cobran entre 997 y 15.000 euros por no curarte

"Si tienes cáncer, lo mejor es no hacer nada": por qué es imposible callar a los curanderos

Organizaron un evento en Barcelona para sacar el dinero a la gente desesperada. Los médicos lo saben, la Administración lo sabe, pero nadie puede hacer nada contra ellos

Foto: El naturópata Txumari Alfaro, uno de los ponentes. (Alimentació i Salut)
El naturópata Txumari Alfaro, uno de los ponentes. (Alimentació i Salut)

El pasado sábado, en el hotel Barceló Sants de Barcelona, daba comienzo la celebración de 'Un mundo sin cáncer: lo que tu médico NO te está contando', una especie de 'freak show' donde varios personajes aseguraron, por ejemplo, que el cáncer se debe a conflictos emocionales, que las células cancerígenas tienen inteligencia social o que una mafia controla los departamentos de oncología para obligar a los médicos a aplicar quimioterapia aunque esta no demuestre beneficio alguno para el paciente.

Días antes del evento, las organizaciones médicas comenzaron a alertar del mismo, escandalizadas. El Colegio Oficial de Médicos de Barcelona informó al Departament de Salut de la Generalitat, que abrió un expediente informativo y envió a un inspector al citado hotel. Los organizadores del evento eran conscientes de esto.

Uno de los primeros en salir a la palestra fue Josep Pàmies, un agricultor empoderado de Balaguer (Lleida) con un largo historial de venta de humo a sus espaldas. "Se ve que dicen que nos tenemos que moderar porque está aquí la policía sanitaria", dijo al público nada más empezar su charla, "¡si os podéis identificar, mejor!".

Ni Pàmies ni ninguno de los otros conferenciantes tenía temor alguno a las consecuencias de lo que pudieran decir.

Pàmies solo ha pasado una vez por los tribunales y fue por cultivar marihuana, nunca por prometer curar el cáncer o la diabetes con plantas

Este naturópata, que asegura haber curado a un señor su diabetes con estevia además de ofrecer remedios naturales contra el cáncer o el ébola, solo ha pasado una vez por los tribunales y no fue por prometer curaciones imposibles sino por cultivar marihuana terapéutica. Resultó absuelto en junio de 2017.

¿Por qué es tan difícil callar a un charlatán?

"De momento, aún no estamos en condiciones de hacer valoración alguna al respecto", explican desde el Departament de Salut a Teknautas, "ya que tanto la investigación como el estudio de los datos que se han recogido siguen su curso".

Ahora, la Dirección General de Ordenación Profesional y Regulación Sanitaria valorará qué medidas habrá que tomar "en el caso de que su contenido o las informaciones que se deriven pudieran generar confusión o engaño sobre la enfermedad oncológica o su tratamiento".

Bueno, ¿qué tal entonces esta barrabasada de Txumari Alfaro a tres madres que le preguntaron qué hacer con el cáncer de mama que padecen sus hijas? "Ahora la terapia consiste en no hacer nada, solamente tomando conciencia del cáncer de pecho que tienes en la mama izquierda, este mejorará".

O esto de Pàmies: "En la mayoría de los casos, lo que hace que un cáncer sea incurable es creerse la sentencia final del médico".

Desde el Colegio de Médicos explican que solo en el caso de que tuvieran a uno de sus colegiados entre los ponentes podrían hacer algo. De hecho, ya inhabilitaron a un médico en junio de 2017 por aplicar 'agua de luz' para el tratamiento de un melanoma y metástasis ósea en fase terminal. El paciente acabó falleciendo. Además de esta inhabilitación de un año y medio, el COMB abrió expediente a otros cinco doctores por emplear terapias alternativas.

En resumen, si los que promueven estas terapias no son médicos colegiados, el artículo 20 de la Constitución española los ampara. Por supuesto, en el evento de Barcelona aparecieron varios doctores, pero sus credenciales son cuanto menos dudosas.

Credenciales dudosas

Unas 500 personas asistieron al evento del Barceló Sants. La entrada era gratuita porque el dinero está en otra parte, en los cursos y tratamientos que ofrecen los conferenciantes. La organizadora de este congreso es la doctora Cocó March, una profesional que tras su nombre y cargo escribe siempre NMD (siglas de 'naturopathic medical doctor'), pese a que sus estudios se restringen a una pyme de Alicante (Escuela de Ciencias Biológicas de la Salud, registrada como asociación) y a unos estudios de grado en nutrición en la Universidad de Minnessota que en ningún caso cualifican a alguien para llevar el título de doctor.

El libro de la doctora Cocó March, donde parece que pone MD ('medical doctor') pero no, es ND ('naturopathic doctor').
El libro de la doctora Cocó March, donde parece que pone MD ('medical doctor') pero no, es ND ('naturopathic doctor').

