MÁS ÓRGANOS PARA TRASPLANTES

Inventan una máquina que repara y mantiene vivos hígados humanos durante una semana

Con esta nueva tecnología, se logrará salvar muchas vidas de pacientes con enfermedades hepáticas graves o cáncer

Foto: Una operación de trasplante. Foto: EFE
Una operación de trasplante. Foto: EFE

Investigadores suizos han desarrollado una máquina que repara hígados humanos dañados y los mantiene vivos fuera del cuerpo hasta una semana, un avance que puede aumentar el número de órganos disponibles para trasplantes, salvando muchas vidas de pacientes con enfermedades hepáticas graves o cáncer.

Según demuestran en un artículo publicado en la revista científica 'Nature Biotechnology', investigadores de varios organismos suizos, como el Hospital Universitario de Zúrich, el Instituto Federal de Tecnología de Zúrich o la Universidad de Zúrich, han logrado crear una tecnología de perfusión capaz de mantener más tiempo fuera del cuerpo los hígados destinados al trasplante e, incluso, reparar los que estén dañados y que antes no se podían utilizar en otro ser humano.

"Con la novedosa tecnología de perfusión, hígados, e incluso hígados dañados, ahora se pueden mantener vivos fuera del cuerpo durante toda una semana", señalan los investigadores, que añaden que los órganos dañados, a través de esta máquina, pueden usarse para trasplantes como si de un órgano sano se tratara. Esto se realiza mediante la reparación de lesiones preexistentes, la limpieza de depósitos de grasa en el hígado o incluso regenerando hígados parciales.

De unas pocas horas a siete días

El estudio afirma que seis de cada diez hígados humanos de baja calidad, rechazados anteriormente para el trasplante, se recuperaron a su plena función tras una semana de perfusión en la máquina.

Órganos dañados, tras usar esta máquina, pueden utilizarse para trasplantes como si de un órgano sano se tratara

Hasta ahora, los hígados podían mantenerse de forma segura fuera del cuerpo durante unas pocas horas. Con esta nueva tecnología, se aumentará la cantidad de órganos disponibles para trasplantes y se podrá salvar a pacientes con enfermedades hepáticas graves o cáncer. Esto se logra a través de la perfusión completa, técnica que introduce lenta y continuamente sangre en el interior de los órganos e imita la mayoría de las funciones corporales que afectan a un hígado.

"El éxito de este sistema de perfusión único, desarrollado durante un período de cuatro años por un grupo de cirujanos, biólogos e ingenieros, allana el camino para muchas aplicaciones nuevas en trasplantes y medicamentos contra el cáncer y ayudan a los pacientes sin injertos de hígado disponibles", explica a Swiss Info Pierre-Alain Clavien, presidente del Departamento de Cirugía y Trasplante del Hospital Universitario de Zúrich.

Ciencia

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios