Facebook lanza 10.000 puestos de trabajo en la UE para crear el metaverso. ¿Qué es esto?
  1. Tecnología
Si eres ingeniero, esto te interesa

Facebook lanza 10.000 puestos de trabajo en la UE para crear el metaverso. ¿Qué es esto?

Zuckerberg está decidido a explotar este nuevo negocio, por encima incluso de otros como Epic, Microsoft o Nvidia. Y cree que en España puede encontrar grandes aliados

Foto: Zuckerberg pasándolo en grande con sus Oculus quest 2. (Facebook)
Zuckerberg pasándolo en grande con sus Oculus quest 2. (Facebook)

Facebook mete una marcha más en su idea de liderar el llamado metaverso. En su pelea con muchas otras tecnológicas, y aunque siempre han dejado claro que desde su punto de vista el nuevo mundo virtual no tendrá un solo dueño, la compañía californiana acaba de anunciar la contratación de hasta 10.000 personas en toda Europa con la idea de liderar esta iniciativa. Una apuesta decidida que busca convertir a la red social en el número uno también de este nuevo entorno 'online' en el que, según sus impulsores, prácticamente llevaremos una segunda vida cada vez más cerca de la real.

La apuesta de Facebook por este nuevo mundo que sube con este órdago laboral publicado por la propia compañía ha vuelto a poner de moda este concepto. Desde este último verano y tras el aislamiento generado por la pandemia, muchos grandes nombres se han lanzado a apoyar por este mundo similar al que hemos visto en ficciones como 'Ready Player One' o 'Futurama', en el que cada persona tendrá un avatar virtual que se moverá por un internet sin barreras y con una simbiosis casi total con tu yo real. Facebook no ha especificado el tipo de perfiles que buscará en Europa para construir la estructura de este nuevo ecosistema, pero sí habla de las bondades del continente en lo que a universidades y conocimiento se refiere, y menciona el concepto de ingenieros de primer nivel que quieren que se sumen a este futuro. Pero ¿de qué va realmente todo esto? Para tu tranquilidad, suena muy rimbombante, pero de momento es algo mucho más sencillo.

Foto: Ilustración: Irene de Pablo (@trementine)

Se puede decir que el metaverso no es más que el próximo nivel en nuestra relación con internet. Primero éramos capaces de enviar textos, luego fotos, un poco después fotos y textos en directo. Lo siguiente fueron los vídeos. Verlos gratis durante horas. Enviarlos en unos pocos segundos. Llegó el momento de comprar por internet. El sumun fueron las videollamadas. Ahora, el siguiente paso ya no es vernos tras la pantalla, es vernos en persona con avatares hiperrealistas, en cuya 'piel' nos pondremos a través de gafas de realidad virtual, utilizando otro tipo de complementos, como trajes y guantes hápticos para que la sensación sea completamente inmersiva.

Nombres como Nvidia o Epic llevan años vendiendo esta solución como el futuro de la red, pero el añadido de Facebook ha supuesto un terremoto virtual. No es que haya movido ficha para tantear el terreno, es que ha puesto gran parte de su maquinaria para ponerse al frente de esta revolución. En el próximo lustro, Zuckerberg pretende que se le conozca como "una metacompañía". Esas ansias responden a una lógica brutal. Aunque su prestigio se haya visto mermado desde hace varios años hasta ahora, sigue siendo la reina de las redes sociales y el principal lugar de encuentro en internet. Si hablamos de una nueva vía de socializar gracias a la tecnología, una nueva vía de interactuar en internet, es mandatorio que estén allí. Si no lo hacen, podrían quedar relegados, empezar a ser un lugar pasado de moda y mucho menos concurrido y, con ello, también se caería su imperio publicitario.

placeholder Zuckerberg teniendo una reunión de trabajo en su metaverso.
Zuckerberg teniendo una reunión de trabajo en su metaverso.

En el anuncio hablan de talento, de Europa, de universidades, pero también hacen mucho hincapié en algo clave: el mercado. Esta euforia en torno a crear un mundo virtual no estaría ahí si no fuese por el sueño millonario. La idea es que genere millones y millones de dólares en transacciones y ahorre otros tantos a las empresas del mundo de carne y hueso. Y para entenderlo solo hace falta irse, 18 años atrás, a ‘Second Life’, el que probablemente sea el mejor ejemplo para explicar al común de los mortales lo que es eso que ahora llaman metaverso. Linden Labs, una empresa montada en plena burbuja de las puntocoms, lanzó este simulador en 2003. De acceso gratuito, los usuarios interactúan a través de avatares personalizados que se crean en el momento del registro. Se les permitía establecer relación con el resto de la comunidad, participar en actividades individuales o colectivas.

Ahora, Facebook tendrá que devanarse los sesos para evitar que su apuesta acabe como la de Linden Labs y, por otro lado, genere los millones prometidos incluso siendo algo que no es de su propiedad. Es verdad que la situación actual es muy diferente a aquel internet de principios de siglo, pero no está nada claro cómo acabará con los principales problemas de este sistema como la interoperabilidad. Ahora contará con 10.000 empleados más para conseguirlo, pero, si hay que apostar por un entorno descentralizado, ¿por qué Facebook intenta liderarlo todo?

Tecnología
El redactor recomienda