Otros ponentes fueron el cirujano conductual argentino Gastón Cornu-Labat, el médico holístico mexicano Antonio Jiménez (volveremos a ellos más tarde) o la consultora zen Suzanne Powell, que ofrece cursos en España y en cuyo blog podemos encontrar la advertencia: "De acuerdo a la legislación vigente, el contenido del presente blog no sustituirá la apropiada asistencia médica, legal, financiera o psicológica. Así pues aceptas que el contenido del mismo estará sujeto a tu propia interpretación y uso".

Esta es una de las claves que permiten a todos ellos ejercer en el lado oscuro de la medicina. "Saben muy bien el lenguaje que hay que utilizar", explica Esther Díez, de la Asociación Española Contra el Cáncer. "Cuando a uno le detectan un cáncer metastásico, se agarra a un clavo ardiendo, y estos clavos ardiendo son este tipo de charlatanes que prometen una curación y que en algunos casos incluso les dicen que abandonen el tratamiento".

Ver a alguien caer y no poder hacer nada

En la AECC disponen de un teléfono, InfoCáncer, para asesorar a aquellas personas afectadas por la enfermedad. "Recibimos llamadas constantemente de familiares de un paciente de cáncer advirtiéndonos de que ha empezado a acercarse a las pseudoterapias", explica Díez, "desgraciadamente, salvo que sea el propio interesado el que nos llame, no podemos hacer nada".

Es importante recordar que, ante cualquier enfermedad, un paciente es soberano para decidir si quiere o no recibir tratamiento. Nadie le puede obligar. En ese vacío es donde florecen especímenes como Cocó March, Josep Pàmies o Txumari Alfaro. "Hay tumores con mal pronóstico, esto provoca desesperación y es fácil aprovecharse de esa desesperación", explican desde la asociación, donde no le ven salida fácil a este problema. "Mejorar la información pasa por decirle claramente al paciente cuáles son sus probabilidades cuando le diagnostican un tumor".

¿Quién paga toda esta fiesta?

El fin último de todo esto es, como habrán supuesto desde la primera línea, económico. Según revela la Red Iberoamericana de Estudios de las Sectas, durante todas estas sesiones se repartieron 'flyers' que ofrecían los servicios de la 'doctora' March. En concreto, 12 sesiones 'online' y el acceso a un grupo secreto de Facebook por el módico precio de 997 euros. Y aprovechen la oferta, ¡que antes costaba 1.600!

March, que, repetimos, no tiene estudios en oncología, se rodea para el congreso de personalidades naturópatas locales como Alfaro, Pàmies o el presentador del evento, Miguel Celades Rex, también partidario de teorías como la Tierra hueca o la orinoterapia.

El instituto Hope4Cancer, del que proceden los expertos del evento de Barcelona. (RationalWiki)
El instituto Hope4Cancer, del que proceden los expertos del evento de Barcelona. (RationalWiki)

La última pata del banco es introducir entre los ponentes a algún que otro médico que ofrezca algo de respetabilidad al evento. Aquí entran en juego Antonio Jiménez y Gastón Cornu-Labat. Ambos proceden de un instituto bautizado como Hope4Cancer (Esperanza para el cáncer) y, aunque se anuncian como estadounidenses, en su página web confiesan que solo se les permite ofrecer sus servicios en el estado mexicano de Baja California.

Hope4Cancer fue fundada por el propio Jiménez en 2000. El currículo de este Dr. Tony (como presume que le llaman sus pacientes) está más cerca de la terapia con ozono que de la oncología. Como apunte, en los primeros años de su empresa, presumía de haber sido adiestrado por el premio Nobel Basil Wainwright. Hasta la fecha, nadie con ese nombre ha ganado el Nobel. El tratamiento de Hope4Cancer está valorado en unos 15.000 dólares a la semana.

Tras 18 años esquilmando a los mexicanos y estadounidenses con cáncer, Hope4Cancer ha llegado a España y no hay mucho que podamos hacer contra ello, salvo advertirles.

Una última cosa. El congreso de Barcelona se promocionaba con la siguiente cita: "En el año 1.900, la tasa de mortalidad de cáncer en España era de un 0,030% del total de la población. Sin embargo, se estima que este año una de cada tres personas contraerá cáncer durante su vida y que la gran mayoría de estas morirán víctimas de esta dolencia".

Lo que quieren decir es que hay algo en la vida moderna que nos está causando cáncer, y ellos pueden evitarlo. Veamos qué ocurre realmente.

Probabilidad de desarrollar un cáncer en España durante el periodo 2003-2007 (SEOM)
Probabilidad de desarrollar un cáncer en España durante el periodo 2003-2007 (SEOM)

Como en otros países occidentales, en el nuestro las posibilidades de contraer cáncer comienzan a aumentar a partir de los 40 años. ¿Cuál era la esperanza de vida en España en el año 1900? Para los hombres 34 años y para las mujeres 36, según datos del Instituto Nacional de Estadística.

No hay ni que recurrir a la medicina para desmentirlo.

Ciencia

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
24 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios