la colaboradora quiere pasar página

Pepa Jiménez, la orgullosa vencedora de la "trampa" de Telecinco y La Fábrica

La sentencia del Tribunal Supremo que se dio a conocer el pasado martes ha abierto viejas heridas del pasado que la colaboradora de televisión quiere cerrar de una vez por todas

Foto: Pepa Jiménez
Pepa Jiménez

El conflicto entre Telecinco y La Fábrica de la Tele con Pepa Jiménez sigue dando de qué hablar después de cinco años. La sentencia del Tribunal Supremo que se dio a conocer el pasado martes ha abierto viejas heridas del pasado que la colaboradora de televisión quiere cerrar de una vez por todas.

La Justicia le dio la razón, pero de los 739.000 euros que reclamaba a la cadena y a la productora, el juez estimó que solo debía recibir 2.000. Aún así, ella se siente ganadora. "Para mí eso es ganar. Me he gastado mucho dinero en poner esta demanda, pero iba a por todas. No iba a permitir que dijesen esa cantidad de mentiras e injurias sobre mí. Estoy contenta en ese sentido, pero en otro no: pienso que la Justicia no funciona, que es para algunos y ya está", recalca Pepa en conversación con Vanitatis.

La colaboradora recuerda con indignación el resultado del litigio y cómo el juez recalcó que tenía que conformarse con lo que se dijese sobre ella ya que trabajaba en programas de prensa rosa. "Cuando a ellos les insultan, les condenan por 200.000 euros, pero como yo soy una simple periodista, pues solo 2.000 euros", matiza.

Pepa demandó a las empresas ya citadas por los insultos que recibió de numerosos colaboradores de Telecinco (Alberto Gutiérrez, Jordi Anjauma, Terelu Campos, Paz Padilla, Jorge Javier Vázquez, Kiko Matamoros, Mila Ximénez, Belén Esteban, Kiko Hernández, Lydia Lozano, Toño Sanchís y Rosa Benito) en Sálvame, Deluxe, La Noria y Enemigos Íntimos.

La colaboradora fue tachada de "hija de puta, sinvergüenza, mala persona, mafiosa, desgraciada, golfa, gentuza, mala profesional, inepta, infame, sorda o mala hasta el vómito" –según reza en la sentencia a la que ha tenido acceso este medio– tras la difusión de una conversación telefónica en la que no dejaba en muy buen lugar a Belén Esteban.

En dicha conversación, difundida y grabada por Alberto Gutiérrez, Pepa dijo que Belén tenía una hermana yonqui en Bilbao o que su hermano estaba ‘hasta el culo’ (refiriéndose a su adicción a las drogas), entre otras cosas, tal y como viene reflejado en el escrito.

Víctima de Toño Sanchís

Pepa asegura a este medio que le tendieron una trampa, llevada a cabo por Alberto Gutiérrez y orquestada por Toño Sanchís. "Alberto se ofreció a investigar una serie de datos conmigo. Yo sabía que me estaban tendiendo una trampa. Esa conversación se troceó, se manipuló. Yo no iba a fastidiar a Belén Esteban ni nada parecido; no tengo esa fuerza. Y no dije, ni mucho menos, todo eso (que el hermano era un yonqui, etc.); Alberto es el que decía todo; yo solo asentía”, recalca.

"Además –añade– es una conversación privada en la que yo puedo decir lo que me de la gana, lo que no se puede permitir es que hagan eso, pero lo hacen porque quien preparó todo esto fue Toño Sanchís. Pero de eso no quiero hablar…".

Toño Sanchís con Belén Esteban (Gtres)
Toño Sanchís con Belén Esteban (Gtres)

"Telecinco me ofreció 100.000 euros por sentarme a hablar"

Pepa hace hincapié en que no está vetada en Telecinco. Ni mucho menos. Además de ofrecerle, hace 4 años, realizar una "entrevista para hablar del tema por la que cobraría 100.000 euros", la han invitado "a Enemigos Íntimos, incluso a Supervivientes". Unas ofertas que rechazó porque ella "no es un personaje, sino una periodista".

Además, recalca que con Telecinco hay buena relación: “En estos años he seguido en contacto con altos directivos de la cadena y se arrepienten de haber permitido que se hiciese eso conmigo, porque han sido tres meses machacando a una persona".

Aunque la comunicación con la cadena haya sido fluida y cordial, la colaboradora asegura que en ningún momento la han tentado a retirar la demanda: “Al revés, me animaban a que siguiera mi camino".

"Borrón y cuenta nueva"

Pepa Jiménez, que puntualiza que ha estado trabajando en programas de crónica social en Telemadrid hasta septiembre, asegura que no trabajaría con La Fábrica de la Tele ni por todo el oro del mundo. Eso la aparta de los programas de corazón como Sálvame o Deluxe, los únicos espacios de crónica social que hay actualmente en televisión y en los que tendría cabida la colaboradora.  

Pero a Pepa le es indiferente y es tajante en su decisión. Ahora mismo, lo único que quiere es hacer borrón y cuenta nueva. Y, aunque la sentencia no ha salido todo lo bien que deseaba, se queda con que ha ganado y con la enhorabuena que ha recibido de "muchísimos compañeros que la han llamado". Eso sí, si volviera a encontrarse en la misma situación, se lo pensaría dos veces antes de poner otra demanda.

Televisión

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios