¿Destrucción de la Tierra en 2022? La NASA no ha dicho eso: es improbable (y es un asteroide menor)
  1. Tecnología
  2. Ciencia
un pequeño objeto de 13 metros

¿Destrucción de la Tierra en 2022? La NASA no ha dicho eso: es improbable (y es un asteroide menor)

Desde hace varios días se viene escuchando que el 6 de mayo de 2022 un asteroide impactará con la Tierra, por lo que esta podría destruirse. La NASA no ha dicho nada de esto

Foto: Órbita del asteroide 2019 JF1 (NASA)
Órbita del asteroide 2019 JF1 (NASA)

El fin del mundo, el apocalipsis, la destrucción de la Tierra... son términos que, aun relacionados con teorías esotéricas y poco científicas, ponen los pelos de punta a muchas personas. Si a estas palabras les acompaña el nombre de una institución científica de categoría como es la NASA, está la receta lista de un cóctel explosivo. Desde hace varios días se viene hablando de un asteroide que podría impactar contra la Tierra en 2022, destruyéndola por completo. Lo cierto es que nada de esto es cierto: sí, se trata de un asteroide que tiene controlado la Administración Nacional de Aeronáutica y Espacio de Estados Unidos, y sí, también está registrado por el sistema de supervisión de colisiones automatizado Sentry, también de la NASA, que evalúa potencial riesgo de objetos próximos a la Tierra en un margen de 100 años. También tiene fecha aproximada, sí, pero ni tiene previsto impactar contra nuestro planeta ni mucho menos va a destruirlo.

El asteroide en cuestión es el 2019 JF1, que está en el 'top 5' de riesgos de asteroides de la Agencia Espacial Europea (ESA, por sus siglas en inglés). En junio de 2020, al hilo del Día del Asteroide, Luca Conversi, del Centro de Coordinación de Objetos Cercanos a la Tierra de la Agencia Espacial, explicó que dado que este "pequeño asteroide" no había sido observado desde su descubrimiento —hace once años—, la incertidumbre acerca de su posición era muy alta. Sus estimaciones eran claras: se trata de un asteroide de unos 13 metros de diámetro (y no 130, como se ha dicho), y con una probabilidad entre 4.166 de impactar en la Tierra.

placeholder

Las estimaciones de la NASA no son las mismas en cuanto a probabilidad, sino que son 'mayores': una probabilidad entre 3.800, es decir, un 0,026% de probabilidad de impacto terrestre. Esto deja claro que hay un 99,974% de probabilides de que el asteroide no toque la tierra. No es imposible, pero sí es altísimamente improbable. Asimismo, con respecto a las dimensiones del asteroide, un objeto de 13 metros de diámetro no tiene potencial de destruir la Tierra, como se ha venido diciendo. Tal y como ha explicado Álex Riveiro, divulgador científico, en su propio perfil de Twitter, si el 2019 JF1 "entrase en la atmósfera, seguramente solo nos dejaría una bonita estrella fugaz". "Hace falta muchísima más enegía [que la de este asteroide] para destruir un planeta", apunta.

"¿Puede un asteroide, en el futuro, chocar con la Tierra y extinguir al ser humano? Claro que puede. Las buenas noticias son quelos asteroides que tienen el tamaño necesario para conseguirlo son pocos. No hay ningún impacto a la vista en los próximos 150-200 años", explica. No es descartable que ocurra, como ya tuvo lugar en el pasado: la extinción masiva de especies se debió a la colisión de un meteorito de diez kilómetros de diámetro sobre la tierra, concretamente en la península de Yucatán (México), tal y como recogen las muchas teorías que avalan el origen de la extinción de los dinosaurios.

El redactor recomienda