Es noticia
Menú
El defecto por el que una comensal ha terminado rechazándolo en 'First Dates'
  1. Televisión
  2. Programas TV
"NO SE MOVÍA CASI NADA"

El defecto por el que una comensal ha terminado rechazándolo en 'First Dates'

La mujer de casi 80 años, y recién viuda, ha acudido al programa de Carlos Sobera para encontrar un hombre que la mantenga con energía los años que le quedan

Foto: Manoli, en 'First Dates'. (Mediaset)
Manoli, en 'First Dates'. (Mediaset)

De entrada, Manoli dejó claro a Carlos Sobera que se presentaba a First Dates para seguir viviendo después de perder a su marido. La andaluza, casi octogenaria, pedía que su cita fuese un hombre activo y con energía, justo todo o contrario a lo que le han llevado.

Manoli, de 79 años y natural de Jaén, llegó con las ideas claras al programa de Cuatro: "Tengo mucho que dar todavía, porque a mi corazón todavía le gusta sentirse útil y bien". La mujer se quedó viuda hace 10 meses, y, "no quiero estar sola, me entra una depresión muy grande".

"El ritmo lo llevaba yo. He bailado con él y no movía ni los pies casi nada"

Sobera quiso saber los requisitos para encontrar el amor en su restaurante: que tenga mucha energía, que sea responsable y le guste viajar, que sea romántico, pero que no sea antiguo, sino algo más moderno. En cuanto al sexo, también quiere algún hombre activo, "porque el sexo quita muchas penas y da muchas alegrías".

En mitad de esta presentación, apareció Antonio, un cordobés de 85 años con rosa en mano. Una velada que parecía ir bien, pero ella tuvo que reconocer fuera de cámara que no le estaba llegando: "Se le ve que necesita mucho cariño y que le den mucho empujón", llegó a resumir, después de aparecer desencantada y apagada durante la cena con Antonio.

placeholder Manoli y Antonio, en 'First Dates'. (Mediaset)
Manoli y Antonio, en 'First Dates'. (Mediaset)

Tal fue la situación, que Manoli quiso recordarle a su cita que, "soy una persona muy activa en todos los aspectos". Ante las respuestas y reacciones del comensal, la mujer volvió a insistir a los telespectadores: "Esta persona necesita a otra que esté a su lado y que le haga compañía. Que entre y salga y no lo jalee mucho, y yo soy una polvorilla".

Foto: Fabrizio, en 'First Dates'. (Mediaset)

El remate final fue el baile que le propuso el programa en la ceremonia del postre. Con una de Julio Iglesias sonando de fondo, ella llevaba la voz cantante y él se dejaba hacer, pero muy lento y sin apenas saber qué hacer: "El ritmo lo llevaba yo. He bailado con él y no se movía ni los pies casi nada". La decisión final estaba cantada: ella se negó a verlo por segunda vez, porque, como ha ido diciendo, "necesita mucho cariño", y él admite no tener nada que ver con ella, más allá de una amistad.

De entrada, Manoli dejó claro a Carlos Sobera que se presentaba a First Dates para seguir viviendo después de perder a su marido. La andaluza, casi octogenaria, pedía que su cita fuese un hombre activo y con energía, justo todo o contrario a lo que le han llevado.

Programas TV Cuatro
El redactor recomienda