ANÁLISIS DEL ESTRENO

Aciertos y errores de 'Bake Off España', la marca blanca de 'MasterChef' de Cuatro

El nuevo pograma de cocina suple su falta de originalidad con ritmo y excentricidad por parte de sus concursantes, con historias de superación que pueden empalagar al espectador

Foto: El jurado de 'Bake Off España'. (Cuatro)
El jurado de 'Bake Off España'. (Cuatro)

Tras varios meses de intensa promoción, Cuatro abrió las cocinas de 'Bake Off España' este miércoles, 6 de marzo. Doce aspirantes no profesionales pelearán cada semana en este nuevo 'talent show' culinario por conquistar al jurado compuesto por tres grandes personalidades para convertirse en el mejor pastelero del país, llevándose consigo un premio de 50.000 euros y la posibilidad de publicar su propio libro de recetas.

[Sobreviviendo a 'Bake off España': un día como concursante del programa de Cuatro]

No, no se trata de la nueva versión de 'MasterChef', por mucho que la descripción del programa pueda parecerlo, y son precisamente sus grandes similitudes (tanto que hasta su presentador lo verbalizó diciéndole a sus chicos "eso aquí no que no es 'MasterChef") uno de los grandes lastres del formato: doce aspirantes, tres jueces (dos hombres y una mujer) y tres pruebas por entrega convierten a 'Bake Off España' en la marca blanca del formato de la competencia (similar, más barata pero no por ello necesariamente peor).

'Bake Off' palidece ante 'MasterChef' al carecer de pruebas de exteriores, desarrollándose íntegramente en una carpa en mitad de la nada

Porque 'Bake Off' puede venir precedido de un gran éxito mundial, pero para el público español llega a rebufo de un concurso que lleva cocinándose desde hace ya seis años en TVE, y apostando por un gran despliegue técnico que luce todavía más en sus pruebas de exteriores, un aspecto frente al que palidece la apuesta de Cuatro al desarrollarse íntegramente en una carpa en la naturaleza (que bien podría ser un invernadero cualquiera en mitad de la nada).

Betina, la jurado más destacada de 'Bake Off España'. (Cuatro)
Betina, la jurado más destacada de 'Bake Off España'. (Cuatro)

'MasterChef' es un espacio que funciona como un reloj, y buena prueba de ello es el éxito de sus múltiples versiones y ediciones, por lo que no es de extrañar que desde Mediaset hayan puesto los ojos en un formato casi calcado; lo que cuesta más entender es que no hayan tratado de encontrar elementos diferenciadores para transmitir al espectador la sensación de no estar ante más de lo mismo. ¿Cuántos formatos de cocina pueden encontrarse en las múltiples cadenas, operadores y plataformas? 'Bake Off España' parece no querer aportar nada nuevo al panorama culinario televisivo, más allá de centrarse en un único tipo de comida (el postre).

'Bake Off España' se lo jugó todo al casting

Viendo todas estas similitudes en lo que a forma se refiere, 'Bake Off España' se lo jugó todo al casting, tanto en lo referente al jurado y presentador como a los concursantes. Y se notó, porque el programa apostó por un jurado duro donde destacó desde el inicio Betina Montagne, su líder y figura más carismática, por implacable pero también por juguetona con los participantes. Jesús Vázquez, por su parte, jugó el papel de hilo conductor entre aspirantes y jueces, dominando el espacio, los tiempos y las personalidades como siempre ha demostrado en cada uno de sus proyectos anteriores.

Jurado y concursantes de 'Bake Off España'. (Cuatro)
Jurado y concursantes de 'Bake Off España'. (Cuatro)

Punto y aparte son los concursantes, cuyas excéntricas personalidades parecen haberse antepuesto a su nivel como cocineros, a juzgar por los postres realizados en el estreno. El grupo está formado por gente muy peculiar, en todas las modalidades posibles y con casi todas las historias de superación imaginables, con el objetivo de impactar y calar en la audiencia desde el primer vistazo, y vaya si lo logra. Imposible no recordar a la inmensa mayoría del elenco tras esta primera entrega.

Pero la televisión es entretenimiento y en este sentido 'Bake Off España' sí cumple en términos generales. El programa suple su falta de originalidad con ritmo (pese a las excesivas pausas publicitarias con las que torpedearon el arranque) gracias al resuido montaje de cada prueba y el acierto de presentar los diferentes perfiles de participantes intercalándolos con los cocinados.

Falta por comprobar si los invitados lucen y aportan, ya que en este estreno nadie se asomó por la carpa para agitar un poco (más) los accidentados cocinados. Que Kiko Rivera vaya a ser uno de ellos no invita al optimismo, reforzando todavía más ese sabor de boca 'low cost' que deja este primer postre. En definitiva, 'Bake Off' aprueba, como también lo hace ese otro sucedáneo de 'MasterChef' que es 'Maestros de la costura', pero todo apunta a que correrá su misma suerte en lo que a relevancia se refiere.

Programas TV

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios