NO SE SABE CÓMO NI CUÁNDO OCURRIRÁ

¿Cómo será el fin del Universo? Las tres teorías científicas que lo explican

La comunidad científica tiene claro que, tarde o temprano, el Universo tal y como lo conocemos colapsará: no se sabe cuándo, pero sí las tres opciones más viables

Foto: ¿Cómo será el fin del Universo? Las tres teorías científicas que lo explican. (Pexels)
¿Cómo será el fin del Universo? Las tres teorías científicas que lo explican. (Pexels)

"La vida puede ser maravillosa", decía el famoso periodista Andrés Montes. Y es que la vida es el milagro más importante de nuestra existencia, pues una explosión y miles de concatenaciones casuales permitieron que nacieran el Sistema Solar, la Tierra y los seres vivos que la habitamos. Pero ¿podría acabarse el Universo alguna vez? La respuesta es sí, pero lo que no se sabe es ni cómo, ni cuándo, ni por qué... Aunque sí de qué manera se puede producir.

Los expertos no se ponen de acuerdo en cuáles podrían ser las razones por las que podría acabarse el universo, pero lo que sí parece claro es que existen tres grandes teorías para explicar el fin de la humanidad, todas ellas basadas en las fuerzas de atracción y de repulsión. Buena parte de los científicos se encasillan en una de ellas, que servirán para explicar a grandes rasgos la desaparición del Universo: un Big Freeze, un Big Crunch o un Big Rip. ¿En qué consisten cada una de ellas?

Big Freeze

El primer escenario se basa en un colapso generalizado en el Universo, en el que todas las estrellas terminarían por consumir su combustible nuclear, sin posibilidad de volver a rellenar sus niveles. ¿El motivo? La fuerza de repulsión sería más fuerte que la gravedad, terminando por separar los planetas entre sí, perdiendo su energía, siendo incapaces de generar nuevas estrellas y sumiéndose en un frío eterno provocando la muerte térmica del Universo.

Esta situación provocaría que buena parte de las estrellas pasaran a convertirse en enanas blancas, un remanente estelar que se provoca cuando 'muere' un astro y sobre el que los científicos aseguran que el 97% de las estrellas que conocemos pasarán a esta forma en algún momento de su vida, incluido el Sol. Otros cuerpos celestes de mayor tamaño se convertirían en agujeros negros, terminando por consumir toda la materia que encuentren a su paso.

Big Crunch

Se trata de otra de las opciones más respetadas, en lo que puede llegar a considerarse el caso contrario al Big Bang. También se formaría un Universo diferente al que conocemos, pero en esta ocasión, en lugar de ser consecuencia de una gran explosión, sería por una especie de retorno a los orígenes. Lo que los expertos postulan es que la atracción gravitatoria de las estrellas provocará que, en algún momento, todas vuelvan a unirse en un solo elemento.

Esta situación daría lugar a que todas las galaxias y las estrellas formaran un único cuerpo celeste para, poco después, convertirse en un punto minúsculo de materia. Los expertos que apoyan esta teoría consideran que el Universo es un ecosistema ordenado y que, igual que de un punto pequeño se expandió para formar un Universo infinito, en algún momento indefinido ese mismo Universo volverá a sus inicios y se convertirá en ese mismo conjunto de masa de escaso tamaño.

(Pexels)
(Pexels)

Big Rip

Por último, el tercer gran escenario que se plantean los científicos tiene que ver directamente con la materia oscura. Al tratarse de un elemento tan poco conocido, solo cabe especular sobre ella, pero en caso de que la presión ejercida tuviera unos determinados valores, la posibilidad de que el Universo deje de ser como es pasa a ser posible. ¿Cómo? Con el desgarramiento del sistema, en el que la gravedad perdería su función, provocando que las estrellas se separen.

El fin del Universo comenzaría con las galaxias separadas entre sí; después, los planetas dejarían de formar parte de las galaxias y perderían su cohesión gravitatoria; por último, las estrellas y planetas se convertirían en átomos separados, que terminarían por ser consumidos por la radiación. Así, en el Universo solo quedarían partículas subatómicas flotantes, separadas de por vida entre sí y sin posibilidad de volver a unirse nunca más.

Ciencia
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios