Óscar Cornejo y Adrián Madrid, los hombres (gais) que entretienen a nuestras madres
  1. Televisión
los creadores de 'sálvame'

Óscar Cornejo y Adrián Madrid, los hombres (gais) que entretienen a nuestras madres

Son las dos personas que han cambiado la forma de ver la televisión, las que han acuñado el término 'fast tv' y las que hacen que muchas señoras se queden pegadas a la pantalla

Foto: Adrián Madrid y Óscar Cornejo (La Fábrica de la Tele)
Adrián Madrid y Óscar Cornejo (La Fábrica de la Tele)

Son las dos personas que han cambiado la forma de ver la televisión, las que han acuñado el término 'fast tv' y las que, innegablemente, hacen que muchas señoras se queden pegadas a la pantalla cada tarde, sin que ello excluya a otro tipo de públicos más reacios a ver programas como Sálvame, pero poco dispuestos a confesarlo. Adrián Madrid, el tímido, y Óscar Cornejo, el más conocido, son las dos cabezas visibles de La Fábrica de la Tele, productora detrás de formatos televisivos de éxito como el mencionado programa que capitanea Jorge Javier Vázquez, La noria o el Chester. En muchas entrevistas, han definido el programa como "una terapia de grupo". Sin embargo, en su currículum también figuran 'tratamientos' menos terapeúticos y exitosos como 'el G-20 de Risto Mejide'. Ambos tienen pareja y forman un binomio profesional que pone en evidencia el gay power hispano en los medios de comunicación.

Antes de dirigir, mano a mano, el Aquí hay tomate, que inventó cebos, vídeos epatantes e incluso personajes salidos de la nada, Cornejo fue el más destacado de los dos cuando Atlas, productora del polémico y demandado (judicialmente, como no podía ser menos ante su refrescante osadía) programa lo nombró subdirector del espacio. Para él, que había pasado por trabajos como el de cámara, era todo un honor la responsabilidad, pero para Madrid, compañero y amigo, el cargo no era suficiente, ya que él figuraba como director y Cornejo no.

Compañeros hasta el final

Ambos, periodistas y compañeros, habían creado el polémico espacio mano a mano en febrero de 2003 y acabarían cosechando audiencias superiores a un 20% de share. Decidido a ayudar a su amigo, la protesta de Madrid consiguió que lo subiesen de cargo y lo equiparasen al suyo. El resto es historia de la televisión, al menos de la televisión sin pretensiones de pasar a la historia, valga la redundancia.

Pese a que el programa dijo adiós de forma repentina y muchos vieron en ello teorías conspiratorias de todo tipo, lo cierto es que Cornejo y Madrid lo tenían mucho más claro que los detractores y que casi todo el mundo. Para ellos, el Tomate era, simple y llanamente, "un programa de humor". La buena sintonía entre ambos los llevó a crear la productora Hormigas Blancas, título otorgado a raíz del programa que presentó Jorge Javier Vázquez. Además, cada uno fundó su propia productora, Peras y Manzanas Producciones respectivamente, en clara alusión a la ya mítica frase de Ana Botella. La reivindicación es indudable, por si alguien no había notado que sus programas, de La noria a Cámbiame, de TNT a El ventilador siempre han sido abiertamente gay friendly e incluso han fomentado la diferencia entre lo que muchos catalogaban como indudable esperpento.

De los dos, sin duda ha sido Cornejo el que ha acaparado más titulares. Recientes están los de su boda con Jaume Collboni, ganador de las primarias del PSC de Barcelona, que se celebró en abril de 2014. No hace falta decir que la mayoría de los rostros de La Fábrica, desde Belén Esteban a Jordi González, acudieron con puntualidad absoluta al enlace. Adrián Madrid ha aparecido menos en el foco, pero sus vivencias en La Fábrica son tan valosas como las de Cornejo. Hoy por hoy, ambos son millonarios y auténticos genios de esa televisión que sirve para algo tan fácil y a la vez difícil como evadirse; de esa que llaman de "usar y tirar".

G20 Noticias de Belén Esteban Jordi González
El redactor recomienda