eclipses lunares y solares

¿Cuántos eclipses se pueden ver cada año?

Los eclipses lunares son menos frecuentes que los solares. Sin embargo, estos son más difíciles de ver, mientras que los de luna se pueden ver desde cualquier punto del planeta

Foto: La luna se ve anaranjada cuando ocurre un eclipse lunar (REUTERS)
La luna se ve anaranjada cuando ocurre un eclipse lunar (REUTERS)

A principios de agosto toda España pudo disfrutar de uno de los fenómenos astronómicos más esperados del verano: un eclipse lunar. Se produce cada vez que la Tierra impide que la luz del sol llegue hasta la luna haciendo que ésta se vea de un color más oscuro de lo habitual y este año hemos podido disfrutar de dos de ellos. A pesar de que los eclipses lunares son menos frecuentes que los eclipses solares, los de luna se pueden ver casi desde cualquier punto del planeta. Al contrario, los eclipses solares se pueden ver desde un mismo punto una vez cada 375 años, y tan sólo durante unos minutos. Este lunes, 21 de agosto, se podrá ver uno de ellos, un eclipse solar total que podrá disfrutarse desde una extensa franja de Estados Unidos, aunque también será visible en España.

Dado que la luna orbita la Tierra, cabría pensar que todos los meses se podría interponer y, por tanto, provocar un eclipse. No obstante, la trayectoria de la Tierra tiene cierta inclinación en comparación con la órbita de la Tierra alrededor del sol, por eso este fenómeno no ocurre tan a menudo. Según indica la NASA, desde cualquier punto de la tierra se pueden llegar a ver hasta tres eclipses lunares cada año, aunque hay veces que los 365 días pasan y durante ninguno de ellos se dan las circunstancias para que tenga lugar un eclipse lunar.

Los totales son más fácilmente observables, ya que la Luna adquiere un carácter rojizo apreciable

Los eclipses de Luna pueden ser totales, también denominado en umbra, o parciales, en penumbra. Los totales son más fácilmente observables desde la Tierra, ya que la Luna adquiere un carácter rojizo apreciable, mientras que los penumbrales son difíciles de apreciar debido a que la Luna no sufre ningún cambio más que un leve descenso de su luminosidad.

El color que adopta la luna durante esta fase responde a que la atmósfera terrestre absorbe los demás colores mientras se dobla parte de luz solar hacia la luna, tal y como ocurre con los atardeceres. El eclipse lunar de este lunes fue la antesala de un gran y 'raro' eclipse solar que tendrá lugar a finales de mes, más concretamente el 21 de agosto, y que Estados Unidos podrá ver a lo largo de una franja de más de 110 kilómetros de ancho que atraviesa el país de oeste a este. Al contrario de lo que ocurre con los eclipses solares, los lunares pueden verse directamente sin que estos supongan daños a la vista.

Eclipses en 2018

Este año aún podremos ver un eclipse total de Sol, el próximo 21 de agosto, si bien desde España sólo podremos observar cólo el astro rey se tapa parcialmente por un semicírculo lunar durante varios minutos. Cuanto más al este estemos situados más difícil será verlo, pero en el oeste y centro de la península se podrá disfrutar sin problema: los mejor parados serán los canarios, que verán cómo la luna tapa más de la mitad del sol en pleno día. Y si estás en Estados Unidos y América Central, estás de suerte: será allí donde se vea con más claridad. El planeta no será escenario de otro eclipse solar total hasta febrero de 2019, sin embargo el año que viene también se darán varios eclipses solares parciales y dos lunares.

  • 31 de enero: eclipse lunar total
  • 15 de febrero: eclipse solar parcial, visible principalmente desde la Antártida y el sur de Sudamérica
  • 13 de julio: eclipse soliar parcial, visible principalmente desde Australia
  • 27 de julio: eclipse lunar total
  • 11 de agosto: eclipse solar parcial, visible principalmente desde el norte de Europa y el noreste de Asia
Ciencia

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios