Cuando la falta de comprensión de emociones puede aumentar el riesgo de suicidio
  1. Tecnología
  2. Ciencia
Nuevo estudio de la Universidad de La Rioja

Cuando la falta de comprensión de emociones puede aumentar el riesgo de suicidio

Los adolescentes que presentan dificultades en ciertas funciones neurocognitivas, como las relacionadas con el aprendizaje, la memoria o la comprensión de emociones) tienen mayor riesgo

Foto: Cuando la falta de comprensión de emociones puede aumentar el riesgo de suicidio
Cuando la falta de comprensión de emociones puede aumentar el riesgo de suicidio

Imagínese que ve el rostro de una mujer con el ceño fruncido, la boca apretada y la mirada fija. Ahora imagínese que esa misma mujer se muestra sonriente, con las cejas arqueadas y el rostro ladeado. Podría fácilmente identificar que se trata, en el primer caso, de una persona enfadada, mientras que en el segundo se habría convertido en alguien que se muestra contento. Sin embargo, este test de identificación de emociones, que parece una tarea sencilla a simple vista, podría convertirse en un factor de decisivo en el aislamiento de niños y adolescentes al no entender cómo socializar.

Esta prueba forma parte de la batería neuropsicológica que los investigadores del Grupo Prisma de la Universidad de La Rioja han usado para llevar a cabo un estudio sobre la relación entre las funciones cognitivas y la conducta suicida en el que han participado más de 1.500 adolescentes de diferentes centros escolares de esta comunidad autónoma.

El estudio, uno de los primeros a nivel mundial en relacionar estos aspectos en población adolescente y que se ha publicado en la revista científica 'Archives of Suicide Research', ha conseguido identificar marcadores que podrían ayudar a prevenir las conductas suicidas, que ya se han convertido en la segunda causa de muerte en nuestro país dentro de este grupo de edad.

Las funciones cognitivas son los procesos mentales que nos permiten percibir, recordar, aprender, resolver problemas, planificar, decidir y otras tareas imprescindibles para interaccionar con nuestro entorno. Conforman nuestra capacidad de pensar e incluyen desde la memoria o el razonamiento hasta el lenguaje y las habilidades sociales.

Los adolescentes con riesgo alto de suicidio mostraron unas puntuaciones menores en pruebas de funcionamiento ejecutivo

"Los adolescentes con riesgo alto de suicidio mostraron unas puntuaciones menores en pruebas de funcionamiento ejecutivo como la cognición compleja, la memoria episódica y la cognición social", explica el investigador Javier Ortuño Sierra, autor del artículo y profesor de la Universidad de La Rioja.

Los procesos cognitivos complejos nos permiten integrar la información que percibimos de nuestro entorno, mientras que la memoria episódica se relaciona con la capacidad de recordar acontecimientos y experiencias personales pasadas. Asimismo, la cognición social posibilita entender las emociones de los demás a través de las pistas que nos da su comportamiento social.

Foto: Una muerte cada dos horas y media, diez al día: los datos del suicidio en España

"Aquellos adolescentes con dificultades en funciones ejecutivas como las mencionadas pueden tener más riesgo de presentar conducta suicida. De manera inversa, los adolescentes con dificultades psicológicas, como en este caso el riesgo de suicidio, presentan más problemas neurocognitivos que potencialmente afectan a otras áreas como el ajuste y rendimiento escolar", apunta Ortuño.

Así, la investigación ha permitido identificar nuevos indicadores que alertan sobre el riesgo de suicidio desde la edad temprana. "La detección de estos marcadores puede permitir establecer intervenciones preventivas tempranas en una etapa de especial relevancia como es la adolescencia", añade el investigador, que ahora busca un abordaje multisensorial, poder estudiar la genética e incluso crear una evaluación ambulatoria para hacer seguimiento de los menores de manera continúa.

Antes el suicidio se llevaba como un tema tabú, pero no se puede mirar hacia otro lado. Hay que pasar a la prevención

"Antes el suicidio se llevaba como un tema tabú, pero no se puede mirar hacia otro lado. Hay que pasar a la prevención", considera Ortuño y añade que si se consigue identificar que estos marcadores están alterados en la infancia, se podrá trabajar desde mucho antes para así evitar que el sujeto siga desarrollando conductas suicidas.

Suicidio Habilidades sociales La Rioja
El redactor recomienda