'¿Quién quiere casarse con mi hijo?', el líder oculto del 'prime time'
  1. Televisión
LA IMPORTANCIA DEL 'TARGET' COMERCIAL

'¿Quién quiere casarse con mi hijo?', el líder oculto del 'prime time'

En cuestión de audiencias no es oro todo lo que reluce. Aunque este miércoles 'El jefe infiltrado' fue líder del 'prime time' para los espectadores, no lo fue para La Sexta, la cadena en la que se emite

placeholder Foto: Luján Argüelles (Cuatro)
Luján Argüelles (Cuatro)

En cuestióndeaudienciasno es oro todo lo que reluce. Aunque este miércolesEl jefe infiltradofuelíder delprime timepara los espectadores, no lo fue para La Sexta, la cadena en la que se emite.

El programa de telerrealidad marcó el mismoshare(11,7%) que¿Quién quiere casarse con mi hijo?(Cuatro), pero el primero consiguió428.000 espectadores más (2.288.000 frente a1.860.000).Algo que celebrar, por su parte, abarcó más cuota que la competencia(13,2%), pero menos espectadores (2.194.000).

En este lío de cifrasel claro ganador seríaEl jefe infiltrado, ya que fue el que más espectadores cosechó. Pero nada más lejos de la realidad. A las cadenas estas cifras les importan muy poco: en lo que quieren serlíderes es entargetcomercial. Así,el claro vencedor delprime timedel miércoles fue Cuatro.

En el grupo de 13 a 34 años, uno de los más apreciados por los anunciantes,¿Quién quiere casarse con mi hijo?se impusoen su franja en 11,3 puntos a La Sexta (12,8%) y en 9,5a Antena 3 (14,6%), según los datos facilitados por la cadena.

Eldatingcreció este miércoles4,1 puntosrespecto a su audiencia media hasta alcanzar un destacado15,8% deshareen target comercial, el mejor de todo elprime timedel miércoles.Lideró prácticamente todos los estratos sociodemográficos con los jóvenes de 13 a24 años (24%) y los espectadores de 25 a 34 años (24,2%) como sus mejorespúblicos.

La importancia del target comercial

A los ejecutivos de televisión y publicidad no lesinteresa tantosaber cuántos espectadores han visto su emisión, sino más quiénes son.Los anunciantes persiguen diferentes segmentos de población según el producto que promocionen: amas de casa, personas de 25 a 54 años, personas de 4 a 64 años y personas mayores de 55 años.

Por tanto, si una marca se anuncia en un formato televisivo es porque quiere llegar a un determinado sector de público. Cuanta más alta sea esta cifra, más valor tendrá anunciarse en él, lo que podría aumentar el coste de los anuncios.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Televisión Publicidad ¿Quién quiere casarse con mi hijo? (QQCCMH) Cuatro
El redactor recomienda