CRÍTICA

'Criminal' (Netflix): un brillante 'thriller' psicológico en busca de la verdad

Una sala de interrogatorios como único escenario de esta serie de cuatro países en la que unos ávidos e implacables policías acorralan a sospechosos envueltos en oscuros y macabros casos

Foto: Imagen de la serie 'Criminal'. (Netflix)
Imagen de la serie 'Criminal'. (Netflix)

Seamos sinceros. En ficción, casi todo está inventado y quien diga lo contrario miente. Por eso es de agradecer producciones como la de 'Criminal', la innovadora propuesta policíaca de Netflix. Esta serie, cuyo único escenario es la sala de interrogatorios de una comisaría, tiene la particularidad de que sus 12 episodios han sido escritos, dirigidos y protagonizados por profesionales de cuatro países distintos (España, Reino Unido, Francia y Alemania). Cada país firma en su respectivo idioma tres capítulos. Con este 'thriller' psicológico, Netflix ha acertado de pleno en su primera producción transeuropea.

[Las series que Netflix, Movistar+, Amazon Prime Video y HBO estrenan en septiembre]

En dicha sala, policías y sospechosos miden sus fuerzas en angustiosos e imperdonables duelos psicológicos. El objetivo de los agentes no es otro que el de acorralar al detenido hasta que se derrumbe y confiese, cueste lo que cueste. Carmen Machi, Inma Cuesta, Eduard Fernández y Enma Suárez encaraman a lo más alto un género tan complicado como es el policíaco.

Carmen Machi, una de las protagonistas de 'Criminal'. (Netflix)
Carmen Machi, una de las protagonistas de 'Criminal'. (Netflix)

Las cuatro tandas de episodios comparten bastantes similitudes. Un equipo de policías, dirigidos siempre por una mujer, interrogan a un sospechoso de diversos delitos. En la sala de interrogatorio, se palpa la tensión. Los agentes recurren a las más diversas técnicas, algunas de ellas más bien sucias, con tal de conseguir la confesión del interrogado. Todo vale con el fin de lograr la verdad. Además de los enconados, intrigantes y desquiciantes interrogatorios cara a cara, los episodios de 'Criminal' muestran tensiones y conflictos entre los propios investigadores.

La serie muestra la tensión y la angustia que se dan en cada uno de los encierros claustrofóbicos entre la policía y sospechosos

'Criminal' nos muestra todo lo que sucede en la sala de interrogatorios y también en la sala anexa, separada por un espejo, desde donde otros agentes comentan cada jugada. De vez en cuando, asistimos a alguna escena en un pasillo y poco más. Nada ocurre más allá de la comisaría de policía. Dentro, eso sí, todo un elenco de 'sospechosos invitados' son interrogados sin piedad por un equipo de detectives.

La emoción y la tensión provienen única y exclusivamente del intenso encierro claustrofóbico entre el policía y el detenido. Es el gran magnetismo de esta serie policíaca en la que no hay delitos a la vista, ni hacen falta. Se cometen fuera de pantalla, por lo que ni hay violencia, ni sangre ni persecuciones de alto voltaje. Basta con la palabra y sus caras para fijarlos en nuestra mente.

Imagen de 'Criminal'. (Netflix)
Imagen de 'Criminal'. (Netflix)

Arriesgadas historias

Cada uno de los sospechosos esconde toda una fragilidad psicológica que les ha situado al borde del precipicio. En el fondo, son culpables y víctimas de sus propios dramas personales. A través de sus historias, la serie arriesga, navega e hinca el diente a asuntos tan peliagudos, tan escabrosos y tan dicotómicos como los abusos sexuales, los malos tratos sufridos por un hombre, la violación de menores, el secuestro y asesinato de niñas, los conflictos con la homosexualidad o el atroz atentado en la sala Bataclán (París), a través de una falsa víctima de aquella terrible desgracia.

'Criminal'. (Netflix)
'Criminal'. (Netflix)

Al frente de este ambicioso proyecto se encuentra el 'showrunner' George Kay, responsable también de una de las grandes sorpresas de este año, 'Killing Eve' (HBO). Además de dirigir los tres episodios británicos, su mano ha unificado y supervisado con gran acierto este complicado proyecto internacional. Ha alcanzado algo bien difícil, como que todos los personajes de policías y sospechosos que van desfilando por la serie, independientemente del idioma o el país en el que se desarrolle la historia, despierten idéntico interés, envueltos en personalidades y conductas psicológicas oscuras, siniestras e inquietantes.

Brillantes episodios españoles

En cuanto a los episodios españoles, tanto la interpretación como el guion (Alejandro Hernández y Manuel Martín Cuenca) de las tres historias están a la altura de los capítulos del resto de países. El actor Eduard Fernández da vida a un conocido narcotraficante acostumbrado a los encontronazos con los agentes del orden. Carmen Machi vuelve, por fin, a la televisión con un papel dramático, histriónico y lleno de registros. Da vida a una mujer interrogada para dar con el paradero de su hermano fugado. El papel de Imma Cuesta es también puro drama. Después de verla dando vida a una joven acusada del asesinato de su hermana autista, uno piensa que debería dedicar el mismo tiempo a la comedia que a personajes tan oscuros y trágicos como este.

'Criminal'. (Netflix)
'Criminal'. (Netflix)

En medio de todos ellos, Enma Suárez, misteriosa y ecléctica en su papel de inspectora jefa de la comisaría. En sus interrogatorios, utiliza todo tipo de artimañas y trucos para dar con la verdad. Además, mantiene una relación, más sexual que sentimental, con uno de sus subordinados, al que vuelve loco. Se trata de un personaje que interpreta magníficamente Álvaro Cervantes.

Después de ver los 12 capítulos de esta serie, con un reparto de lujo, uno llega a la conclusión de que cada uno de los episodios de 'Criminal' daría por sí solo para toda una serie. Esperemos que pronto tengamos al menos una segunda temporada.

Series TV

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios