entrevista con el nuevo director de la eso

Xavier Barcons, un español al mando de los telescopios más poderosos del mundo

Experto en agujeros negros gigantes, es desde el 1 de septiembre el Director General del Observatorio Europeo Austral, la organización astronómica más importante de Europa

Foto: Barcons, poco antes de convertirse en director general de la ESO en Garching, Alemania.
Barcons, poco antes de convertirse en director general de la ESO en Garching, Alemania.

Desde el pasado 1 de septiembre y durante los próximos cinco años, Xavier Barcons, uno de los astrónomos más reputados del país, es el director general del Observatorio Europeo Austral, principal organización de Europa dedicada a la observación del espacio y responsable de tres de los principales observatorios astronómicos del mundo: La Silla, Paranal y Llano de Chajnantor, todos ubicados en el desierto chileno de Atacama.

Durante su mandato al frente de la ESO, Barcons tendrá que lograr que la hoja de ruta para el próximo gran aparato, el Telescopio Europeo Extremadamente Grande previsto para 2024, no se desvíe ni un milímetro de su curso. El científico catalán, especializado en el estudio de agujeros negros gigantes, ha tenido que dejar temporalmente su casa en el Instituto de Física de Cantabria para mudarse a su nuevo despacho en Garching, a las afueras de Múnich. Desde este lugar atiende a Teknautas en una de sus primeras entrevistas como director general.

Su antecesor, Tim de Zeeuw, se dedicaba a la estructura de las galaxias y usted a estudiar agujeros negros, ¿esto tiene alguna influencia en la gestión de una organización como la ESO? ¿O es una tarea más administrativa donde el trasfondo académico no tiene tanta importancia?

No tiene tanta importancia en ese aspecto, porque la estrategia de la organización no es algo que dependa de la persona que sea director general, es algo que se trabaja colectivamente con las delegaciones de nuestros estados miembros, se discute en foros científicos y no es, digamos, algo que una sola persona pueda decidir. Mi área científica son los agujeros negros gigantes y las galaxias activas, son temas en los que tengo un interés científico directo, pero eso a la hora de la verdad da lo mismo. En mi rol de DG intento estar al día sobre todos los temas en los que ayudamos a la comunidad investigadora a hacer avances científicos en todos los campos de la astronomía: estrellas, exoplanetas...

¿Pero entonces el cargo es meramente institucional o le permitirá implicarse un poco como científico en los diferentes proyectos?

A ver, aquí trabajo hay de sobra, esto es una organización con 700 empleados, con unos observatorios maravillosos en Chile que mantener al día... tenemos un esquema organizativo que lo contempla absolutamente todo, de RRHH a finanzas o programas tecnológicos. Pero nuestro objetivo final tiene que ser posibilitar avances científicos, es una cosa que no hay que perder de vista. Si eso significa que yo tengo que sacrificar una gran parte de mi actividad investigadora para conseguir que el resto de los investigadores a los que servimos puedan hacer progresos, bienvenido sea. Aún así yo tengo esperanzas de poder mantener, muy parcialmente, el contacto con la investigación y seguir algunos de los proyectos científicos en los que vengo participando hasta ahora o en otros que puedan surgir.

The ESO Council appointed Xavier Barcons as the next Director General of ESO at its meeting in Garching on 7–8 December 2016. He takes up his position on 1 September 2017, when Tim de Zeeuw, the current Director General, completes his mandate. Xavier Barcons is Spanish and has had a distinguished career both in the academic world and also as an expert in science policy. He is also well known at ESO after his active and successful term as Council President between 2012 and 2014, a period that included the approval of the E-ELT Programme and the start of Phase 1 of the telescope’s construction.
The ESO Council appointed Xavier Barcons as the next Director General of ESO at its meeting in Garching on 7–8 December 2016. He takes up his position on 1 September 2017, when Tim de Zeeuw, the current Director General, completes his mandate. Xavier Barcons is Spanish and has had a distinguished career both in the academic world and also as an expert in science policy. He is also well known at ESO after his active and successful term as Council President between 2012 and 2014, a period that included the approval of the E-ELT Programme and the start of Phase 1 of the telescope’s construction.

¿El principal reto de su etapa será completar el Telescopio Europeo Extremadamente Grande?

Esto es un reto del organismo, nada personal del director. Tiene una importancia a nivel mundial de primerísimo nivel, estamos construyendo el mayor telescopio óptico infrarrojo del mundo, con unos objetivos científicos y una capacidad de hacer progresos en un montón de áreas de la astronomía que son grandiosos en comparación con el estado en el que nos encontramos ahora mismo. Va a ser un paso adelante de dimensiones muy importantes y nuestro objetivo como organismo es que esto suceda y a la vez, nosotros tenemos ahora mismo los observatorios astronómicos más potentes que hay en tierra y que están produciendo una cantidad impresionante de resultados científicos. Eso lo tenemos que mantener, no podemos cerrar nuestras máquinas de producir observaciones para dedicarnos a construir un nuevo telescopio, tenemos que hacer las dos cosas.

