NACIDA EN LIBERTAD EN AGUAS CUBANAS

Muere la delfina más longeva del Zoo de Barcelona a causa de un virus

Anak, el ejemplar de delfín mular más longevo del Zoo de Barcelona, ha fallecido a la edad de 34 años por complicaciones derivadas de un virus

Foto: Un ejemplar de delfín mular (Zoo de Barcelona)
Un ejemplar de delfín mular (Zoo de Barcelona)
Autor
Tiempo de lectura2 min

Anak, la delfina más longeva del Zoo de Barcelona, ha fallecido a causa de una enfermedad de posible origen vírico, según ha informado el Ayuntamiento de la Ciudad Condal a través de una nota de prensa. El animal era el único de estos cetáceos residentes en el zoo de la capital catalana que había nacido en libertad, llegando a las instalaciones del zoo en 1990 procedente de aguas cubanas, zona en la que había sido capturada un año antes.

[Cazadores de especies: así se descubren 180 animales nuevos cada año]

Esta hembra de delfín mular, la especie que se exhibe con mayor frecuencia en parques acuáticos y delfinarios, dio a luz en octubre de 2012 a la primera cría de delfín que nacía en este zoo en seis años, un período de tiempo en el que el recinto para los delfines del Zoo de Barcelona no pudo acoger a ningún nuevo ejemplar nacido en cautividad.

En la actualidad, el equipo de cuidadores y el Servicio Veterinario del zoo han empezado a vigilar y a tratar a los delfines por la presencia de un virus en su hábitat. Según lo que ha manifestado el Consistorio, tres de de los especimenes están respondiendo correctamente al tratamiento, por lo que presentan una evolución favorable a pesar de manifestar algunos síntomas moderados de enfermedad.

La hembra del grupo, Anak, el ejemplar más longevo del zoo, no ha reaccionado de la misma manera a la medicación que los veterinarios están dando a los delfines. Anak presentaba un proceso con afectación digestiva que se fue agravando con el tiempo y complicó su estado de salud. Sus circunstancias eran especiales ya que se encontraba bajo terapia intensiva y en constante seguimiento para valorar sus parámetros hematológicos y bioquímicos, medidas en las que también intervinieron veterinarios especializados en cetáceos.

A pesar de que la matriarca del grupo de delfines daba muestras inicialmente de encontrarse estabilizada, finalmente ha muerto esta noche, tal y como ha informado el Ayuntamiento de Barcelona. A la espera de que una necropsia confirme la causa exacta del fallecimiento, el Consistorio ha recordado al ejemplar que más tiempo pasó en el delfinario del Zoo de Barcelona tras su llegada en 1990.

Anak tenía aproximadamente 34 años, una edad bastante avanzada para su especie, cuya mayor esperanza de vida suele rondar los 40 años. Durante su estancia en el zoo, tuvo cuatro hijos, dos machos y dos hembras. El más joven de ellos, Nuik, reside todavía en el delfinario y otros dos, Leia y Kuni, se encuentran ahora en el Oceanogràfic de Valencia. Anak iba ser trasladado, junto al resto de delfines del zoo, a una nueva instalación, por lo que estos cetáceos estaban en pleno período de adaptación.

Ciencia

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios