Ripoll da un paso al frente para demostrar la importancia de dejar que los jóvenes se expresen.

Lo cierto es que la serie de Belén Barenys y Berta Prieto consigue construir una forma de narrar y un universo propio, con decisiones creativas originales, incluso desde los títulos de crédito. El guion plasma con solvencia esa mezcla de apatía e impulsividad hedonista con la que muchos miembros de la generación Z se enfrentan al mundo. Porque ante un futuro tan incierto, a veces, solo nos queda bailar.

Foto: Jaume Ripoll, director editorial de Filmin. (Foto cedida)

Sí, lo que nos cuenta nos recuerda a otros productos que ya hemos visto y las referencias estéticas son menos punkis de lo que probablemente piensen sus responsables artísticos. Pero no podemos negar que estamos ante una ficción descarada, inteligente y que sabe qué teclas debe tocar para provocar el espectador más conservador. Y es que Autodefensa se atreve con todo, desde bromear con el consentimiento sexual o el racismo e, incluso, abordar temas tan espinosos como la pedofilia, hasta mostrarnos desnudos integrales de ambos sexos, sin pudor ni vergüenza.

¿Retrato de una generación?

A juzgar por algunas declaraciones de sus creadores durante la campaña de promoción, parece que en Filmin se han autoproclamado el altavoz de una generación. Si bien es cierto que todo lo que vemos en la serie se percibe como algo auténtico y reconocible, tanto que en ocasiones no parece ficción, ¿hasta qué punto podemos decir que refleja la realidad de toda una generación?

Probablemente, sus productores vuelven a caer en uno de los defectos más comunes del sector audiovisual: el ombliguismo. Suponen que la mayoría de los jóvenes tienen los mismos problemas que los de sus entornos, asiduos a la escena alternativa de barrios cool barceloneses como Gràcia, Sant Antoni o Poblenou (o en los madrileños Lavapiés y Malasaña). La serie refleja una realidad, es innegable, pero es evidente que algunas situaciones solo ocurren en ciertos ambientes y, concretamente, en determinadas ciudades.

Foto: Ana Rujas y Claudia Costafreda, creadoras de 'Cardo'. (EFE/Juan Herrero)

Hay problemas endémicos que atraviesan al sector más joven de la población a lo largo y ancho de España: la incertidumbre ante la falta de oportunidades, la desidia por la inacción política o la preocupación por el cambio climático. Pero, seamos honestos, pocos jóvenes de Badajoz, Cuenca o Ávila se sentirán identificados con los personajes de Autodefensa. ¿Cuándo veremos una serie sobre la realidad de los jóvenes en las pequeñas ciudades? ¿Para cuándo una ficción sobre jóvenes que no están todo el día drogándose y yendo de fiesta? Quizás ha llegado el momento de que lo indie, si aspira a transgredir de verdad la norma, amplíe su mirada.

Adicciones, ansiedad, reflexiones intensas en plena resaca y fantasías sexuales grotescas para trazar un retrato de una generación desorientada en constante búsqueda de emociones fuertes. Autodefensa, la segunda serie de ficción original de Filmin, tras Doctor Portuondo, llega este próximo martes, 29 de noviembre, con varios objetivos: provocar, incomodar, hacernos reír y reflexionar sobre las inquietudes de los jóvenes. Diez episodios autoconclusivos de alrededor de 15 minutos —todo va muy deprisa en la generación TikTok— que nos sumergen en un mundo de diversión y descontrol a ritmo de música urbana.

Series de Filmin Filmin