1000 KILÓMETROS EN LOS ÚLTIMOS 30 AÑOS

El Polo Norte magnético se traslada: así le puede afectar a tu GPS

Algunos científicos apuntan hacia la posibilidad de estar asistiendo a la inversión del campo magnético, algo que sucede de media tres veces cada millón de años

Foto: El Polo Norte geográfico y el magnético están sepados por cuatro grados (EFE/Andoni Canela)
El Polo Norte geográfico y el magnético están sepados por cuatro grados (EFE/Andoni Canela)

Desde el año 2015, la aguja que apunta hacia el polo norte magnético se está trasladando hacia Siberia y lo hace a un ritmo más que notable: casi 50 kilómetros cada año. Para la mayoría de los mortales eso no significa nada pero el Modelo Magnético Mundial es el que utilizan los GPS de los navegadores y los teléfonos móviles para orientarse.

Ahora, los científicos han actualizado la variación con carácter de urgencia, aunque el cambio sólo afecte a personas que transiten muy cerca del Ártico. Pero, ¿por qué se está produciendo este desplazamiento? Los científicos no lo saben y por eso están rastreando estos datos.

El campo magnético del planeta se genera a más de 3.000 kilómetros de profundidad, en el núcleo de la Tierra. Y los cambios que se produzcan pueden alterar tanto las líneas del campo magnético como a los polos donde convergen. Eso significaría que el norte magnético no estaría alineado con el norte geográfico, que es el punto final del eje de rotación de la Tierra, y está en movimiento constantemente.

Cambios con los años

Hace casi 200 años, en 1831, tuvo lugar la primera expedición para encontrar el norte magnético. Se ubicó entonces en el Ártico canadiense, pero un siglo después, en 1940, se había desplazado 400 kilómetros hacia el noroeste. Y desde 1990, esta referencia se ha movido aún más, casi 1000 kilómetros, hasta localizarse en medio del Océano Ártico: eso significa que está 4 grados al sur del norte geográfico… por ahora.

Los científicos están investigando la razón de estos movimientos (Reuters/Anna Filipova)
Los científicos están investigando la razón de estos movimientos (Reuters/Anna Filipova)

Por el contrario, en el polo magnético sur no se están produciendo estos movimientos. En los últimos 30 años está relativamente estable, localizado frente a las costas del este de la Antártida. Phil Livermore, geofísico de la Universidad de Leeds, está estudiando lo que sucede y tiene una explicación. Tal y como revela a Science Alert, la ubicación del Polo Norte estaría controlada por dos campos magnéticos situados debajo de Canadá y de Siberia. En 2017 se supo que el campo canadiense parece estar debilitándose, posiblemente debido a una descarga de hierro en el núcleo de la Tierra. Eso podría explicar los movimientos que explicabámos al principio del texto.

¿Inversión del campo magnético?

El Modelo Magnético Mundial se actualiza cada cinco años y la próxima revisión no tendrá lugar hasta 2020. Sin embargo, estas variaciones han llevado a los científicos norteamericanos a una actualización que quedó en suspenso temporalmente tras el cierre de la administración de Estados Unidos tras la ruptura de demócratas y republicanos por el muro de Donald Trump.

Ahora ya se ha podido actualizar el modelo y los investigadores apuntan hacia la posibilidad de estar asistiendo a la inversión del campo magnético, algo que sólo sucede de media tres veces cada millón de años y por el cual las posiciones del polo norte y del polo sur magnéticos se intercambian. Los científicos aseguran que esta situación no se ha dado en los últimos 780.000 años, pero los movimientos del polo norte podrían apuntar a esa posibilidad. Eso sí, esa inversión tarda unos mil años en completarse, por lo que no debemos preocuparnos.

Ciencia

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios