Es noticia
Menú
Cierran la última línea de tren de vapor del mundo
  1. Tecnología
  2. Novaceno
El fin de la revolución industrial

Cierran la última línea de tren de vapor del mundo

China acaba de cerrar la última línea comercial de tren a vapor del mundo, un servicio que transportaba carbón desde la mina Sandaoling, marcando el fin de la Revolución Industrial

Foto: Éste es el último tren de vapor de línea regular de la historia (Captura vídeo Oー銛)
Éste es el último tren de vapor de línea regular de la historia (Captura vídeo Oー銛)

La Revolución Industrial ha terminado. La primera, la de vapor, la que empezó a finales del siglo XVIII con la extraordinaria máquina del ingeniero inglés James Watt y continuó con la locomotora, inventada en 1802 por Richard Trevithick. El tren de vapor — una de las piezas fundamentales para el desarrollo de la civilización humanaacaba de morir en China, en las planicies de Sandaoling, al suroeste de Mongolia.

Esta línea comercial de vapor era el último lugar del mundo donde — como apunta el blog Railfan & Railroad — los fans de estos gigantes mecánicos alimentados con carbón podían ver un tren comercial a vapor en operación contínua, no como una rareza que se saca de vez en cuando para ir a comer fresas a Aranjuez. Quizás no podía ser de otra manera. Después de todo, China es hoy el páis con la red ferroviara de alta velocidad más grande, moderna y rápida del planeta (40.000 kilómetros cuando Europa, el segundo clasificado, no llega ni a 10.000).

Foto: Técnicos montando el pleader hipersónico AGM-183A en un bombardero estratégico B-52H (USAF)

Los últimos de China y el mundo

El tren de vapor de Sandaoling comenzó a operar en 1958 para llevar carbón de las minas distribuidas por esa zona. Recorría apenas diez kilómetros desde las diversas explotaciones hasta el centro de distribución desde el cuál otros trenes transportaban el mineral a centrales térmicas y metalúrgicas de todo el país.

La línea utilizaba una flota de unas nueve locomotoras 2-8-2 — ocho ruedas centrales conectadas al sistema locomotriz colocadas entre dos pares de ruedas de arrastre — de la clase JS, unas enormes máquinas de 2.270 caballos diseñadas y fabricadas en China para el transporte de mercancías pesadas, con una fuerza de tracción de unos 250 kilonewtons.

Ha sido la crónica de una muerte anunciada, que ya se anticipó cuando se hicieron públicos los planes de cierre de la línea en 2018. La organización que la opera llevaba ya tiempo deshaciéndose de estas locomotoras, que utilizaban como fuentes de repuestos para mantener vivas las que estaban operativas y en mejor estado. Al final, retiraron las tres últimas el pasado 25 de abril. Desde el siete de mayo, en aquellas vías sólo quedan varias grúas — también con motor de vapor según Railfan & Railroad — que están desmontando los raíles.

placeholder El último tren comercial operativo de la historia durante un trayecto nocturno en 2016
El último tren comercial operativo de la historia durante un trayecto nocturno en 2016

Afortunadamente, parece que las tres últimas locomotoras se mantendrán en estado operativo durante algo más de tiempo para realizar trabajos puntuales hasta que terminen sus días en un museo. Pero el hecho es que — según el escritor y fotógrafo experto en ferrocarriles Ben Kletzer — los días de las líneas de vapor regulares se han acabado. Las pocas locomotoras de vapor activas en el mundo sólo se sacan para el disfrute ocasional del público o — en el mejor de los casos — para realizar operaciones de mantenimiento de vez en cuando.

placeholder Uno de los trenes de Sandaoling
Uno de los trenes de Sandaoling

Clave para el desarrollo del mundo actual

Si alguna vez has visto una en acción — especialmente modelos de este tamaño — es difícil olvidar el impresionante tamaño y poder de estos gigantescos monstruos metálicos.

Durante los siglos XVI y XX, los trenes de vapor encabezaron un salto sin precedentes en la historia de la humanidad. En el curso de pocos años, las largas distancias que separaban ciudades y países se desvanecieron, con pasajeros y mercancías trasladándose en masa y de forma segura a lo largo de cientos de miles de kilómetros de distancia. Lo que antes eran viajes de varios meses de duración — en los que llegaba a su destino un grupo diferente que el que partió, con varias muertes y nacimientos por el camino — pasaron a ser cuestión de días. Y lo que era cuestión de días, sólo horas.

placeholder Un operador de la última línea de vapor el mundo
Un operador de la última línea de vapor el mundo

De hecho, países enteros se pudieron formar y articular gracias a las locomotoras de vapor, Sin un sistema de ferrocarriles extendido y sin el telégrafo, por ejemplo, sería muy difícil imaginar la formación de un país monolítico totalmente nuevo como Estados Unidos. Hubiera sido imposible mantener cohesionados sus territorios y crear una identidad nacional tan sólida sin la comunicación física del tren de vapor.

Está claro que estas máquinas ya no tienen cabida en el mundo moderno. La propia China, que ahora jubila estos tres últimos tres titanes, tiene ahora miles de trenes de alta velocidad cubriendo una red de 40.000 kilómetros de vías. Una red que completó 2.290 millones de viajes realizados en 2019 y 2.160 millones de viajes en 2020, con un total de 13.000 millones de viajes en 'tren bala' desde que comenzó a operar en 2003. Obviamente, esos números serian imposibles con máquinas de vapor, pero eso no quita que sea una pena verlas marchar, relegadas para siempre a ser bellas curiosidades de museo.

* Si no ves correctamente este formulario, haz click aquí

La Revolución Industrial ha terminado. La primera, la de vapor, la que empezó a finales del siglo XVIII con la extraordinaria máquina del ingeniero inglés James Watt y continuó con la locomotora, inventada en 1802 por Richard Trevithick. El tren de vapor — una de las piezas fundamentales para el desarrollo de la civilización humanaacaba de morir en China, en las planicies de Sandaoling, al suroeste de Mongolia.

Tren Tecnología Industria
El redactor recomienda