Además de mantener la producción científica.

Es una cosa importante, ya que con los datos que producen nuestros observatorios en la actualidad se están publicando cerca de mil artículos científicos al año, es una barbaridad y nuestro compromiso es mantenerlo. Eso significa no sólo abrir los telescopios todas las noches sino mantener los equipamientos y la instrumentación a nivel competitivo.

Xavier Barcons days before becoming ESO's Director General on 1 September 2017.
Xavier Barcons days before becoming ESO's Director General on 1 September 2017.

Los telescopios son, en cierta medida, la munición de los teóricos y los astrofísicos que investigan con, por ejemplo, las ondas gravitacionales detectadas hace un par de años en el experimento LIGO. ¿Cómo pueden ustedes, de aquí en adelante, seguir ayudando a la comprensión y detección de este tipo de fenómenos?

En este tema, que está en una fase de descubrimiento muy inicial, el objetivo de la astronomía mundial es que en un futuro las OG sean una herramienta más para entender el universo. Todavía no estamos a ese nivel pero es el objetivo común. En el caso de la ESO tenemos un papel muy importante que jugar en ese terreno y lo estamos jugando ya. Uno de nuestros telescopios en La Silla, que tiene un tamaño relativamente modesto, lleva años trabajando en ponerlo a punto para que sea un telescopio enfocado a seguir fenómenos transitorios en el cielo: no sólo ondas gravitatorias sino, por ejemplo, explosiones de supernovas. Todo tipo de fenómenos transitorios de los que cada vez conocemos más, pues tenemos más herramientas para ello, pero es muy importante identificarlos y entenderlos.

¿Y en cuánto a agujeros negros, que es su área, qué lista de deseos tiene para los próximos años?

En la ESO tenemos una batería impresionante de instrumentos, que yo he estado utilizando durante años para mi investigación, que nos permiten mirar a los agujeros negros desde muchas perspectivas. Ahora mismo tenemos una campaña de observación del entorno del agujero negro gigante que hay en el centro de nuestra galaxia que es única en el mundo. Tenemos un equipo en Paranal, llamado VLTI (Very Large Telescope Interferometer) que está equipado con un instrumento llamado Gravity con el que estamos siguiendo el movimiento de una estrella que está muy cerquita de ese agujero negro y es un tema absolutamente fascinante, del mayor interés científico y que está en plena ebullición. Me siento como pez en el agua porque aquí todos los días veo algo nuevo y muy interesante en el campo que como investigador más me interesa personalmente.

Por último, me gustaría preguntarle por un asunto que suele interesar bastante a los lectores: la detección de vida extraterrestre. ¿Cómo exactamente se logra, con un telescopio, saber que la atmósfera de un exoplaneta a millones de kilómetros contiene moléculas orgánicas que podrían eventualmente ser señales de vida? ¿Hay planes para mejorar este tipo de detecciones?

Es algo que se lleva haciendo desde hace años, es la detección con telescopios de líneas espectrales de moléculas complejas. Para ponerlo en términos simples, cada átomo o moléculas tiene unas huellas únicas que deja cuando uno hace una observación astronómica de una bolsa grande de esas moléculas. Es lo mismo que hacemos en el laboratorio cuando usamos espectrómetros y decimos 'este compuesto de aquí tiene benceno', ¿por qué? Porque cada molécula deja su firma cuando uno la somete a espectroscopía, que no es otra cosa que coger la luz que uno recibe de un compuesto, ya sea en el laboratorio o en el espacio, y la descompone en colores o longitudes de onda. Cada molécula deja su traza, y durante años hemos estado descubriendo del cosmos trazas de moléculas que no conocemos en la Tierra, o sea que en paralelo a la observación astronómica hay un esfuerzo muy importante en laboratorios terrestres de sintetizar moléculas y analizar su espectro para saber qué estamos viendo en realidad en el cielo.

Durante años hemos estado descubriendo en el cosmos trazas de moléculas que no conocemos en la Tierra

Esto ahora con el radiotelescopio ALMA, que opera en la banda milimétrica y submilimétrica, ha eclosionado por la sensibilidad y la resolución espectral de la que disponemos, y estamos viendo moléculas prebióticas (que no son vida pero sí ingredientes fundamentales para formar moléculas más complejas con vida). Este tipo de moléculas no las estamos viendo en planetas sino en el medio interestelar con el que se acaban formando estrellas y planetas. Esto ya nos está diciendo algo, pero nos queda todavía muy lejos detectar trazas inequívocas de actividad biológica en planetas lejos del Sistema Solar. Pero lo acabaremos consiguiendo, lo tenemos en el punto de mira.

Ciencia

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios