Es noticia
Menú
El asteroide interceptado por la NASA es ahora un 'cometa' de 10.000 kilómetros
  1. Tecnología
  2. Novaceno
Como un cometa

El asteroide interceptado por la NASA es ahora un 'cometa' de 10.000 kilómetros

Nuevas imágenes del asteroide Dimorphos después del impacto de DART, la prueba para la defensa planetaria de la NASA

Foto: La nueva cola de 10.000 kilómetros del asteroide Dimorphos le hace parecer un cometa. (NSF NOIRlab)
La nueva cola de 10.000 kilómetros del asteroide Dimorphos le hace parecer un cometa. (NSF NOIRlab)

Dimorphos no era un cometa pero ahora lo es de facto. DART — la nave de la NASA diseñada para probar una posible estrategia de defensa planetaria contra objetos espaciales potencialmente letales para la humanidad — impactó a 6,1 kilómetros por segundo contra el asteroide, creando una gran nube de escombros y polvo que ahora sigue a este cuerpo celeste. La cola de cometa mide más de 10.000 kilómetros de longitud.

Foto: El Entropy Vest está diseñado para usarlo debajo de la ropa. (Petit Pli)

La impresionante vista ha sido capturada por los astrónomos Teddy Kareta y Matthew Knight usando SOAR (investigación astrofísica del sur en sus siglas en inglés), un telescopio de 4,1 metros situado en la cima del Cerro Tololo, Chile.

Qué revela esta imagen

Según NOIRLab — la organización de la Fundación Nacional de la Ciencia de EEUU dedicada a coordinar las observaciones de varios telescopios terrestres situados por todo el globo — la imagen muestra un penacho de polvo y escombros semejante en apariencia al de un cometa. Como en el caso de estos cuerpos celestes, la cola de materiales eyectados después de la explosión de DART está provocada por la presión de la radiación del sol: “La cola puede ver extendiéndose desde el centro hasta el borde derecho del campo de visión, que en SOAR es de aproximadamente 3,1 minutos de arco según el Goodman High Throughput Spectrograph. A la distancia de Didymos de la Tierra en el momento de la observación, eso equivaldría a al menos 10.000 kilómetros (6000 millas) del punto de impacto”.

Es una visión fantástica y el primer efecto observable de la misión, como dice el propio Kareta: “"Es increíble lo claramente que pudimos capturar la estructura y el alcance de las secuelas en los días posteriores al impacto". Su objetivo ahora es usar el mismo telescopio para monitorizar los escombros en los meses siguientes. Según NOIRLab, estas observaciones nos ayudarán a comprender mejor el efecto real del impacto, cuál es la composición de la cola de Dimorphos y cómo todo esto puede afectar el movimiento del asteroide de cara a refinar el plan de defensa planetaria de la NASA.

La colisión de DART fue la primera vez que la humanidad ha interceptado un asteroide para alterar su curso, después de casi un año de viaje y una perfecta jugada de billar interplanetario que comenzó el pasado 24 de noviembre de 2021 en la base de la Fuerza Aérea de EEUU en Vandenberg, California, cla fecha en la que DART salió disparada hacia una órbita heliocéntrica a bordo de un cohete Falcon 9 de SpaceX.

placeholder Tres instantáneas de la cola tomada por el Hubble. (NASA/ESA)
Tres instantáneas de la cola tomada por el Hubble. (NASA/ESA)

Además de la imagen del SOAR, los telescopios espaciales James Webb y Hubble han capturado la cola de este nuevo cometa desde otros ángulos, como se puede ver sobre estas líneas.

Un post-morten de cinco años

DART se estrelló contra Dimorfo con la fuerza de una explosión de tres toneladas de TNT, un efecto similar al que produciría un coche compacto de media tonelada estrellándose contra un estadio de fútbol a 24.000 kilómetros por hora. Su efecto real no se va a notar ahora mismo: las simulaciones muestran que Dimorphos probablemente comenzará con un ligero movimiento que se hará cada vez más violento por el desequilibrio de la rotación causado por el impacto en el vacío del espacio. Este movimiento hará que, en teoría, el asteroide se desvíe de su órbita actual alrededor de Didymos, su asteoride madre.

Aparte de las observaciones desde Tierra, el Hubble y el James Webb, para ver el efecto final de este impacto habrá que esperar por lo menos un lustro, cuando la nave de la Agencia Espacial Europea Hera se encuentre con estos dos asteroides. Según la ESA, “Hera realizará un estudio detallado posterior al impacto del asteroide objetivo, Dimorphos, la pequeña luna en órbita en un sistema de asteroides binarios conocido como Didymos”.

La ESA y la NASA esperan que los datos recogidos por Hera les den la información necesaria para desarrollar “una técnica de defensa planetaria bien entendida y repetible”. La nave europea realizará, dice la ESA, "mapas visuales, láser y radiociencia de alta resolución" de Dimorphos. Hera se lanzará en octubre de 2024 y llegará al asteroide binario en septiembre de 2026. Sólo entonces sabremos si estamos en el buen camino para evitar el destino de los dinosaurios si alguna vez llegar el día de enfrentarnos a un asteroide de categoría apocalíptica.

Dimorphos no era un cometa pero ahora lo es de facto. DART — la nave de la NASA diseñada para probar una posible estrategia de defensa planetaria contra objetos espaciales potencialmente letales para la humanidad — impactó a 6,1 kilómetros por segundo contra el asteroide, creando una gran nube de escombros y polvo que ahora sigue a este cuerpo celeste. La cola de cometa mide más de 10.000 kilómetros de longitud.

Espacio
El redactor recomienda