'Gran Hermano' cumple hoy 18 años: así fue su bienvenida en España
  1. Televisión
ASÍ FUERON SUS PRIMERAS EMISIONES

'Gran Hermano' cumple hoy 18 años: así fue su bienvenida en España

El formato, cuyas bases ya fueron planteadas en el libro '1984 de George Orwell en 1949, revolucionó la forma de hacer televisión y abrió la puerta a una nueva serie de espacios

Foto: Primer logotipo de 'Gran Hermano'.
Primer logotipo de 'Gran Hermano'.

La expectación fue máxima. Durante las semanas e incluso los meses previos a su lanzamiento los debates sobre los límites de la ética y la moral en televisión fueron una constante. 'Gran Hermano' supuso un experimento inédito a nivel mediático. Nunca antes un programa en televisión había seguido y observado, durante las 24 horas y durante tres meses, las relaciones y las conductas de un grupo de desconocidos totalmente aislado en una casa prefabricada.

Hoy, 23 de abril, se cumplen 18 años de aquel polémico estreno. Polémico, sí, pero también arrollador. El morbo por ver aquella adaptación española de 'Big Brother' llevó a Telecinco a registrar grandes picos de audiencia, a pesar de coincidir con el Domingo de Resurrección.

[Más información | ¿Debería 'Gran Hermano' reconvertirse en un experimento sociológico?]

Entrada de los primeros 'grandes hermanos' en España.

Los vascos, los más fieles

El nuevo formato de Telecinco se apoderó de todas las comunidades. Ninguna se libró de pecar, como llegaron a señalar desde algunos sectores. El 40,2% de los vascos siguió atento la primera de las galas, aunque en el resto de territorios el seguimiento fue también amplísimo. En la Comunitat Valenciana, donde el programa firmó su peor registro, la cuota de 'GH' no bajó del 31,9%.

7.000 personas llamaron para participar, aunque solo 57 accedieron a la última fase. El programa seleccionó a 10 participantes y a 15 reservas

El estreno de ‘Gran Hermano’ cumplió con creces todas sus expectativas. Los jóvenes de 13 a 24 años conformaron el grupo más numeroso y aunque hoy día podamos pensar lo contrario aquella primera gala fue seguida mayoritariamente por espectadores de alto nivel adquisitivo. El seguimiento entre los espectadores de clase alta y media-alta fue el más llamativo.

Mercedes Milá, en el primer 'Gran Hermano' de Telecinco.
Mercedes Milá, en el primer 'Gran Hermano' de Telecinco.

Dos horas de gala

Aquel ‘Gran Hermano’ se diferenció -y mucho- de las últimas ediciones. Arrancó su emisión a las 21:30 horas y para medianoche ya había acabado. Su primera gala apenas se prolongó más allá de las dos horas, dedicando tres cortes a la publicidad. Las cifras obtenidas por ‘GH’ a lo largo de aquella primera temporada fueron equiparables a las cosechadas por los grandes eventos deportivos.

La media de 'GH 2000' superó los 7,8 millones, con un share medio del 51,2%. Estos datos elevaron las cifras del minuto publicitario a cifras impensables, lo que supuso duplicar el volumen de los ingresos previstos inicialmente. No fue nada raro teniendo en cuenta que ocho de cada diez españoles admitieron haber conectado, en algún momento, con las emisiones de ‘Gran Hermano’. Lógicamente, la mayor concurrencia de espectadores se dio cada semana coincidiendo con las expulsiones de los concursantes. La salida más vista fue la de Mª José Galera, con 11.745.000 espectadores.

Los participantes de 'Gran Hermano', instantes antes de entrar en la famosa casa.
Los participantes de 'Gran Hermano', instantes antes de entrar en la famosa casa.

Los cuatro picos del programa

La primera gala del primer ‘GH’ arrancó pasadas las nueve y media de la noche con apenas tres millones de personas, sin embargo, la curva de audiencia reflejó desde el primer minuto una tendencia totalmente ascendente. En apenas un cuarto de hora la cuota de pantalla se situó por encima del 40%, aunque el punto más álgido del reality llegó con la entrada de los participantes a la casa, situada en aquella ocasión en Soto Del Real.

La primera casa de 'GH', situada en Soto del Real, contó con 29 cámaras y 60 micrófonos

Con la publicidad, 'Gran Hermano' quedó dividido en cuatro bloques. En el primero despuntó Mercedes Milá hablando desde el plató del programa; en el segundo, el copresentador Fernando Acaso mostrando el baño de la casa; en el tercero, las declaraciones de Gustavo, el marido de la participante Marina Díez; y, en último lugar, la entrada de los 10 participantes iniciales en la casa. La audiencia del programa se disparó en esos momentos, aunque lógicamente el mayor pico de audiencia, con más de 7 millones, correspondió al último de todos ellos.

Ismael Beiro, tras ganar 'GH 2000'. (Mediaset)
Ismael Beiro, tras ganar 'GH 2000'. (Mediaset)

Evitar el morbo

Lo tuvieron claro desde el primer momento y así lo remarcó Mercedes Milá desde el primer momento: el programa evitaría lo morboso como los desnudos o las imágenes del interior del baño, algo que sí explotaron otras ediciones de ‘Gran Hermano’ a nivel internacional. Tal y como explicaron desde producción, el programa resultaba de por sí lo bastante revolucionario como para añadirle más morbosidad.

Fueron los directivos de Telecinco y la plataforma digital Quiero quienes tras estudiar las posibilidades del formato decidieron comprarlo. La alianza se completó con Zeppelin TV y la plataforma por satélite Vía Digital. Los abonados a Vía Digital pudieron seguir desde el domingo de estreno la emisión ininterrumpida, y en directo, de todo lo que sucedió dentro de la famosa casa. La plataformas contó con su propio equipo de realizadores, por lo que las reuniones con la cadena fueron bastante periódicas. Telecinco y Quiero siguieron la misma línea de programación, mientras que las emisiones de Vía Digital intentaron cubrir otras parcelas.

Gran Hermano Telecinco Mercedes Milá
El redactor recomienda