son las más prestigiosas y difíciles de conseguir

La ciencia catalana da otra lección a España: casi toda la pasta para investigar, a Barcelona

Las universidades y centros de investigación catalanes logran financiación europea para ocho proyectos. Además de estas, Madrid logra tres becas, Navarra una y Canarias otra

Foto: Investigador en azúcares refinados el pasado 21 de noviembre (Khalid al-Mousily / Reuters)
Investigador en azúcares refinados el pasado 21 de noviembre (Khalid al-Mousily / Reuters)

La brecha política entre la Generalitat y la Moncloa es mucho menos amplia que la que existe actualmente entre la ciencia catalana y la del resto del país.

El fallo de las becas ERC (European Research Council o Consejo Europeo de Investigación) conocido ayer supone un nuevo espaldarazo a las políticas desarrolladas en los últimos años desde Barcelona.

Las becas Consolidator del ERC están destinadas a investigadores de entre siete y 12 años de carrera que buscan financiación para sus proyectos. Son unas de las distinciones más difíciles de conseguir y por tanto, de las más deseadas por los científicos que pueden aspirar a ellas: este año, Europa repartirá 630 millones de euros a 329 investigadores de todo el continente.

La clave principal de estas becas es la independencia que otorga a los investigadores para hacer ciencia a su aire, con mucho espacio: "Dándoles libertad, las becas ERC están permitiendo que haya grandes descubrimientos científicos", ha dicho el comisario europeo de innovación, el portugués Carlos Moedas.

En esta última edición, España ha logrado 13 de estos reconocimientos, muy por debajo de los 24 que logró en 2016 o los 18 de 2015. Entre los proyectos ganadores encontramos, por ejemplo, una herramienta de la Universidad Rey Juan Carlos para mejorar las tecnologías táctiles que ha logrado una financiación de 1,97 millones de euros u otro proyecto de la Pompeu Fabra que gozará de 1,16 millones para analizar por qué decidimos creer en unas cosas y no en otras.

Sin embargo, y pese al bajón, Cataluña sigue aportando proporcionalmente la mayor parte de las ayudas para investigación que las instituciones españolas obtienen de Europa.

Pese a estar negociando su salida de la UE, el Reino Unido ha adelantado en 2017 al resto de países obteniendo 60 becas ERC de investigación

En comparación, otros países han obtenido un número de becas sustancialmente mayor: Alemania se ha llevado 56, Francia 38 y Holanda 25. Capítulo aparte merece el Reino Unido, que pese a estar concretando las negociaciones de salida de la Unión Europea ha adelantado al resto de países con 60 becas del ERC para sus investigadores.

Obviamente, el jurado de estas becas ERC determina cuántos reconocimientos obtiene cada país, pero parte del gran paso atrás de España en esta última convocatoria tiene que ver mucho con la ausencia del CSIC. El año pasado y en 2015, el principal organismo de producción científica logró cuatro de estas becas, pero este año no ha obtenido ninguna.

El gran paso atrás de España en la convocatoria de este año tiene que ver con la ausencia del CSIC

El consejo se encuentra actualmente en plena renovación de su cúpula, con la química Rosa Menéndez como primera mujer al frente desde hace unos pocos días. Uno de sus principales retos será elevar la contribución de esta institución, que alberga a más de 11.000 científicos, en recabar de Europa más fondos para investigación.

Ciencia

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
13 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios