especialmente entre los hombres

Las muertes por cáncer caen un 27% en los últimos años. ¿Estamos ganando la guerra?

Lo mejor es que la esperanzadora cifra no esconde ningún truco mágico: se ha mejorado la detección, han crecido los hábitos saludables y ha descendido el consumo de tabaco

Foto: El escritor Amos Oz, una de las últimas y más célebres víctimas del cáncer. (Reuters)
El escritor Amos Oz, una de las últimas y más célebres víctimas del cáncer. (Reuters)

Desgraciadamente, el cáncer sigue dando funestos titulares cada día. En los últimos días, por ejemplo, se ha llevado al escritor israelí Amos Oz y ha afectado al presentador Michael Robinson. Sin embargo, este tipo de noticias pueden inducirnos a pensar que esta enfermedad (en cualquiera de sus múltiples variantes) está creciendo. La realidad, más allá de dolorosos casos famosos o cercanos, es bastante diferente.

El último informe anual de la American Cancer Society, que acaba de aparecer esta semana, es inequívoco: la mortalidad por cáncer en Estados Unidos lleva 25 años cayendo poco a poco y ahora mismo mueren el 27% menos de estadounidenses por esta causa que en 1990, año en que se produjo el cénit de este tipo de fallecimientos. En total, esta mejora supone que 2,6 millones de personas en el país han dejado de morir de cáncer en todos estos años.

Los datos coinciden también con la tendencia en España, que lleva a la baja desde el año 2000, cuando fallecían de cáncer en nuestro país 352 hombres y 154 mujeres por cada 100.000 habitantes. Trece años después, esta cifra se redujo hasta los 303 hombres y 140 mujeres, aunque, según señala un estudio reciente publicado en 'Gaceta Sanitaria', la crisis económica ralentizó la tendencia en algunos tumores como de pulmón, colon, mama y próstata.

En Estados Unidos se llegó a alcanzar un pico máximo de 215 muertes por cada 100.000 habitantes en 1991, pero desde entonces la tasa de mortalidad ha descendido a razón de un 1,5% por año, hasta las 156 del último año registrado, 2016.

La buena noticia es que esta tendencia, que no solo se da en EEUU y España sino en la mayor parte de países de Europa (según otro análisis, las muertes por cáncer en la UE han bajado entre 2012 y 2018, especialmente en hombres), no se basa en ningún descubrimiento clínico carísimo o ninguna fórmula terapéutica inasumible, sino en factores como una reducción en el consumo de tabaco, la promoción de unos hábitos de vida más saludables o los avances en detección temprana.

La bajada en las muertes por cáncer ha sido más significativa en hombres que en mujeres, que siguen siendo el único grupo donde algunos cánceres hacen más mella ahora que antes, particularmente los de páncreas y pulmón, por el aumento del tabaquismo femenino.

La bajada en las muertes por cáncer ha sido más significativa en hombres que en mujeres

Los autores del trabajo confían en que esta tendencia positiva se acentúe al introducir medidas que corrijan algunas desigualdades socioeconómicas que inciden mucho en la posibilidad de acabar desarrollando un tumor y, por desgracia, se siguen acentuando en muchas zonas de Estados Unidos. Por ejemplo, la mortalidad por cáncer cervical entre mujeres pobres es el doble que en los condados con más renta per cápita. En cuanto a los hombres, los estadounidenses más pobres tienen un 40% más de opciones de morir de un cáncer de hígado que los más pudientes.

"Estos condados pobres suponen una oportunidad de oro para los esfuerzos de control del cáncer, por ejemplo un mayor acceso a la atención médica básica e intervenciones para dejar de fumar, una vida saludable y programas de detección del cáncer", escriben los autores del informe. "Aplicar los conocimientos existentes sobre el control del cáncer haciendo énfasis en los grupos desfavorecidos indudablemente acelerará el progreso contra el cáncer".

Es más probable padecer un cáncer de pulmón en Extremadura que en Castilla y León. (BMC)
Es más probable padecer un cáncer de pulmón en Extremadura que en Castilla y León. (BMC)

En España sucede lo mismo, como demostraron en 2014 Gonzalo López y otros investigadores del Centro Nacional de Epidemiología al publicar un mapa de mortalidad por cáncer en nuestro país, donde demostraban que en las zonas con menor renta (como Andalucía occidental, Extremadura o Asturias), padecer un cáncer de pulmón era hasta un 50% más probable que en el resto de España.

Ciencia
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios