Un cohete espacial que se usó en 1966 ha tenido en vilo a la NASA
  1. Tecnología
  2. Ciencia
se acerca a la Tierra

Un cohete espacial que se usó en 1966 ha tenido en vilo a la NASA

Fue confundido con un asteroide, pero los astrónomos han descubierto que se trataba de un cohete que envió una nave espacial a la luna hace más de medio siglo

Foto: Simulación de la basura espacial en órbita alrededor de la Tierra
Simulación de la basura espacial en órbita alrededor de la Tierra

Antes de que el hombre pisara la luna por primera vez en 1969, la NASA lanzó varias aeronaves sin tripulación al espacio para tratar de alcanzar el satélite. La segunda de esas naves fue la misión Surveyor 2 y se lanzó al espacio en 1966. Sin embargo, no tuvo éxito ya que hubo problemas durante el viaje y el módulo de aterrizaje terminó estrellándose contra la luna.

El cohete espacial que se usó en aquella misión quedó vagando por el espacio. Es uno más de los miles de objetos que forman la conocida como basura espacial y que la NASA controla para prevenir cualquier posible acercamiento a la Tierra. Ahora, la agencia espacial norteamericana ha anunciado que ese cohete se está acercando de nuevo a nuestro planeta.

Foto: Recreación de un asteroide acercándose a la Tierra.  (Foto: Pixabay)

La NASA descubrió un objeto no identificado hace meses y, desde entonces, lo ha estado monitorizando. Gracias al telescopio Pan-STARRS1, ubicado en la isla de Hawaii, los astrónomos pudieron ver un objeto con una trayectoria curva, lo que podría avisar de su aproximación a la Tierra. Sin embargo, no era lo que parecía.

El 2020 SO

El Minor Planet Center de Cambridge, en el estado de Massachusetts, puso un nombre a este objeto como si se tratara de cualquier otro asteroide: 2020 SO. Sin embargo, los científicos de la NASA analizaron la órbita y se dieron cuenta de que no era un asteroide normal, ya que tenía una órbita muy similar a la de la Tierra.

Se trata de un cohete con más de medio siglo de antigüedad y que se ha aproximado a la Tierra varias veces, aunque sin peligro de colisión

Los astrónomos comenzaron a analizar en profundidad ese supuesto asteroide hasta que comprobaron que su trayectoria cambiaba por la acción de la radiación de sol, lo que podría indicar que no era un asteroide. Con la participación de científicos de todo el mundo se llegó a la conclusión de que ese objeto era parte de un cohete espacial que se usó para lanzar la nave Surveyor 2 en 1966.

Paul Chodas, director del Centro de Estudios de Objetos Cercanos a la Tierra (CNEOS), confirma a Debate que se trata de ese cohete espacial con más de medio siglo de antigüedad y que se ha aproximado a la Tierra varias veces, aunque nunca ha existido peligro de que provocara ningún daño a nuestro planeta. Termina así un episodio que ha mantenido en vilo a la NASA y que ha servido para ubicar uno de esos objetos que forman la basura espacial.

Basura espacial NASA Planeta Tierra
El redactor recomienda