Cuando un intruso se coló en la casa de 'Gran Hermano' para pedir el acercamiento de presos de ETA
  1. Televisión
  2. Programas TV
20 AÑOS DE SU ESTRENO

Cuando un intruso se coló en la casa de 'Gran Hermano' para pedir el acercamiento de presos de ETA

Recordamos uno de los momentos más insólitos de la historia del 'reality show' en España ahora que se cumplen 20 años de su estreno

placeholder Foto: 'Gran Hermano 1'. (Telecinco)
'Gran Hermano 1'. (Telecinco)

Este jueves, 23 de abril, se cumplen dos décadas de la apertura de puertas de la casa más famosa de Guadalix de la Sierra: Mercedes Milá, maestra de ceremonias de todo un "experimento sociológico" llamado 'Gran Hermano', daba la bienvenida a los diez concursantes que dejaban atrás su anonimato para convivir encerrados bajo la atenta mirada de 29 cámaras de televisión durante tres meses. Hoy hace 20 años que la televisión española cambiaba para siempre.

Nacía así el 'reality show' por excelencia en nuestro país, una nueva forma de entender la televisión que rápidamente conectó con el gran público, atrapado en el inocente día a día de unos protagonistas ajenos a todo lo que se estaba formando a su alrededor: 7.811.000 de espectadores promediaba esta primera edición y un 50,2% de cuota de pantalla, unas cifras que se elevaban a un estratosférico 70,8% y más de 9 millones en su final, con 11 millones de fieles pendientes de conocer el nombre del ganador, Ismael Beiro.

Foto: Logotipo de 'Gran Hermano' con dibujo del coronavirus.

Precisamente fruto de este enorme interés nacional no pocos fueron los que vieron la oportunidad de utilizar al programa como escaparate, siendo el caso más llamativo el de un individuo que logró burlar la seguridad hasta colarse en el interior de la vivienda durante una de sus galas en directo.

Al grito de "Euskal presoak Euskal Herrira" (Presos vascos, a Euskal Herria), un joven irrumpía en el interior de 'Gran Hermano', descolocando por completo a los concursantes, que en ese momento se encontraban saliendo del confesionario: "¿Este quién es?", reacciona inicialmente Iván Armesto al encontrárselo en el salón.

Rápidamente sus compañeros corren hacia el misterioso hombre, que porta una pancarta en favor del acercamiento de presos a las cárceles vascas, en consonancia con los gritos que profesaba. "Es pacífico", se escucha aclara a uno de ellos, tranquilizando al resto de habitantes.

En controvertido incidente que no se tocaría en los platós de Telecinco en estos 20 años de emisión del formato

Ana toma posteriormente el control de la situación, indicando a sus compañeros la necesidad de salir al jardín por seguridad, ya que allí podrían aislarse hasta que los miembros de seguridad del programa extraigan al individuo de la casa. Koldo, concursante vasco, se dirige entonces al intruso desde fuera de la estancia afeándole que "no es el momento" de este tipo de reivindicaciones.

Las cámaras tratan en todo momento de restar impacto al polémico suceso, con las imágenes del directo trasladándose al exterior de la casa mientras que los responsables del 'reality show' extraían al susodicho en cuestión de segundos, un controvertido incidente que no se tocaría en los platós de Telecinco en estos 20 años de emisión del formato: "La cadena privada no quiere dar publicidad a determinados grupos políticos", declaró por aquel entonces un responsable de Telecinco a El País, dando así carpetazo al tema para siempre.

Gran Hermano Programas TV Reality show Telecinco
El redactor recomienda