Animales: Tener una suricata (y estos otros animales) en España es legal, por raro que parezca. Noticias de Ciencia
La locura de los animales exóticos

Tener una suricata (y estos otros animales) en España es legal, por raro que parezca

La denuncia de una joven que vio una suricata en una tienda hizo saltar la polémica, pero lo que no sabía es que, como otros animales exóticos, su venta es totalmente legal

Foto:

"Me muero de la pena. En una tienda de Granada por la zona de Alminares tienen a una suricata en venta y en exposición. Un animal que debería vivir en comunidad con los de su especie. La foto habla por sí sola. ¿Esto es legal?". Con ese comentario, Laura Rueda, una joven granadina, denunciaba a través de Twitter la situación de una suricata que había visto en una tienda de su ciudad. Una publicación que acompañó de una foto del animal y que pronto empezó a viralizarse generalizando una pregunta: ¿es legal tener este ejemplar en España?.

Con miles de comentarios y 'retuits' que apoyaban su denuncia, la publicación pronto llegó incluso a famosos activistas como Frank Cuesta (Frank de la Jungla) e incluso hubo usuarios que le pidieron que fuera a rescatarla. Pero lo que ella no sabía, ni muchos de los que lo comentaron tampoco, es que su venta es totalmente legal en España, por raro que pueda parecer. Es un animal salvaje, eso es cierto, pero al no estar en el Catálogo Español de Especies Exóticas Invasoras del MAPAMA, ni ser una especie en peligro de extinción, su comercialización y su tenencia como mascota es totalmente legal. Es más, tenerlo está de moda, a pesar de que su precio ronda entre los 400 y los 1200 euros en una tienda.

La de Laura no es la primera denuncia que aparece en los medios por la proliferación de este mamífero africano, que todos recordamos por el personaje de Timón de El Rey León, como animal de compañía. Ya en 2016 en Reino Unido hubo un repunte muy importante en la compra de estos mamíferos que, como contaban varios expertos en un reportaje publicado en el periódico Daily Mail, había generado muchos problemas porque los compradores no sabían exactamente como cuidar a estos familiares de las mangostas naturales de la sabana.

El recuerdo de la película de Disney, su aspecto afable, y divertido, y su pequeño tamaño los convierten en una mascota muy llamativa y especial. Además, su cría es rápida y no demasiado cara por lo que para las tiendas suele ser un animal rentable. El problema está en que, como pasa con otros animales exóticos, al ser ejemplares que provienen de lugares y climas muy diferentes lo que parecía una mascota genial se puede acabar convirtiendo en un problemón.

Un grupo de suricatas (Foto: EFE)
Un grupo de suricatas (Foto: EFE)

“Son animales sociales, por lo que se relacionan muy bien en grupo, pero claro, salvo excepciones deben estar siempre acompañados de algún otro ejemplar de su especie, no suele bastar con el acompañamiento del ser humano”, comenta a Teknautas Andrés Montesinos, veterinario del Centro Veterinario Los Sauces. “Además, son muy activos y comen muchísimo. Necesitan unos cuidados concretos que no todo el mundo puede ofrecer”, argumenta.

Montesinos, especialista en especies exóticas, no ve demasiado problema en que sea legal su tenencia, lo que sí pide es que se eduque y se informe mejor a los ciudadanos para evitar el maltrato de este tipo de animales que muchas veces son frutos de algún capricho. “Es un fenómeno que va creciendo desde hace unos 10 años. Pero a pesar de lo fácil que es ahora informarse la gente sigue comprándolos sin saber ni cómo se cuidan". Aunque también recuerda que hay casos, "algo excepcionales", de familias que consiguen dar una buena vida al animal.

Otras especies permitidas

El de las suricatas es otra de las polémicas creada por la porosa legislación que aún existe en España en lo referente al control de los animales que se pueden tener en propiedad. Según las leyes españolas, es legal tener todo tipo de ejemplares siempre que no estén en el Catálogo de Especies Exóticas Invasoras del MAPAMA (una lista bastante reducida), o estén protegidas.

Así, es legal tener algunas de las variedades de grandes felinos o incluso serpientes venenosas, a pesar de que estén fuera de su hábitat y sean animales salvajes. Es muy conocido, por ejemplo, el caso de los cerdos vietnamitas, pero también puedes tener geckos (un pequeño tipo de lagarto), peces payaso, canguros arborícolas, o iguanas sin demasiados problemas. Especies provenientes de otros entornos muy diferentes que se acaban convirtiendo en mascotas por alguna moda sin saber lo difícil que es controlarlos.

El mapache, una de las especies invasoras prohibidas en la legislación actual (Foto: EFE)
El mapache, una de las especies invasoras prohibidas en la legislación actual (Foto: EFE)

"Aún hay muchos agujeros inexplicables en la ley. Por ejemplo, hay muchísimas diferencias entre comunidades. Por ejemplo, en algunas es legal tener serpientes venenosas y en otras está prohibido, con lo incongruente que pueda parecer eso", comenta Andrés Montesinos.

Para acabar con estas diferencias, varias asociaciones y ONGs como la AAP piden desde hace años la creación de una ‘Lista Positiva’ que en vez de aglutinar los animales que están prohibidos tenga el enfoque contrario y establezca los que están permitidos. Con ella, se podría acabar con muchas de estas polémicas teniendo mucho más claro que se puede tener y que no en casa.

Ciencia

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios