Los primeros humanos de Atapuerca pudieron sobrevivir al frío hibernando
  1. Tecnología
  2. Ciencia
según un nuevo estudio

Los primeros humanos de Atapuerca pudieron sobrevivir al frío hibernando

El debate está servido desde la Sima de los Huesos de Atapuerca. Los restos óseos sugieren que los primeros humanos pudieron imitar a los osos de las cavernas e hibernar

placeholder Foto: Juan Luis Arsuaga, durante el descubrimiento de Atapuerca en 1992.
Juan Luis Arsuaga, durante el descubrimiento de Atapuerca en 1992.

Juan-Luis Arsuaga vuelve a sorprender con sus estudios sobre Atapuerca. El paleoantropólogo, junto a Antonis Bartsiokas, de la Universidad Demócrito de Tracia (Grecia), ha publicado un artículo en la revista 'L’Anthropologie' muy debatido. Según sus investigaciones, los fósiles encontrados de neandertales o de sus predecesores mostraban lesiones y daños, como si su crecimiento óseo se hubiera interrumpido durante varios meses cada año.

Según recoge 'The Guardian', estos homínidos que vivieron hace aproximadamente 400.000 años sufrían anualmente raquitismo renal, hiperparatiroidismo secundario y osteofistrofia renal asociada con la enfermedad renal crónica, trastorno mineral y óseo (CKD-MBD).

Foto: Fósiles encontrados en la campaña de excavaciones de Atapuerca. (Europa Press)

Los científicos creen que estos primeros seres humanos entraron en "estados metabólicos que les ayudaron a sobrevivir durante largos periodos de tiempo en condiciones gélidas, con suministros limitados de alimentos y suficientes reservas de grasa corporal". Hibernaron y esto provocaba interrupciones en el desarrollo óseo.

¿Podrían hibernar los hombres?

Para apoyar sus teorías, junto a los huesos humanos también se han encontrado restos de oso cavernario ('Ursus deningeri'), animales que aún siguen hibernando. Ellos pudieron imitar a los otros animales de la cueva.

placeholder Restos encontrados en la Sima de los Huesos de Atapuerca
Restos encontrados en la Sima de los Huesos de Atapuerca

Sin embargo, hay muchas opiniones en contra. ¿Por qué los inuits, los habitantes de las regiones árticas, nunca han hibernado? Arsuaga y Bartsiokas han asegurado que estas poblaciones tienen a su disposición pescado graso y grasa de reno, que les ayudan a pasar el invierno. Por el contrario, en Atapuerca, hace medio millón de años, los hombres no tenían esas reservas: “La árida Iberia no podría haber proporcionado suficiente comida rica en grasas para la gente de Sima durante el duro invierno, haciéndoles recurrir a la hibernación en las cuevas”.

Los investigadores han admitido que el descubrimeinto "puede sonar a ciencia ficción", pero, según señalan, muchos mamíferos, incluyendo primates como los lémures, pueden hibernar. "Esto sugiere que la base genética y la fisiología para tal hipometabolismo podrían preservarse en muchas especies de mamíferos, incluidos los humanos", han explicado.

Aún queda por estudiar

"Es un argumento muy interesante y sin duda estimulará el debate", ha afirmado el antropólogo forense Patrick Randolph-Quinney, de la Universidad de Northumbria en Newcastle. "Sin embargo, hay otras explicaciones para las variaciones que se ven en los huesos que se encuentran en Sima y estas tienen que ser abordadas completamente antes de que podamos llegar a conclusiones realistas. Eso no se ha hecho todavía, creo”.

Los osos en realidad no hibernan. Entran en un estado denominado "torpor"

Por su parte, Chris Stringer, del Museo de Historia Natural de Londres, ha apuntado que los grandes mamíferos como los osos en realidad no hibernan. Sus grandes cuerpos no pueden bajar su temperatura central lo suficiente. En realidad, entran en un sueño menos profundo conocido como “torpor”. Estas condiciones podían haber puesto en un apuro a los humanos de Atapuerca, ya que sus cerebros tenían una alta demanda de energía.

"Sin embargo, la idea es fascinante. Se podría examinar los genomas del pueblo de Sima, los neandertales y los denisovans (una subespecie del género 'Homo') en busca de signos de cambios genéticos relacionados con la fisiología del torpor", ha puntualizado Stringer.

Atapuerca Prehistoria Arqueología Descubrimientos
El redactor recomienda