Es noticia
Menú
Giro radical de Netflix para frenar la sangría de suscriptores: planes baratos con publicidad
  1. Tecnología
LA CAÍDA SERÁ AÚN MAYOR ESTE AÑO

Giro radical de Netflix para frenar la sangría de suscriptores: planes baratos con publicidad

La compañía señala como causas la competencia, las cuentas compartidas o la suspensión de su actividad en Rusia, pero la caída solo acaba de empezar

Foto: Sede de Netflix en Los Ángeles, California. (EFE/Christian Monterrosa)
Sede de Netflix en Los Ángeles, California. (EFE/Christian Monterrosa)

Netflix ha perdido suscriptores por primera vez en su historia, y lo peor es que la empresa ha reconocido que la caída acaba de empezar. Solo en el primer trimestre se ha dejado 200.000 abonados en el camino y sus previsiones son que en el siguiente se deje dos millones más. La empresa ya tiene una idea para frenar la sangría y supone un giro radical a su estrategia: ofrecer una suscripción barata, pero con anuncios.

La compañía achaca lo sucedido a un cúmulo de circunstancias como la competencia, las cuentas compartidas o la suspensión de su actividad en Rusia. Si bien la guerra de Ucrania está detrás de esta bajada —supuso cancelar 700.000 cuentas rusas— lo cierto es que el desplome era nada más que una cuestión de tiempo. La propia plataforma ha reconocido que el crecimiento de los ingresos "se ha desacelerado considerablemente", motivo por el que estudian fórmulas para monetizar aquellos hogares que usan Netflix mediante cuentas compartidas y que la compañía estima en unos 100 millones de usuarios adicionales potenciales.

Foto: Foto: M. Mcloughlin.

En este sentido, el consejero delegado de Netflix, Reed Hastings, ha admitido durante una conferencia con analistas que la compañía estudia el lanzamiento de un plan de menor coste en el que se incluiría el visionado de publicidad. "No es una solución a corto plazo porque, una vez que se comienza a ofrecer un plan de menor precio con anuncios como opción, algunos consumidores lo toman. Y tenemos una gran base instalada que probablemente esté muy contenta donde está", ha indicado el ejecutivo, subrayando que, en términos de potencial de ganancias, el mercado publicitario 'online' ha avanzado.

"Probablemente, no estemos tan avanzados, pero creo que está bastante claro que el modelo está funcionando para Hulu. Disney lo está haciendo. HBO lo hizo. No pienso que tengamos muchas dudas de que funciona", añadió Hastings, que siempre se había opuesto a una solución de este tipo. Sea como fuere, los usuarios que prefieran disfrutar del servicio sin anuncios podrán seguir haciéndolo, mientras que, si se prefiere pagar un precio más bajo a cambio del visionado de anuncios, también será posible.

placeholder Foto: Reuters.
Foto: Reuters.

Cabe recordar que Netflix ha incrementado progresivamente sus tarifas en los últimos años. El pasado enero, subió precios en todo Estados Unidos y Canadá, un cambio que muchos esperan que llegue a España pronto. Aquí, el plan básico de Netflix tiene un coste de ocho euros al mes, pero no permite las cuentas simultáneas y la calidad de visionado es reducida. Si se quieren mejorar estos aspectos, la factura se dispara a los 13 o 18 euros, según el caso.

Estos precios hacen que a muchos les pueda merecer más la pena dar el salto a plataformas como HBO Max, Disney + —que por nueve euros ofrecen todo su potencial— o Prime Video, que cuesta menos de la mitad. Una pérdida de competitividad que se está dando en un momento en el que la inflación está haciendo que todo el mundo mire mucho más dónde gasta cada euro.

Netflix ha perdido suscriptores por primera vez en su historia, y lo peor es que la empresa ha reconocido que la caída acaba de empezar. Solo en el primer trimestre se ha dejado 200.000 abonados en el camino y sus previsiones son que en el siguiente se deje dos millones más. La empresa ya tiene una idea para frenar la sangría y supone un giro radical a su estrategia: ofrecer una suscripción barata, pero con anuncios.

Streaming
El redactor recomienda