CRISPR, la gran promesa para curar el cáncer, causa mutaciones no deseadas
  1. Tecnología
  2. Ciencia
según un ensayo publicado en 'nature methods'

CRISPR, la gran promesa para curar el cáncer, causa mutaciones no deseadas

La tecnología había corregido con éxito un gen causante de la ceguera, pero dos de los animales habían sufrido más de 1.500 mutaciones y más de 100 inserciones y deleciones

placeholder Foto: La enzima CRISPR, en verde y rojo, se une a una hebra doble de ADN, en púrpura y rojo, para así cortar la parte deseada.
La enzima CRISPR, en verde y rojo, se une a una hebra doble de ADN, en púrpura y rojo, para así cortar la parte deseada.

La técnica de edición genética CRISPR es una de las grandes promesas de la biomedicina de este siglo por su potencial para curar enfermedades como el cáncer. Tanto, que aparece en todas las quinielas del Nobel y China ya ha probado el sistema con seres humanos. Un estudio publicado este lunes en la revista 'Nature Methods' pide cautela y asegura que esta tecnología también puede introducir cientos de mutaciones involuntarias en el genoma del organismo.

Foto: Francis Mójica. (Roberto Ruiz)

"Es fundamental que la comunidad científica considere los peligros potenciales de todas las mutaciones fuera del objetivo causadas por CRISPR, incluyendo mutaciones de un único nucleótido y mutaciones en regiones no codificantes del genoma", asegura el investigador de la Universidad de Columbia y coautor del estudio, Stephen Tsang.

La tecnología de edición CRISPR-Cas9, por su velocidad y precisión sin precedentes, abrió una nueva puerta a todos aquellos científicos que intentan entender el papel que tienen los genes en el desarrollo de enfermedades. La técnica también promete la creación de terapias genéticas más poderosas que puedan eliminar y reparar genes dañados.

La tecnología había corregido con éxito un gen causante de la ceguera, pero dos de los animales habían sufrido más de 1.500 mutaciones

El primer ensayo clínico con seres humanos está teniendo lugar ahora mismo en China, y EEUU comenzará el suyo el año que viene. Pero aunque la precisión de CRISPR es extraordinaria, en ocasiones puede 'golpear' otras partes del genoma. Muchos de los estudios que buscan estas mutaciones no deseadas utilizan algoritmos para identificar aquellas áreas que, con mayor probabilidad, se verán afectadas.

"Estos algoritmos predictivos hacen un buen trabajo cuando CRISPR se emplea en células o tejidos en una placa de cultivo, pero la secuenciación del genoma completo no se ha utilizado para mirar todos los efectos accidentales en animales vivos", asegura el investigador de la Universidad de Iowa y coautor del estudio, Alexander Bassuk.

En el estudio publicado este lunes, los investigadores secuenciaron el genoma completo de ratones que habían sido editados con CRISPR en anteriores trabajos del mismo equipo y buscaron todo tipo de mutaciones. Incluidas aquellas que solo alteran un nucleótido. Los resultados mostraron que la tecnología había corregido con éxito un gen causante de la ceguera, pero dos de los animales habían sufrido más de 1.500 mutaciones y más de 100 inserciones y deleciones. Ninguno de estos cambios habían sido predichos por los algoritmos.

"Los investigadores que no hacen una secuenciación completa para encontrar efectos como estos pueden estar perdiendo mutaciones importantes. El cambio de un único nucleótido puede tener un impacto enorme", asegura Tsang. Bassuk explica que los investigadores no encontraron ningún problema en sus animales, pero pide cautela en una terapia que todavía no se comprende del todo.

Genética
El redactor recomienda